Publicidad
Vie Nov 17 2017
25ºC
Actualizado 05:10 pm
Martes 23 de Febrero de 2016 - 12:01 AM

Otro primer lugar vergonzoso

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL

El estudio presentado la semana pasada por la Universidad Externado es contundente. Este es el país más contaminado con mercurio en el continente entero.

La noticia, que lamentablemente sitúa a Colombia una vez más como uno de los mayores depredadores de la naturaleza en el mundo, no sorprende en demasía. Y no sorprende, porque basta con tener en cuenta lo que sucede a diario con el medio ambiente, para esperar que informaciones como esta se generen cada vez con más frecuencia.

¿Las causas principales? Dos. La permisividad de Estado que en no pocas ocasiones llega incluso al patrocinio de la devastación masiva, unida a la actitud de buena parte de la sociedad que no piensa más allá de sus propios intereses y comodidades.

Es que aquí, para comenzar, y como también lo afirma la investigación men-cionada, “la biodiversidad es percibida por las autoridades mineras como un ‘obstáculo para el desarrollo’”, tesis que queda en evidencia con los permisos y autorizaciones para proyectos mineros mortales para el medio ambiente, así como el poco por no decir nulo control a la extracción ilegal, que no solo contamina aún más, sino que engorda las finanzas de los grupos ilegales que luego ponen en jaque a la sociedad misma.

Pero esta última tampoco es inocente. Y es que tampoco se puede ocultar a los miles de ciudadanos a quienes no solo no les importa contaminar con sus comportamientos cotidianos, sino que en innumerables oportunidades llegan a destruir por la simple diversión de hacerlo.

En Colombia las empresas continúan arrasando con los ríos (el Bogotá y el de Oro para no ir más lejos, están entre los más contaminados del planeta), ante los ojos indiferentes de las autoridades ambientales. Al tiempo, proyectos como el reciclaje de basuras se han convertido en auténticos fracasos y episodios ignominiosos como los asesinatos de los osos de anteojos son a la vez comunes.

Es por ese listado de razones que noticias como la del mercurio indignan y preocupan aún más, pero no sorprenden.

Los colombianos del presente aún se precian de vivir en el territorio con más biodiversidad del planeta. Sin embargo, al ritmo que van le entregarán a sus descendientes un país arrasado y será entonces la historia la que los condene.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad