Viernes 17 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Las Fuerzas Armadas, la Policía y la Cienciología

Lo que es censurable es que las cabezas de las instituciones que son soporte de nuestro país sumerjan a los organismos estatales, a su cargo y a quienes a ellos pertenecen, por sendas cuestionables.

Si bien se trata de hechos que en nuestras Fuerzas Armadas y la Policía ocurren desde 2004, o antes, y que de entonces a hoy han tomado fuerza y profundidad, recientemente la noticia trascendió a la opinión pública y las investigaciones hechas por periodistas generan intranquilidad por la dimensión del asunto.

¿Qué sucede? Que durante los últimos 15 años ha habido relaciones entre divulgadores de la Cienciología y oficiales de alto y mediano rango de las Fuerzas Armadas y de la Policía y que en desarrollo de ellas, cienciólogos han dictado charlas, seminarios, cursos de motivación y de Derechos Humanos a más de 200 mil miembros de nuestras instituciones armadas, han distribuido cartillas, folletos y libros de Cienciología en unidades militares y en la inauguración del gran centro religioso de dicha secta, en el norte de Bogotá, intervinieron como oradores un oficial del Ejército, uno de la Armada y uno de la Policía Nacional.

La Cienciología, de reputación cuestionable, vinculada a escándalos, abusos, casos de espionaje, procederes incorrectos con creyentes, que en países como Francia es considerada una secta oscura, fue fundada por Ron Hubbard, escritor de revistas pulp, libros de ciencia ficción y novelas western, que de la ficción literaria trasladó ideas y una visión cósmica a la Cienciología, que considera que Xenu, tirano gobernante de la Confederación Galáctica, en la estrella Marbak, apresó a opositores suyos y los envió a un sitio lejano, la Tierra, y estos fueron los primitivos pobladores de nuestro planeta.

Colombia es un Estado Nación cuya Constitución consagra la libertad de cultos y que cada ciudadano puede, a su libre albedrío, escoger credo religioso.

Si bien eso es cierto, lo que es censurable es que las cabezas de las instituciones que son soporte de nuestro país sumerjan a los organismos estatales a su cargo y a quienes a ellos pertenecen, por sendas cuestionables, que riñen con nuestros valores, basándose en disculpas tales como hacer cursos motivacionales, de Derechos Humanos, levantar la moral de las tropas y para tales menesteres a lleven a divulgadores de la Cienciología.

Lo ocurrido, las circunstancias en que pasó, deben investigarse y sus resultados y las medidas que se tomen, deben darse a conocer de la ciudadanía, pues lo sucedido no es de poca monta.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad