Martes 26 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Una institucionalidad que no estaba preparada

Que deba recurrirse a acciones de tutela y que ahora dependa de la decisión de los jueces la implementación de los acuerdos de paz de La Habana muestran la profunda improvisación que ha acompañado este proceso

Una profunda controversia jurídica se ha suscitado en el país entre el Gobierno y el Senado, por cuenta de la promulgación del acto legislativo que crea 16 curules especiales en la Cámara de Representantes, en el marco de la ejecución de los acuerdos de paz con las Farc. Estas curules están destinadas a personas que habiten territorios que mayoritariamente fueron víctimas de la guerrilla y entrarán en vigencia en 2018.

La conciliación de este acto legislativo fue votada el 30 de noviembre en plenaria del Senado y obtuvo 50 votos. Mientras la mesa directiva del Senado afirmó que la iniciativa no obtuvo la mayoría requerida, por cuanto el Senado está conformado por 102 senadores, el ministro del Interior, Rodrigo Rivera, afirmó que esta mayoría debía calcularse no sobre la totalidad del Senado, sino sobre los 99 senadores que se contabilizan hoy tras la detención de Musa Besaile y Bernardo Elías, por el escándalo de Odebrecht, y de Martín Morales, por parapolítica.

Como resultado, mientras la mesa directiva del Senado afirmó que el proyecto se hundió, pues requería 51 votos y solo obtuvo 50, el Gobierno celebró su aprobación y pidió al Senado enviar el texto firmado para su promulgación.

Ante esta situación, el Gobierno acudió al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que a través del trámite de una tutela ordenó al Senado enviar el proyecto al Presidente para su promulgación. Luego, un juez de Bogotá ordenó también que se publicara el proyecto en la Gaceta del Senado. Ambos recursos serán impugnados cuando termine la vacancia judicial, es decir en enero. Así que el futuro de estas curules es aún incierto.

Es inconcebible lo que está sucediendo. Que deba recurrirse a acciones de tutela y que ahora dependa de la decisión de los jueces la implementación de los acuerdos de paz de La Habana muestran la profunda improvisación que ha acompañado este proceso. Este episodio deja claro que el país no estaba institucionalmente preparado para asumir la ejecución de los acuerdos. Comienza ya la carrera electoral para las próximas elecciones, con un nuevo actor político como los son las Farc y con un nuevo Congreso en que ahora estarían estas curules y aún no está claro siquiera el panorama en el que se desarrollará esta contienda electoral.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad