Publicidad
Jue Feb 22 2018
22ºC
Actualizado 09:44 am
Lunes 05 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

¿Hasta dónde ha llegado la maldad?

ARCHIVO/VANGUARDIALIBERAL

Lo que ocurre en el Sistema de Salud en Colombia, aterra. Las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), es decir, los hospitales, clínicas, laboratorios, empresas de ambulancias, los profesionales que ejercen la medicina y demás ciencias médicas, etc., técnicamente, están en bancarrota. Las cantidades de dinero que les adeuda tal sistema son inconmensurables y los que no “han tirado la toalla”, están a punto de hacerlo.

El sistema este año celebrará 25 años de haberse implantado. A poco de haber nacido demostró que tenía puntos muy débiles. Los gobiernos, cada cual en su momento, han aplicado paños de agua tibia al asunto y la crisis sigue creciendo. Los testimonios de todos los actores del asunto sobrecogen mientras los usuarios se quejan cada vez más de la deficiente atención que se les brinda. El sistema está al borde de estallar hacia adentro.

Esa cara de la moneda estremece. Mirando el asunto por otro lado, lo que sucede con los fondos del sistema nacional de salud, ofende. Ninguna política estatal ha sido víctima de tantos y tan agresivos saqueos llevados a cabo por toda clase de inescrupulosos criminales como esta. Larga lista de políticos, funcionarios públicos, profesionales de la salud, empresarios, contratistas, etc., lo han esquilmado con ansias.

¿Métodos? Centenares. Cartel de suministro fraudulento de medicamentos, el de la hemofilia, el del síndrome de Down, el del sida, el de las gafas, el de tratamientos odontológicos, el de cobro de servicios no prestados, pacientes falsos, sobrecostos en terapias, supuestas operaciones y atenciones médicas no hechas, sobrecostos en terapias, medicamentos y tratamientos, cobros por medicamentos no entregados, corrupción en programas de alimentación infantil, son solo algunos del más largo etcétera conocido en la historia de corrupción en Colombia.

La cobertura universal en salud es probablemente la más grande y significativa conquista social lograda en Colombia, pero está a punto de estallar y nadie ha logrado ponerle freno a ello. Cada vez que va a comenzar un nuevo gobierno central, se espera que se tomen medidas certeras en tal campo y, a poco andar, se percibe que todo está cada vez peor.

Si el asunto sigue así, pronto habrá la más grande implosión que alguien haya imaginado y la salud de cerca de 50 millones de personas quedará de la mano de Dios.

Publicada por
Su voto: Ninguno (4 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad