Lunes 12 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

La polución gana espacio

Bucaramanga, vista desde los cerros circunvecinos, muestra sobre su casco urbano una capa cada vez más densa y extendida de humo negruzco que la cubre, degradando en sumo grado el ambiente urbano.

Esa capa es una mezcla química de aire – humo de combustible que no alcanza a ser quemado completamente y procede en su gran mayoría de la mala combustión de la gasolina y el diesel de los vehículos que es expulsada a través del tubo de escape que ellos tienen, se queda en la atmósfera y por acción de los rayos ultravioleta se transforma en una mezcla tóxica que tiene concentraciones de óxido de sulfuro y de nitrógeno, hidrocarburos y millones de partículas de plomo, manganeso, cobre, níquel, cinc y carbón, que reduce la visibilidad, daña las plantas, produce alteraciones en la salud humana y animal, en especial en los niños, adultos mayores, mujeres embarazadas, en personas que padecen enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares y del aparato respiratorio.

La capa de polución que degrada el aire de Bucaramanga, procede en su gran mayoría de la mala combustión de muchos de los vehículos que circulan por las vías vehiculares citadinas emitiendo humo negruzco, atentando contra la salud de los bumangueses, afectando el aire, el agua, el suelo, la vida vegetal y animal.

Debe resaltarse que el aire contaminado afecta la salud de las personas que, buscando mejor calidad de vida, hacen ejercicio en torno a las vías vehiculares y en sitios tales como la autopista a Piedecuesta, el Anillo Vial, la carretera al aeropuerto Palonegro, irritando sus ojos, contaminando sus pulmones con gases tóxicos.

Las autoridades de Bucaramanga y de los municipios de su área metropolitana han sido laxas en el control de automotores y motocicletas con mala combustión que deambulan por sus vías, fallando así con las obligaciones propias de sus cargos mientras cada vez se afecta más la salud de los habitantes del área y se degrada la calidad de su aire.

El Área Metropolitana de Bucaramanga expidió medidas que exigen actuar con más rigidez en el control de tales vehículos. Ojalá se acaten las nuevas disposiciones y se obligue a cumplir con las normas existentes en materia de tal control vehicular pues el daño que ellos causan es grande y genera más muertes que los accidentes de tránsito.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad