Jueves 11 de Enero de 2018 - 12:01 AM

El censo y el futuro del país

Tiene el Dane una inmensa responsabilidad, pues en la veracidad de los datos que se obtengan residirá el ritmo y el acierto de las políticas y decisiones que se tomen sobre el futuro desarrollo económico, social y humano del país.

Comenzó esta semana el censo 2018, en cabeza del Dane y de su director, Mauricio Perfetti, gracias al cuál el país conocerá el número de sus pobladores y su caracterización. Según ha dicho Perfetti, esta será una herramienta fundamental, tanto para el sector público como para el privado, pues permitirá diseñar los planes del país a corto, mediano y largo plazo.

Esa es la esencia de los censos nacionales: establecer una descripción lo más precisa y pormenorizada posible de un país, de la que van a derivarse, en muchos casos, decisiones de crucial importancia como, por ejemplo, los destinos y prioridades de la inversión pública, los parámetros de la educación, las estrategias para hacer más amplia y efectiva la prestación del servicio de salud en todo el territorio, las políticas de género, el empleo, la seguridad, la vivienda, el desarrollo vial y, en síntesis, el marco de todo lo que tiene relación con la administración del Estado.

En efecto, el censo no tiene simplemente la finalidad de establecer cuántos somos, sino dónde vivimos, en qué condiciones, de qué manera están conformadas las familias, qué estudios alcanza la población, en qué se emplea, etc. En pocas palabras, el Estado busca establecer qué necesidades tiene cada hogar y cada uno de los colombianos.

Este censo le costará a la Nación $310 mil millones y actualizará la información que se obtuvo en el último, que se había hecho entre 2005 y 2006. En esta ocasión la novedad será que durante enero y febrero podrá cada persona censarse por Internet y luego los empadronadores con irán puerta a puerta confirmado la información; también se estableció que quienes se nieguen a censarse por la red o presencialmente, serán multados en sumas que van desde $780 mil hasta los $39 millones.

Tiene, pues, el Dane y cada uno de los colombianos una inmensa responsabilidad en sus manos, pues en la veracidad de los datos que se obtengan residirá la confiabilidad del resultado general y particular de la información, lo que, como dijimos, determinará en buena medida el ritmo y el acierto de las políticas y decisiones que se tomen sobre el futuro desarrollo económico, social y humano del país.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad