Domingo 18 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Una derrota frente a los ambulantes

Acción decidida es lo que demanda la ciudad, para no seguir en un caos que nos afecta a todos y que deja a Bucaramanga en medio de una apariencia lamentable.

Sentimos un inmenso dolor y nos invade un sentimiento de frustración, al contemplar que las débiles acciones gubernamentales para la conservación del espacio público no sean más que una retórica sin efectos, en donde se termina enviando un mensaje equivocado a la ciudadanía, que se ilusiona con unas medidas, pero que en realidad no cumplen ninguna función, y el estado de cosas termina siendo peor que lo que se pretendía remediar.

Nos referimos al espacio público y al tema de la invasión de los vendedores ambulantes. Sobre el particular, el profesor Antanas Mockus, ejemplo de filosofía cívica, nos dice que ese espacio es sagrado; y el Consejo de Estado, reiteradamente al aplicar las normas legales, ha sido claro en afirmar que pertenece a todos los ciudadanos y que por lo tanto es deber de las autoridades garantizar su uso racional y adecuado.

Lo que ha pasado en Bucaramanga al respecto es que cada vez que la ciudadanía llega a niveles de desesperación por la forma como se abusa del espacio público, entonces se adoptan unas medidas que terminan aliviando la situación por un par de meses, pero que rápidamente se olvidan para terminar nuevamente ese espacio en manos de todos aquellos que quieren imponer el desorden y aprovecharse caprichosamente de la situación. Esta semana este medio registró gráficamente como el espacio público en Bucaramanga está completamente invadido por las ventas ambulantes y se regresó al caos. No nos explicamos la falta de autoridad para hacer respetar unas normas, que tienen que ser claras y con efectos concretos sobre su aplicación. La ciudad merece toda la consideración del caso y el ciudadano el respeto por sus derechos. El adecuado funcionamiento de una ciudad depende de la claridad con que se le administre y de la autoridad que se imponga para hacer respetar las normas que la rigen. Nos da mucha pena tener que comentar este aspecto en esta forma tan descarnada, pero los hechos indican que no se está haciendo nada positivo y que en vez de avanzar, retrocedemos.

Señor Alcalde y funcionarios responsables: acción decidida es lo que demanda la ciudad, para no seguir en un caos que nos afecta a todos y que deja a Bucaramanga en medio de una apariencia lamentable, que perturba la calidad de vida de los ciudadanos.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad