Publicidad
Vie Ene 19 2018
25ºC
Actualizado 01:56 pm
Miércoles 27 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

La absurda cifra de quemados

Según el reporte del Instituto Nacional de Salud del pasado 25 de diciembre, en el país la celebración de la Navidad dejó 293 personas quemadas con pólvora. De ellas 147 son menores de edad y 152 adultos. Aunque la cifra significa un 19% menos de quemados que el año anterior en todo el país, en seis departamentos el número este año es superior al de los anteriores.

El caso más grave se presentó en Antio-quia, donde un niño de 10 años perdió tres dedos de su mano derecha al mani-pular pólvora que estaba guardada en su casa a la espera de ser usada en la No-chebuena. En Santander, las fiestas de-cembrinas dejan un saldo de 10 personas quemadas.

Es inconcebible que aún hoy existan ni-ños y adultos quemados por pólvora. Aunque su venta está prohibida en la ciudad, la Nochebuena de la capital santandereana estuvo acompañada del es-truendo de voladores, pañoletas, totes y todo tipo de pólvora, una muestra más de que esta prohibición sigue siendo una fa-lacia.

La directora del Bienestar Familiar, Karen Abudinén, ha insistido en que se sancionará a los padres cuyos hijos resulten quemados con pólvora. Pero el tema va mucho más allá de las sanciones. De nada sirve una multa a unos padres frente al panorama de una amputación de su hijo, por ejemplo, o de una quemadura que significará una marca para toda su vida. El tema es de conciencia ciudadana, de convicción de que, a pesar de que la pólvora estuvo por décadas arraigada en la costumbre ligada a las celebraciones decembrinas, hoy debemos ser conscientes que, dado su peligro, ésta solo debe ser manipulada por expertos en condiciones óptimas que acompañen celebraciones donde su uso está permitido.

No podemos permitir que cada año las cifras de quemados sigan ocupando los titulares de prensa. Dejar que principal-mente los niños sigan manipulando la pólvora es seguir anclados en costumbres dañinas que solo significan dolor y marcas para toda la vida.

Ojalá pronto entendamos que es responsabilidad de todos erradicar esta costumbre peligrosa y que lleguemos a la cifra soñada de cero personas quemadas en las fiestas decembrinas.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad