Publicidad
Mié Dic 13 2017
22ºC
Actualizado 10:51 am
Sábado 02 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

De la dosis mínima a la de aprovisionamiento

ARCHIVO/VANGUARDIALIBERAL

Proferir sentencias en procesos judiciales significaacometer una tarea de inmensa repercusión social. Suele ocurrir que quienes ofician de jueces, como consecuencia del diario trajín y de la asfixiante demanda de las exigentes estadísticas del trabajo realizado, piensan más en el número de fallos proferidos que en la trascendencia de cada uno de ellos.

La Corte Suprema de Justicia, a través de su Sala de Casación Penal, profirió hace algún tiempo una sentencia en un proceso en el que se debatía si la cantidad de marihuana encontrada a un adicto a tal yerba sobrepasaba o no la dosis personal;en el fallo tal Corporación Judicial trajo al medio colombiano un nuevo concepto sobre qué cantidad le es permitida portar a alguien y desde entonces ya no se habla de la dosis mínima sino de la dosis de aprovisionamiento que puede llevar consigo una persona sin incurrir en delito. ¿Y cuál es la dosis de aprovisionamiento? Según la Corte, es aquella que “…se ubica en la que él necesita…” (Sic. Sentencia comentada).

Desde cuando fue proferida tal jurisprudencia, los operativos policivos contra el microtráfico se han visto afectados ya que el concepto de dosis de aprovisionamiento es subjetivo, es el que cada cual estime que es el que necesita para su satisfacción y ello ha impedido que en numerosas oportunidades se pueda judicializar a quien se le incautan estupefacientes.

Así, se ha afectado la lucha de las fuerzas de seguridad, de las autoridades judiciales y de Policía, se ha vuelto más difícil combatir el microtráfico, delito que es uno de los que más daño causa entre los niños, los adolescentes, la juventud y la comunidad en general, mientras cada día es más floreciente y fructífera para las redes de ese negocio ilícito su actividad, pues encontraron un eficaz escudo protector en la comentada sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

Así, quienes venden al menudeo sustancias alucinógenas en los parques, cerca a los colegios y a los sitios de diversión, en chazas, a domicilio, etc., han resultado beneficiados con tal sentencia. Eso es muy grave para la seguridad ciudadana y para el bienestar de las familias. La subjetiva permisividad que ha traído consigo dicha sentencia debe ser precisada por la Ley pues está causando gran daño a la sociedad.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad