Publicidad
Jue Feb 22 2018
25ºC
Actualizado 05:59 pm
Sábado 02 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Cruce de versiones por categorización de Bucaramanga

La Alcaldía de Bucaramanga y la Contraloría Municipal continúan en discrepancia por cuenta de los motivos de la nueva clasificación del municipio que pasó de Especial a Primera.
Archivo. / VANGUARDIA LIBERAL.
Para la vigencia 2018 el municipio de Bucaramanga estará certificado como población de Primera categoría, por el monto en los ingresos corrientes de libre destinación del 2015.
(Foto: Archivo. / VANGUARDIA LIBERAL.)

La decisión de la Contaduría General de la Nación de situar al municipio de Bucaramanga en categoría Primera, bajándolo de la Especial, volvió a enfrentar a la administración Hernández con la Contraloría Municipal.

Mientras el gobierno local insiste en que la reclasificación se debe únicamente a la falta de Ingresos Corrientes de Libre Destinación, Icld, la Contraloría considera que la “rebajada” de la categoría al municipio se debe al “deficiente” manejo de la información financiera de la administración.

“Desde la Contraloría habíamos advertido las deficiencias y dudosa información que la Alcaldía debe rendir al Gobierno Nacional y a los órganos de control. Hoy (ayer), la Contaduría General acaba de rebajar la categoría a la Alcaldía, sentando un mal precedente en el país. Se ratifica lo que habíamos señalado”, señaló Jorge Gómez Villamizar, contralor municipal.

Según el ente de control fiscal, la desinformación es tal que incluso la Contaduría debió recurrir a los registros financieros del municipio para la vigencia 2015.

“Falta de ingresos”

Sin embargo, una visión muy diferente tiene la administración municipal sobre las razones por las cuales la Contaduría General decidió certificar al municipio de Bucaramanga en primera categoría.

Según la Alcaldía, todo se debió únicamente a que el municipio no cumplió con uno de los dos requisitos establecidos en la norma para la certificación de la categoría.

“Para determinar la categoría la Ley establece que se deben tener en cuenta los ingresos corrientes de libre destinación recaudados efectivamente en la vigencia anterior y el número de habitantes para el año anterior, obviamente cumplimos con el requisito de la población habitando en Bucaramanga el año pasado, pero no cumplimos con los ingresos de libre destinación exigidos para mantener la categoría Especial”, explicó Manolo Azuero, jefe de Gobernanza de la Alcaldía.

De la misma manera, la administración municipal insistió en que la nueva categorización de Bucaramanga no afecta en nada a las finanzas del municipio.

La decisión

Vanguardia Liberal revisó la Resolución 593 del 28 de noviembre del 2017, decreto con el cual la Contaduría General de la Nación tomó la decisión de certificar a Bucaramanga como un municipio de Primera categoría.

Según el documento, Bucaramanga al igual que otros 42 municipios más del país, obtuvo su correspondiente categoría debido a que sus ingresos de Libre Destinación de la vigencia 2015 no superaron los $400 mil millones.

Las cifras de la Contaduría señalan que en el 2015 Bucaramanga tuvo una población de 528.269 habitantes y registró unos Ingresos Corrientes de Libre Destinación de $273 mil 648 millones.

La Ley establece que para la clasificación Especial, un municipio debe tener un mínimo de 500.000 habitantes, e ingresos corrientes superiores a los $400 mil millones.

Cabe recordar que en octubre la Contraloría General no certificó a la Alcaldía de Bucaramanga por deficiencia en la calidad de la información, razón por la cual la administración municipal no pudo autocategorizarse como lo hace la gran mayoría de los municipios en el país.

Sin mayores repercusiones

Para el abogado Orlando Sarmiento, experto en temas presupuestales, cambiar de categoría Especial a Primera no tiene mayores repercusiones para las finanzas del municipio más allá que tener que reducir el salario del Alcalde y concejales, así como cambiar el monto de las transferencias a los entes de control.

“Se tienen que bajar las partidas que se trasladan a la Contraloría, Personería y Concejo. Se reducen los honorarios a los concejales y el salario del Alcalde, pero lo más importante es que ahora el municipio puede ampliar su gastos de funcionamiento”, acotó Sarmiento, quien descartó que se vean afectadas las transferencias de la Nación hacia el municipio por cuenta del cambio de categoría.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad