Jueves 13 de Octubre de 2016 - 04:10 PM

Alcaldía vs Concejo: 'pelea política que le hace daño a Bucaramanga’

Mientras el Concejo de Bucaramanga y la Alcaldía de Rodolfo Hernández se enfrascan en peleas mediáticas, proponen que los gremios y la academia medien en la controversia, que incluso ya llegó a las ofensas personales.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Alcaldía vs Concejo: 'pelea política que le hace daño a Bucaramanga’
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Este jueves, el tono de las declaraciones de algunos concejales de Bucaramanga y funcionarios de la alcaldía de Rodolfo Hernández llegaron al tope. Tanto es así que el concejal liberal Uriel Ortiz salió ante cámaras con una nariz de payaso, según él, como un acto simbólico en contra de la poca gestión y la burla hacia la ciudad por parte de Jorge Figueroa, secretario de Desarrollo Social.

Incluso el concejal retó al Secretario de Desarrollo Social: “señor presiente del Concejo (Henry Gamboa) si este señor aquí, (refiriéndose al Secretario de Desarrollo Social de Bucaramanga), me va a atacar, pues vamos y lo arreglamos personalmente. Este es mi espacio y mi curul. Yo no estoy irrespetando a nadie”.

Lea además: Sigue polémica por burocracia en la Alcaldía de Bucaramanga.

Pero las agresiones simbólicas y verbales no sólo vienen desde el Concejo de Bucaramanga. El mandatario Rodolfo Hernández no se ha quedado atrás con el calibre de sus acusaciones, tanto como candidato como alcalde. Incluso personal de planta que trabaja en la Administración Municipal denunció que se siente estigmatizada como corrupta y politiquera, sólo por el hecho de trabajar en la entidad desde administraciones liberales pasadas.

Bucaramanga: ¿entre el Concejo y el Alcalde?

El rifirrafe entre el Concejo de Bucaramanga y el mandatario  Rodolfo Hernández, según analistas, tienen como consecuencia la poca celeridad con la que se aprueban los recursos y proyectos de inversión social para la ciudad.

Mientras que la Alcaldía de Bucaramanga emprende una cruzada contra la corrupción, denunciada desde la administración del exalcalde Luis Bohórquez, el Concejo está empecinado en hacer oposición (pues la coalición mayoritaria es liberal) y en defender las actuaciones administrativas de gobiernos pasados. Pero cada vez son más los bumangueses que consideran que las cosas empeoran en Bucaramanga, como lo reveló una encuesta publicada por la firma Gallup Poll.

Al respecto, Julio Acelas, analista político, asegura que esta situación está dejando como consecuencias grandes pasivos institucionales, como lo ha sido la  baja ejecución del Plan de Desarrollo de la ciudad en temas neurálgicos como movilidad, educación y seguridad, siendo los bumangueses los más perjudicados.

“La confrontación entre las partes, la está pagando el ciudadano de a pie. Esta pelea tiene de un lado a una oposición rabiosa, politiquera, que no tiene una argumentación de fondo. Pero el estilo de administrar de la Alcaldía de Bucaramanga es folklórico e irresponsable. Al parecer, la Administración Municipal no comprendió lo que representa gerenciar y gobernar una ciudad como Bucaramanga, que está en expansión y que es compleja…”, precisó Acelas.

Sin embargo, el analista político asegura que es necesario conciliar y que la administración de Rodolfo Hernández debe reconocer que el Concejo de Bucaramanga representa a los diferentes sectores de Bucaramanga. Por tal motivo “es necesario buscar un espacio común y un consenso en temas importantes”. Acelas agrega que para llegar a esto es necesario recurrir a un tercero que medie en la debilitada y casi nula relación entre la Administración y la Corporación. “Debe ser un actor que genere confianza en ambas partes, podría ser una organización social o  los gremios”.

Vanguardia.com  consultó a Alejandro Almeida, director de Fenalco Santander y presidente del Comité de Gremios, frente a la propuesta de encontrar un mediador entre la administración de Rodolfo Hernández y el Concejo de Bucaramanga.

Almeida explica que las inversiones necesarias para aumentar el desarrollo económico y social de Bucaramanga se han ralentizado. En tal sentido, asegura, la Alcaldía necesita del Concejo para éste apruebe las resoluciones y los programas. “Nosotros creemos que podríamos ayudar a mediar, conformar una relación tripartita, para sacar adelante decisiones fundamentales en donde los empresarios y comerciantes pueden ser de gran ayuda. También la academia podría ayudar en esta tarea”.

Para Yani Lizeth León Castañeda, directora del ‘Cómo Vamos’, es importante que se realice por parte del Concejo de Bucaramanga un control político, pero este ejercicio debe estar acompañado de argumentos y respeto. Igual, asegura, debe suceder con los funcionarios de la Administración Municipal, que deben trabajar bajo el respeto a las corporaciones.  

“En Bucaramanga no estábamos acostumbrados a que el Concejo realizara control político, como sí ocurre en ciudades como Bogotá. El Concejo es un espacio esencialmente deliberativo, pero preocupa que en la actualidad se llegue al irrespeto y a las ofensas personales junto con la Administración Municipal. El llamado a las dos partes para que comprendan la dignidad de sus cargos y no lleguen a las ofensas”, precisó León Castañeda.

¿En qué ha fallado la administración de Rodolfo Hernández?

De acuerdo con Julio Acelas, el desarrollo de las ciudades tienen 22 temas claves y la administración de Rodolfo Hernández se concentró en uno sólo de los 22. “Todos estos temas deben ser atendidos y en una escala horizontal. El Alcalde de Bucaramanga se concentró en el manejo y saneamiento de las finanzas, lo cual está haciendo muy bien, pero los otros 21 están al garete”.

Acelas asegura que esos 21 temas desatendidos están en manos de los secretarios y el gabinete. “Sus hojas de vida son excelentes, pero no tienen experiencia en lo público, lo cual implica que están en una fase de aprendizaje y esto hace que se generen pasivos institucionales”, explica Acelas.

“Por ejemplo, en Bucaramanga no hay Secretario del Interior. Los que han pasado por esa cartera, lo han hecho sin pena ni gloria y el actual, (Ignacio Pérez Cadena) tiene muy buenas intenciones pero está amarrado. Entonces se dejan perder recursos importantes. En educación, el avance de los proyectos es mínimo y en cuento al espacio público no hay gobernabilidad”.

Lo que más preocupa, según el analista político, es que el Alcalde Rodolfo Hernández “perdió los vasos comunicantes con los ciudadanos. Me preguntó en dónde está la estrategia de comunicación. Se le habla a la gente como si se estuviera en campaña. Y ese fue el vía crucis de Luis Bohórquez y por eso el liberalismo perdió la alcaldía en las pasadas elecciones”, sentencia Julio  Acelas.

Vanguardia.com intentó en reiteradas oportunidades comunicarse con el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández y el asesor de despacho y Jefe de Gobernanza de la Alcaldía, Manolo Azuero, para conocer su opinión. No obstante, no respondieron las llamadas telefónicas de este medio de comunicación.  

Lea además: Bohórquez arremete contra alcalde Hernández por tema de la quiebra

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad