Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 10:22 pm
Martes 20 de Junio de 2017 - 12:01 AM

“Los jueces están para decidir, no para complacer”

El presidente de la Corte Suprema de Justicia se muestra en contra de la cadena perpetua, a favor de no penar con cárcel a los padres que no cumplen con alimentos para sus hijos y expresa la necesidad de modificar la tutela.
 Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
El nuevo presidente de la Corte Suprema, Rigoberto Echeverri.
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)

Rigoberto Echeverri, manizalita de nacimiento llegó a Bogotá desde el 2000 cuando ingresó como magistrado auxiliar de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, donde con el paso del tiempo fue magistrado titular y asumió recientemente la Presidencia de esa corporación, preciso en momentos en que el país está conmocionado por los paros decretados por los trabajadores oficiales y por los maestros; unos ya solucionados y otros en cierres.

Con más de 17 años de experiencia en la Rama Judicial, este jurista desmiente los rumores que señalan a la Corte como un organismo politizado por la demora que se tomó para escoger al presidente de esa corporación, lo mismo que sucede con las ternas para ocupar cargos de magistrados en cortes como la Constitucional.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Por qué se demoró tanto su designación?

Cuando se presenta un solo candidato la sala plena se toma su tiempo para dirimir la decisión. La verdad yo hubiera preferido que esa discusión se hubiera dado el año pasado, pero… pues, no se dio y se dio este año. En esta oportunidad los dos candidatos teníamos acogida, pero lo bueno fue que ya se resolvió.

Esto afecta el nombre de la Corte, muchas veces considerada como politizada

Es claro que estas cosas traen inconvenientes para la Corte, pues manda mensajes al público que son errados…, pero una cosa es clara: La Corte no está politizada, yo no estoy matriculado en ningún partido y no sé si el doctor Mauricio Burgos tiene algún tipo de filiación.

¿No se ha pensado en modificar el reglamento para escoger más rápido?

Eso lo hizo el año pasado el Consejo de Estado y nosotros hemos pensado en esa posibilidad, pero en el proceso en que estamos no podemos por estar en la elección de un magistrado de la Corte; no podemos hacer cambios en el reglamento en este momento, pues parecería que estamos queriendo beneficiar a un candidato de determinada terna. Es necesario evacuar ese punto para entrar a discutir el cambio del reglamento.

Hablar de justicia para muchos es hablar de lentitud. ¿Cómo está ese tema en su sala, la Laboral?

Esa ha sido mi preocupación y así lo expresé cuando me posesioné en la Corte. Este es un proceso que viene desde el 2000. Mire, cuando yo era magistrado auxiliar, el despacho que más procesos tenía alcanzaba los 20 casos; pero cuando se implementó el plan nacional de descongestión de juzgados y tribunales con miras a recibir la oralidad, se volvió imposible estar al día. Nada más el año pasado llegamos a tener 20 mil procesos.

Desbordó la capacidad…

Sí, claro. Mire nosotros en la Sala Laboral mensualmente evacuamos 140 recursos de casación y unas 500 tutelas. Eso no era suficiente. Y en el 2011 se empezó a tratar la necesidad de buscar medidas extraordinarias para evacuar esos procesos, varias veces lo intentamos en el Congreso de la República, pero a la tercera oportunidad sí pudimos lograrlo.

¿Hay 12 magistrados que les van a dar la mano, no?

El año pasado logramos conseguir los recursos y hace 15 días se posesionaron los 12 magistrados que ya están empezando a funcionar. Ya vamos a mandarles 2.300 procesos, estos son los casos más antiguos, son más o menos del 2011.

¿A la Corte le preocupa que la JEP afecte o eche para atrás fallos de la Suprema?

Sí. Tenemos la preocupación de que no se mantenga la institucionalidad de la jurisdicción ordinaria y de la Corte Suprema como órgano supremo de la justicia ordinaria. Pero nos toca esperar a ver qué pasa, nos pronunciaremos en su momento si es del caso.

Estados Unidos cuestionó el que no se diera una extradición de un guerrillero. ¿Fue eso una intromisión?

Como lo dijo el presidente de la República, las decisiones de los jueces son para respetarlas y acatarlas. Esa es la obligación mínima de todo ciudadano y de la comunidad internacional. A los jueces les exigimos imparcialidad y en esa medida tenemos la obligación de respetar esas decisiones. Así funciona la democracia.

Una ley abre las puertas para que a finales de julio salgan de las cárceles 12 mil internos, ¿les preocupa esto?

Claro que sí, y mucho. Esa ley se sacó hace dos años para solucionar la congestión en las cárceles, pero lo único que se ha hecho es, al cumplirse el primer año de la entrada en vigencia, postergarla otro año más. En realidad no se ha hecho nada y en el sistema penal hay problemas coyunturales.

¿Los padres que no responden económicamente por sus hijos deben ir a la cárcel…?

Si una persona no cumple la obligación alimentaria, el meterla a la cárcel creo que es más malo el remedio que la enfermedad. Debería haber otro tipo de sanciones para que si el padre está produciendo, cumpla su deber.

¿Cómo ve la situación con los paros?

Lo que creemos es que deben abrirse los canales de diálogo y que el paro no sea visto como el mecanismo usual. Para el caso de la Rama se ha hablado sólo de ajuste salarial, pero hay muchas más cosas de fondo como la carrera judicial, la planta de personal, pues estamos atendiendo la conflictividad del país con la planta de 1994. De no escuchar a los jueces y magistrados nos vamos a ver a afrontar un paro más.

¿Debe reformarse la tutela?

Sí, la tutela sobre decisiones judiciales, pues este mecanismo tiene convulsionada la jurisdicción ordinaria. Hay jueces penales concediendo pensiones, hay jueces civiles resolviendo asuntos laborales, y los laborales conociendo asuntos civiles. Eso no debe estar pasando. Debe haber un control constitucional en cada rama y que el organismo de cierre sea la sala correspondiente de la Corte Suprema de Justicia.

¿Cómo ven el posconflicto desde la Corte Suprema?

Debemos resaltar que la entrega del 40% de las armas es un alivio para el país, pues se sacan de circulación armas que estaban destinadas para atentar contra las personas y sus bienes. En la Corte estamos a la expectativa de lo que pase.

¿Cómo ve el que se diga que las penas para los guerrilleros desmovilizados son un ejemplo de impunidad?

Los jueces no estamos para cuestionar las normas, sino para hacerlas cumplir, que las cuestionen los políticos. Una cosa es clara, las opiniones personales de los jueces nada tienen que ver con las normas que aplican. La gente debe entender que las penas las impone el juez, pero cumpliendo las normas que emite el Congreso.

¿Cómo están de presupuesto?

La Rama Judicial siempre necesita más plata. La aspiración siempre ha sido que a la Rama se le adjudique un porcentaje del PIB, se había hablado del 5%, pero cada vez es menos.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad