Viernes 20 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Cuba: ¿será solo un cambio de cabeza?

A Miguel Díaz-Canel le esperan días y situaciones difíciles. El paso del tiempo dirá si su protagonismo es solo vino viejo en odres nuevos, o si la realidad del siglo XXI llevará cambios a una idea política que ha dejado países arruinados y generaciones enteras frustradas.

Durante algo más de 59 años, el modo de producción, el modelo de economía y el sistema político implantado en Cuba la noche de año viejo de 1959 ha estado en cabeza del Partido Comunista de allí, encarnado durante 47 años en Fidel Castro y en los últimos 12 años en Raúl Castro. Ayer la Asamblea General de Cuba designó como nuevo Presidente a Miguel Díaz-Canel. Lo que sigue es una incógnita para América Latina y los cubanos.

Desde 1960, Cuba ha estado en el centro de las noticias, los análisis, comentarios, las críticas, controversias y censuras, por haber adoptado el modo de producción socialista a 150 kilómetros del sureste de EE UU, país emblema del capitalismo a nivel mundial, ejemplo universal del éxito de la economía de mercado, defensor a ultranza de la propiedad privada, abanderado del sistema demoliberal, primera potencia mundial a nivel económico y militar, ejemplo para los países de América Latina y el Caribe.

En estos 59 años Cuba ha pasado por gigantescas crisis económicas y sociales; buscando sosiego, gran parte de su población ha emigrado hacia EE UU, huyendo de las grandes dificultades económicas, la persecución política y económica llevada a cabo por el régimen comunista. Hoy, en EE UU, los cubano-americanos tienen peso político, económico y social.

El sistema implantado en Cuba por el Partido Comunista, al igual que ha ocurrido en el último siglo en países europeos, asiáticos y africanos, no ha dado frutos, ha llevado a generaciones enteras a frustraciones colectivas.

Cuba, durante décadas, impulsó las guerrillas en diversos países de América Latina, entre ellos Colombia; los amargos resultados de ello los seguimos viviendo en nuestro suelo. En la última década ha morigerado su actuar a nivel internacional, ha mostrado una cara y actitud diferente.

Llega al poder en Cuba una generación formada dentro de los cánones socialistas. Cuando eso ocurrió en la URSS, en China, en Vietnam, con el correr de los días las cosas tomaron otro rumbo.

A Miguel Díaz-Canel le esperan días y situaciones difíciles. El paso del tiempo dirá si su protagonismo es solo vino viejo en odres nuevos, o si la realidad del siglo XXI llevará cambios a una idea política que no ha sido exitosa y que ha dejado países fracturados, arruinados, y generaciones enteras frustradas.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad