Domingo 10 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Mora judicial, el principal aliado de la corrupción

Sin duda, esta mora en la Justicia es uno de los principales alicientes para que en el país la corrupción, a pesar de ser uno de los males más profundos, siga rampante y que los responsables de muchos de estos hechos al final terminen libres.

Esta semana la Alcaldía de Bucaramanga denunció que actualmente hay 67 procesos penales por presuntos actos de corrupción en los cuales la capital santandereana está reconocida como víctima y que se encuentran estancados desde hace varios años, gracias a las maniobras dilatorias de los abogados y la actitud permisiva de los operadores de Justicia.

Aunque en la Fiscalía cursan decenas de investigaciones relacionadas con irregularidades en la contratación de administraciones anteriores, a la fecha muchas de ellas no superan su etapa inicial, a pesar de que los supervisores de los contratos y los mismos contratistas ya se encuentran afrontando sus condenas.

Gracias a las solicitudes de la defensa, en el caso de investigaciones contra el exalcalde encargado de Bucaramanga Héctor Moreno Galvis, por ejemplo, se ha llegado a contabilizar cerca de 20 aplazamientos de audiencia, sin que se tenga aún una fecha para iniciar el juicio.

Sin duda, esta mora en la Justicia es uno de los principales alicientes para que en el país la corrupción, a pesar de ser uno de los males más profundos, siga rampante y que los responsables de muchos de estos hechos al final terminen libres, como si nada hubiera pasado. Esta semana, por citar un caso, se conoció que Oneida Escobar, la exgobernadora de La Guajira investigada por los gravísimos hechos que rodearon el desfalco de dineros dirigidos a la reducción de la mortalidad infantil en Albania, quedó en libertad bajo el alegato del vencimiento de términos.

Cuando un funcionario Judicial permite que abiertamente se utilicen maniobras dilatorias de los procesos, para de esta manera no llegar a la verdad de lo denunciado, sino favorecer a los funcionarios cuestionados, se convierte en cómplice también de esta impunidad y le dice a todo un país que la corrupción al final es un buen negocio. Qué nefasto mensaje para una sociedad que lucha día a día por librarse de una prática tan ruin, que ha llevado al límite de lo insospechado a nuestro país.

Es necesario que los funcionarios encargados den trámite a los procesos de manera pronta. Los santandereanos debemos saber cuál es el real compromiso en estos hechos de quienes han llevado las riendas de nuestra región en los últimos tiempos.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad