Publicidad
Lun Dic 11 2017
23ºC
Actualizado 04:49 pm
Lunes 17 de Agosto de 2015 - 12:01 AM

El crítico estado de nuestros ecosistemas terrestres

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL

Preocupa la severa afectación y daño de los ecosistemas terrestres de Santander, Boyacá, La Guajira, Cundinamarca y la región Caribe. En Santander, sobresale el daño sufrido por el bosque seco de las laderas del río Chicamocha, uno de los ecosistemas más deteriorados del país.  

Los ecosistemas terrestres están conformados por bosques secos y humedales. Unos y otros son extensos terrenos subestimados por el hombre porque no son productivos a nivel de explotación agrícola, ni pecuaria, como ocurre con el bosque seco de las empinadas laderas del río Chicamocha, corriente de agua que atraviesa al departamento de Santander. En el caso de los humedales, muchos de ellos han sido secados para urbanizar tierras, ampliar nuestras ciudades y centros poblados y otros, para cultivar productos agrícolas.

Los bosques secos, con su paisaje semidesértico, son claves para el equilibrio climático y tienen significativa importancia ecológica pues acumulan carbono, ayudando a mitigar el cambio climático y, además, disminuyen el riesgo de desastres por deslizamientos de tierra y movimientos de masa.

Desafortunadamente, por acción del hombre, que extiende día a día la frontera agrícola y minera volviendo tierras de labor bosques secos y humedales y por la urbanización de estos, hechos que alteran el medio ambiente, de los 82 ecosistemas terrestres que tenemos, 20 están en estado crítico, 17 en peligro, 14 son vulnerables y su fauna, flora y suelos han sido lesionados significativamente. Preocupa la severa afectación y daño de los ecosistemas terrestres de Santander, Bo-yacá, La Guajira, Cundinamarca y la región Caribe.

En Santander, sobresale el daño sufrido por el bosque seco de las laderas del río Chicamocha, uno de los ecosistemas más deteriorados del país.

El Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, el Ministerio de Ambiente, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, la Universidad Javeriana y Conservación Internacional, hicieron un exhaustivo estudio de ellos llamado “Lista roja de ecosistemas de Colombia”, documento que prende las alarmas y será la brújula para formular políticas públicas prioritarias en materia de su conservación.

El deterioro de los ecosistemas lesiona y reduce la biodiversidad, hecho que preocupa a nivel internacional por la conciencia que hay actualmente de la necesidad de proteger el medio ambiente y mitigar el cambio climático.

El Estado colombiano tiene la imperiosa necesidad de tomar certeras medidas de protección de los humedales y los bosques secos, en especial los más afectados del país que son la ribera del río Chicamocha en Santander, los del norte de La Guajira y la región del río Patía en el sur de Colombia.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad