Publicidad
Lun Mar 27 2017
20ºC
Actualizado 09:33 pm
Lunes 20 de Marzo de 2017 - 12:01 AM

El drama de los hijos de las trabajadoras sexuales

Hace una semana, este medio publicó en la sección Séptimo Día, una radiografía del abandono en la atención en el que se encuentran muchos de los hijos de las trabajadoras sexuales de Bucaramanga.

Luchando contra viento y marea, una líder, extrabajadora sexual, Fátima Bacca, trata día a día de que estos niños reciban atención adecuada en un jardín infantil, al que puede llevarlos gracias a la generosidad de sus dueños, y luchando contra la desidia administrativa y la indiferencia ciudadana, tratando de arrebatar el destino de estos niños de la miseria, el abandono y la violencia a la que parecieran estar condenados desde el día mismo en que nacieron.

Hace un par de años, una de estas niñas, Paola, de dos años, ingresó al Hospital Universitario de Santander, con múltiples signos de violencia física y sexual. Paola murió y en su cuerpo estaban las marcas de una corta vida llena de maltrato y abandono.

Lea también: Hijos de mujeres que ejercen la prostitución en Bucaramanga necesitan una casa

Esto ocurre por cuanto estos niños muchas veces viven en la misma pieza donde sus madres ejercen la prostitución, o en inquilinatos a merced de cualquiera.

Además, la gran mayoría de mujeres prostitutas tienen problemas de drogas y alcoholismo, lo que hace que sus hijos sean aún más vulnerables a todo tipo de maltrato.

¿Dónde está el Instituto de Bienestar Familiar velando por la protección de es-tos menores?

Mientras tanto en Bucaramanga, se supone que existe una casa para albergar a estos niños, pero que según denuncias está en manos de una fundación que atienden niños en condiciones distintas a los fines para los cuales fue donada.

Es urgente que la Secretaria de Desarrollo de Bucaramanga implemente de inmediato el programa Casa Búho, para que estos niños tengan un lugar donde protegerse, y donde se les brinde el amor y el cuidado que requieren.

Estos niños requieren de manera urgente que Bucaramanga voltee sus ojos hacia ellos y los salve de una infancia de abandono, que sin duda los llevará a una adultez de daño emocional y físico, que los hará carnada de la delincuencia y las drogas.

No permitamos como ciudadanos el abandono de estos menores y exijamos tanto al Icbf como a la Alcaldía de Bucaramanga que su atención sea prioritaria y su protección un objetivo primordial de la actual administración.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad