Lunes 16 de Julio de 2018 - 12:01 AM

El problema de los residuos tóxicos

En nuestros hogares producimos residuos peligrosos de los que hacemos errónea disposición, causándonos así un gran daño pues contienen elementos peligrosos, contaminantes.

Uno de los grandes yerros en que incurrimos es no tener conciencia de que muchas de las cosas que a diario usamos se convierten en residuos tóxicos. Hacemos uso mecanicista de artículos domésticos y de oficina, pero no nos percatamos a cabalidad de que ellos se convierten en residuos peligrosos pues contienen sustancias que producen inmensos daños a los seres humanos, a los animales y al medio ambiente.

Por esa falta de conciencia, terminada su vida útil, nos deshacemos de ellos al igual que hacemos con muchas cosas que a diario desechamos, con las que los mezclamos, como los desechos de papel, de alimentos, de comida, etc., cometiendo un error gigantesco.

Los residuos tóxicos al mezclarse con basuras, con aguas sucias, en humedales, ríos, quebradas, al ser afectados por el aire, la lluvia, la humedad ambiente, generan líquidos contaminantes muy dañinos, los lixiviados.

En nuestros hogares producimos residuos peligrosos de los que hacemos errónea disposición, causándonos así un gran daño pues contienen elementos peligrosos, contaminantes. Entre ellos están los detergentes, los envases de plástico, latas, pilas, bombillas, aerosoles, medicamentos vencidos, el aceite de cocina usado, los plásticos, pinturas usadas, computadores, impresoras, televisores, neveras, celulares, juegos electrónicos, celulares, reproductores de MP3, los DVD, los CDs, etc., cuya vida útil ya ha terminado.

Ellos contienen elementos peligrosos para la salud del ser humano y para el medio ambiente. Pese a ello, habitualmente los vemos arrumados en los hogares, oficinas, en basureros, en las orillas de los ríos y quebradas, en los humedales, en vertederos municipales, pese a que producen daños neurológicos, leucemia y diversos tipos de cáncer, entre otras enfermedades. Desafortunadamente la cantidad de desechos tóxicos aumentará en los próximos años y no hay datos certeros sobre cuantas toneladas de elementos tecnológicos y eléctricos inútiles hay en hogares y oficinas, cuantos van a parar a rellenos sanitarios; no se sabe el impacto que generan en los habitantes de nuestra región, pese a las campañas hechas para tomar conciencia de cómo desecharlos.

Muy pocos lugares o puntos de recolección de estos desechos hay en la ciudad y en los municipios del área metropolitana.

Es urgente tomar conciencia del daño que tales desechos causan e insistir en hacer amplias campañas educativas y cambiar la actitud colectiva frente a este problema.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad