Jueves 01 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Una enmienda necesaria

En hora buena la Corte Suprema de Justicia enmendó este error vergonzoso, que amenazaba con poner en entredicho la verdadera esencia de este tribunal, como lo es el amparo y la defensa de los derechos ciudadanos.

En un afortunado fallo, la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia echó por tierra el exabrupto en que había incurrido la Sala Civil de esa misma corporación, que recientemente, y contra toda consideración jurídica o histórica, había obligado a Publicaciones Semana a revelar las fuentes de una investigación periodística.

La decisión de los magistrados de la Sala Civil firmantes del escandaloso fallo generó la indignación nacional, pues la reserva de la fuente es uno de los cimientos del ejercicio periodístico, particularmente el que intenta, mediante denuncias, dejar al descubierto la corrupción que ha invadido todas y cada una de las instituciones democráticas, además de entidades de todo orden y hasta la cultura misma de los colombianos. Atentar contra la reserva de la fuente es cercenar una de las funciones vitales del periodismo. Por eso se aplaude que la Corte haya corregido su yerro y protegido la inviolabilidad de la reserva periodística.

Pero que este hecho, originado en una alta Corte de Justicia en el país, haya tenido lugar no puede tomarse como una simple anécdota, sino como un signo de alarma frente a la verdadera protección de las libertades fundamentales de los ciudadanos.

La defensa del secreto profesional en lo que atañe a la prensa, que para lo que nos ocupa es el ejercicio del derecho a reservar la identidad de las fuentes, no es un privilegio para periodistas, ni una mampara que oculte a personas cuestionables, sino, muy por el contrario, es una garantía insustituible para que se pueda ejercer sin cortapisa alguna el libre y fundamental derecho a la información, el derecho a la opinión, a la expresión de toda índole; en pocas palabras, tratar de eliminar la reserva de la fuente no es solo un ataque al ejercicio del periodismo, es un ataque frontal al derecho fundamental a ser oportuna y debidamente informado, a la libertad de expresión y a la construcción de una sociedad que toma decisiones a conciencia.

En hora buena la Corte Suprema de Justicia enmendó este error vergonzoso, que amenazaba con poner en entredicho la verdadera esencia de este tribunal, como lo es el amparo y la defensa de los derechos ciudadanos. Queda, eso sí, el temor de que en nuevos fallos se reproduzcan estos intentos de condicionar a la prensa que denuncia los excesos y defiende las libertades.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad