Viernes 23 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

El limbo del Consejo Superior de la Judicatura

A ello se suma la actitud no responsable de las cabezas de las altas Cortes que diseñaron e implementaron unas cuestionadas elecciones para conformar el Consejo de Gobierno Judicial, aprobado en tal reforma
Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL

El Consejo Superior de la Judicatura, importante alta Corte en la estructura de nuestro Estado de Derecho, lleva dos años y medio en un limbo kafkiano pues desde que se aprobó la reforma llamada Equilibrio de Poderes, la Sala Disciplinaria de dicha Corporación Judicial fue eliminada y ene número de obstáculos ha impedido la conformación del órgano que la reemplace. Aterra el que en este 2.018 dos de los magistrados que la integran cumplirán 10 años de estar desempeñando una magistratura cuyo período es de 8 años, pues no se ha podido designar a quienes los reemplacen. Y todo indica que faltan muchos meses, incluso años, para que se pueda salir del limbo en que están las cosas.

El asunto ha llegado a tal punto por la indiferencia de quienes pueden cambiar la situación y la comunidad y la prensa, entretenidas en la campaña electoral, han dado la espalda a este agujero negro que hay hoy en nuestro Estado de Derecho.

Todo comenzó porque el Congreso y el Gobierno Central dejaron un régimen de transición improvisado en la reforma de Equilibrio de Poderes que complicó el paso al nuevo sistema de gobierno y administración judicial.

A ello se suma la actitud no responsable de las cabezas de las altas Cortes que diseñaron e implementaron unas cuestionadas elecciones para conformar el Consejo de Gobierno Judicial, aprobado en tal reforma y, además, que el Consejo de Estado no ha proferido sentencia en una Acción de Nulidad, por lo que no se ha podido conformar el nuevo sistema. De ñapa, voces atildadas hablan de las causales de nulidad que rondan a tal reforma. ¿Resultado? El increíble limbo en que está el Consejo Superior de la Judicatura.

Tal interinidad ha afectado agudamente el sistema de gobierno y administración judicial, ha dificultado la aprobación y ejecución del presupuesto de la Rama Judicial, la elaboración de planes esenciales para la Justicia, ha imposibilitado el dirigir concursos para ingresar a la Rama Judicial, disciplinar a los Jueces y a los abogados en ejercicio.

Las instituciones no se gobiernan solas y menos en medio de la incertidumbre que reina en tal Rama del Poder Público.

¿Cuánto tiempo más seguirán las cosas en tal situación? Bastante, pues no hay voluntad para que la situación cambie.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad