Viernes 14 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

La Reforma de la Justicia

En los últimos 55 años se ha impulsado un número considerable de proyectos de reforma, pero ninguno dio los frutos esperados.

Previo acuerdo logrado con las altas Cortes, el Gobierno Duque presentó a estudio del Congreso un proyecto de Reforma de la Administración de Justicia, modificación que conlleva una reforma parcial de la Constitución de 1991.

En los últimos 55 años se ha impulsado un número considerable de proyectos de Reforma Judicial, bastantes lograron implantarse, pero ninguno dio los frutos esperados.

Los intentos fallidos de cambiar el estado de cosas en la administración de Justicia y dar seguridad jurídica a la ciudadanía ha sido tarea complicada y con tal fin se han expedido leyes, códigos, creado organismos judiciales, cambiado procedimientos, mas nada ha logrado satisfacer las necesidades y expectativas.

En 1964, por iniciativa del gobierno Valencia, se multiplicaron los Tribunales Superiores; en 1969 se implantó otra reforma; la Constitución de 1991 creó la Fiscalía General de la Nación y el Consejo Superior de la Judicatura. En la última década se han expedido Códigos de Procedimiento en materia Penal, Civil, Administrativa, de Policía, entre otros, pero todo, poco después de entrar en vigencia, ha hecho agua.

Este proyecto tiene como eje el cambiar varias figuras e instituciones implantadas por la Constitución de 1991 que no han funcionado debidamente y establece que las altas Cortes sean solo tres, se elimine el Consejo Superior de la Judicatura, se hagan algunas reformas a la Acción de Tutela, la Rama Judicial tenga una gerencia fuerte y autonomía presupuestal, se expida un Código de Conducta Judicial y una Comisión Nacional de Ética.

Además busca que se luche contra la morosidad judicial, se elimine la intervención de las altas Cortes en la elección de altos cargos del Estado (excepción hecha del Fiscal General), se modifique la edad para ser magistrado de las Cortes y el término de duración de su período, etc.

Un problema sustancial de nuestra Justicia es de carácter presupuestal pues implantar el sistema electrónico para tramitar ágilmente los procesos y actuaciones judiciales exige un presupuesto muy alto, año tras año. ¿Esta vez ello será posible?

Muchas de las modificaciones propuestas harán que en los medios de comunicación haya menos noticias sobre la marcha de la Rama Judicial, pero seguirá la congestión en los Juzgados, ya que bastante de ella se origina en asuntos presupuestales y necesidades de la ciudadanía, como ocurre con las tutelas para recibir atención médica.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad