Publicidad
Dom Ene 21 2018
21ºC
Actualizado 07:34 pm
Domingo 31 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

2018: Un año con muchas expectativas

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL

Termina hoy este 2017 y mientras los colombianos con sus familias y amigos seguramente harán esta noche un balance en sus hogares de cómo les fue en el ámbito personal así como las expectativas y resoluciones que tendrán para el año próximo, igual ejercicio es válido para realizarle al país entero.

Y es que luego de estos últimos 12 meses, bastante movidos por cierto, la nación prácticamente no enfrentó una semana sin agitarse e incluso estremecerse por el estallido de sonados casos de corrupción como el relacionado con Ode-brecht o el ya bautizado Cartel de la To-ga, para enumerar apenas algunos de los más comentados.

Lo anterior, al tiempo que cifras como el maltrato infantil o el declive de la economía también conmovieron y afectaron a los colombianos, aunque es de resaltar también cómo en el otro borde del espectro se presentó una caída significativa en los índices de violencia de todo tipo, que regresaron a su punto más bajo en los últimos 40 años, tendencia no solo digna de aplaudir, sino de preservar a toda costa.

Ahora, en cuanto a lo que se vislumbra para el año que está a pocas horas de comenzar, son expectativas. Muchas expectativas en temas trascendentales para esta sociedad, que deberá tomar decisiones que impactarán y de manera radical, su futuro inmediato.

En menos de tres meses, la ciudadanía tendrá una nueva oportunidad de elegir al Congreso, aunque tal vez los verbos depurar y hasta limpiar sean más apropiados para describir lo que resulta urgente hacer con una de las instituciones más desprestigiadas del país; fama justamente ganada por el comportamiento inmoral y hasta delictivo de un alto porcentaje de sus miembros.

Pocos meses después, el electorado deberá determinar el nombre de quien lleve las reglas del país durante los próximos 4 años y si bien el abanico de candidatos entre los que se puede elegir es de lujo, salvo contadas excepciones, lo que se encuentra en juego es de una magnitud que no puede ignorarse.

El sistema mismo sobre el que se rige el país, así como las medidas para volver a encarrilar la economía, las tarifas de impuestos, el acuerdo de paz con las Farc y hasta el tamaño de la voluntad con la que se luchará contra la corrupción, son los asuntos que deberán sopesarse al acudir a las urnas.

En fin, como puede verse será un año agitado en todos los frentes en los que solo queda desear que sean la ponderación, el compromiso, el raciocinio y el altruismo los que se consideren al momento de tomar las decisiones.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad