Lunes 19 de Febrero de 2018 - 10:00 AM

Radiografía electoral de las elecciones legislativas en Santander

Al igual que en el resto del país, Santander enfrenta sus próximas elecciones legislativas, donde las Farc participarán como una agrupación política, en un clima de profunda polarización, que ha sido muy bien aprovechado por los aspirantes al Congreso.

 Al ambiente de apoyo o rechazo a los acuerdos de paz y la presencia de las Farc como actor político, se suma en la región, tal vez con más fuerza que en otras regiones, el discurso de la “defensa de la familia” y el rechazo a la protección de las uniones del mismo sexo como un componente del discurso electoral que hoy se vive, impulsado por dos actores regionales: la diputada Ángela Hernández y el precandidato presidencial Alejandro Ordoñez Maldonado.

Sin embargo, este no será el único fenómeno que muy seguramente afectará las elecciones del 11 de marzo.

Lea también: Amenazan a candidata a la Cámara por Santander

La neutralidad del gobierno de Rodolfo Hernández, al frente de la Alcaldía de Bucaramanga, y su rechazo a los políticos regionales pondrá a los candidatos, por primera vez en décadas, a competir sin prebendas ni “corbatas” por los más de 500 mil potenciales votos que tiene la capital santandereana, que por varias décadas se consideró el fortín político y electoral del Partido Liberal. Así mismo, los concejales, en su gran mayoría del Partido Liberal, sin ninguna participación hoy en la alcaldía de Bucaramanga ni en los institutos descentralizados, se encuentran sin el caudal electoral del que disponían para apoyar a los aspirantes al Congreso por este partido.

Caso contrario se vive desde la administración departamental de Santander, que con el liberal Didier Tavera al frente del gobierno ha puesto en marcha toda su maquinaria para impulsar la lista roja en Santander, especialmente, promoviendo las candidaturas de su tío político, Miguel Ángel Pinto, quien quiere saltar de la Cámara al Senado, y la aspiración de Víctor Ortiz, candidato a la Cámara que tiene el guiño de Tavera.

Del mismo modo, con la captura del alcalde de Barrancabermeja, el liberal Darío Echeverri, los candidatos rojos en Santander deberán mover sus fichas políticas en el puerto petrolero para tratar de mantener su fortín electoral para las próximas legislativas.

Le puede interesar: Consulte aquí si será jurado de votación para las elecciones del 11 de marzo

Tres municipios en riesgo electoral

Según el último informe de la Misión de Observación Electoral (MOE), los municipios en donde coinciden factores indicativos de fraude electoral y factores de violencia son tres, de los cuales dos están en riesgo extremo (Bucaramanga y Barrancabermeja), y uno más está en riesgo medio, Betulia.

El informe de la veeduría afirma que el riesgo está en las campañas que se están trabajando en “cuerpo ajeno”, es decir en los que aparecen como candidatos familiares de quienes tradicionalmente han ostentado el poder político y quienes a través de maquinarias electorales tienen un gran riesgo de compra de votos, como se ha visto en elecciones anteriores.

Cambio Radical, llamado a reforzar

La llegada de clanes cuestionados como el de la familia Aguilar a las toldas de Cambio Radical en Santander, supondría que el partido del hoy candidato presidencial, Germán Vargas Lleras, eleve su participación en el Congreso para la próxima legislatura.

Así mismo, la llegada de la iglesia cristiana Misión Carismática a las filas de Cambio Radical promete tener un gran impacto electoral el próximo 11 de marzo en Santander, especialmente con el papel que jugará la excandidata a la Cámara por el uribismo, Johana Chaves, quien hace cuatro años logró más de 21 mil votos, y ahora medirá si mantiene o aumenta su votación en el Congreso, solo que esta vez ondeando las banderas del partido de Vargas Lleras.

Actualmente, Cambio Radical cuenta con un curul en Cámara y una en el Senado por Santander.

Reestructura en el Uribismo

Con tres candidatos al Senado y siete a la Cámara, el Centro Democrático busca reestructurar su participación en el Congreso en representación de Santander. A pesar de que ya cuenta con una curul a la Cámara, esta se renovaría toda vez que Marcos Díaz Barrera decidió no aspirar nuevamente al Congreso.

Es la primera ocasión que el uribismo llega a las legislativas con una representación en la Asamblea (tres diputados), alcaldes y concejales en varios municipios promoviendo las listas uribistas al Congreso.

Opción Ciudadana, sin Aguilar

Luego de la división política suscitada en las pasadas elecciones regionales del 2015, el partido Opción Ciudadana, anteriormente PIN, en cabeza del exsenador condenado por parapolítica Luis Alberto Gil, deberá afrontar estas elecciones al Congreso sin el respaldo del clan Aguilar. Aunque ninguno de los expertos políticos pone en duda la capacidad electoral del ‘tuerto’ Gil, quien tiene en el Senado a su esposa Doris Vega, quien aspira a repetir en el Congreso, tampoco descartan que el partido santandereano vea menguada su votación en el mes de marzo por cuenta de la ida de los Aguilar a Cambio Radical. Cabe recordar que los Aguilar tenían una curul en el Senado y otra en la Cámara, bajo las banderas de Opción Ciudadana.

Lea también: El desplante de Germán Vargas Lleras a los Aguilar en Santander

Conservadores, a sobrevivir

Tras dos periodos sin representación en el Senado por Santander, el panorama electoral más complicado se vislumbra por las toldas azules, toda vez que su única curul en la Cámara, Lina Barrera (esposa del condenado Iván Díaz Mateus), decidió no repetir en el Congreso. Ahora  los conservadores tratarán de por lo menos mantener su credencial en la Cámara con las candidaturas de los exdiputados Isnardo Jaimes y Rubiela Vargas.

Por el lado del Senado, la única carta azul será Jefferson Vega, esposo de la diputada de la U, Ángela Hernández, conocida en la política nacional por denunciar los supuestos planes de implantar la “ideología de género” en los colegios del país.

Alianza Alternativa

El Polo Democrático, la Alianza Verde, Compromiso Ciudadano y el ASI se unieron para llevar una lista en coalición para las legislativas del 11 de marzo. La Alianza Santandereana cuenta con dos aspirantes al Senado y siete a la Cámara. En esta apuesta los ojos están puestos en Leonidas Gómez, quien obtuvo más de 230 mil votos en las pasadas elecciones a Gobernación y que recogió el voto de opinión de los santandereanos como un candidato independiente. No obstante, para su aspiración al Senado, Gómez adhirió al Polo Democrático, lo que pondrá a prueba si mantendrá el voto de opinión.  

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad