Publicidad
Lun Sep 25 2017
25ºC
Actualizado 03:32 pm
Lunes 21 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Colombia y sus contradicciones en materia de TLC

En 1990, el entonces Presidente César Gaviria anunció que Colombia había adoptado un nuevo modelo económico para insertar al país dentro de la política de apertura económica. Ello representó un vuelco inmenso pues nuestro aparato productivo era proteccionista. De entonces a hoy han transcurrido 27 años, hemos suscrito TLC con más de 50 países y en tal lapso muchas cosas han cambiado en materia del Derecho Internacional de Inversión Extranjera.

En 27 años, el sendero que ha transitado el país ha sido difícil pues debió adecuar nuestras instituciones, cambiar la forma de pensar de nuestros productores, reformar buena parte de la legislación, conciliar intereses encontrados, etc. Pero los cambios no solo han ocurrido en Colombia sino también en el Derecho Internacional de Inversión Extranjera.

En los años 90 del siglo XX en un TLC primaba la más amplia protección de los derechos de los inversionistas extranjeros, se ataban las manos del Estado que recibía la inversión extranjera, se era generoso en muchas materias como zonas francas, etc.

Hoy, el panorama en los TLC es distinto. No se otorgan derechos ilimitados a los inversionistas extranjeros, se buscan estándares de trato justo y equitativo entre los Estados firmantes, se protege el derecho de los Estados que reciben la inversión a legislar en temas de interés público interno, de política pública, de derecho del medio ambiente, se busca atraer no a todo tipo de inversionista extranjero sino a aquellos que permanecen aquí en el tiempo.

Por ello, el Ministerio de Comercio está estructurando un nuevo modelo de Acuerdo para la Promoción y la Protección de la Inversión Extrajera (APPRI), el que será la carta de presentación de Colombia en las negociaciones de tratados comerciales con otros países para garantizar un balance entre los derechos de los inversionistas extranjeros y la protección del poder de regulación de nuestro Estado en temas como los ya mencionados.

Pero si ello muestra una cara de la nueva política colombiana en materia de TLC, otra, bien distinta ha sido la actitud asumida al suscribir hace poco un TLC con Francia en el que se otorgan al país galo generosas protecciones que ya no son de recibo en el Derecho Internacional de la Inversión Extranjera. Así, la contradicción que ello entraña afecta significativamente nuestros intereses.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad