Publicidad
Dom Sep 24 2017
20ºC
Actualizado 08:50 pm
Jueves 15 de Diciembre de 2011 - 04:55 PM

Mejor Deportista del Año: Álvaro Galvis Becerra

Superación. Esa palabra describe cabalmente a Álvaro Galvis Becerra, un hombre que se sobrepuso a la adversidad de la vida y ha logrado llegar a lo más alto del podio para demostrarse a sí mismo y a los demás, que las limitaciones sólo están en la mente.
Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Álvaro Galvis Becerra.
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

Un cáncer en su pierna izquierda le cambió la vida por completo. Un condrosarcoma, un tipo de cáncer que se forma en las células de los cartílagos del cuerpo. Fue el diagnostico que llevó a la amputación de esa extremidad.

Todo comenzó con un dolorcito en la rodilla y los médicos no daban con el chiste. En 2003 me dijeron que tenía cáncer en los huesos de la pierna izquierda y el ortopedista sugirió la amputación, pero yo le pedí que me remitiera con el oncólogo”, señaló Álvaro Galvis.

El tumor maligno le fue extraído en 2004. “Pero la herida demoró más de un año para cerrar y sanar. Después de que sanó, me hicieron 30 sesiones de radioterapia, pero no hubo mejoría y yo me negaba a perder mi pierna”, apuntó.

“Pero el dolor tan desesperante me llevó a tomar la decisión de aceptar la situación y el 7 de febrero de 2007 me amputaron la pierna. El cambio fue muy duro”, relató.

Y claro que tenía que ser duro, porque era volver a empezar la vida como persona discapacitada. Pero la vida le tenía deparadas un muy buen futuro a Álvaro ahora en su nueva situación.

Gracias al apoyo de su familia, y en especial a su hermano Eduardo, volvió a la tomar la bicicleta, aquella que le había acompañado en sus andadas como ciclista competitivo, y empezó a entrenar, al comienzo como una terapia, pero después se volvió en su principal arma para demostrar que Álvaro Galvis Becerra no se dejaba vencer por nadie.

A finales de ese 2007 participó en su primer nacional de paraciclismo y logró clasificarse a los Juegos Paranacionales de Cali – 2008. Allí se estrenó en el alto rendimiento, logrando dos medallas de plata y dos de bronce.

“Ahí empecé a tomar en serio el tema del ciclismo otra vez y me dediqué a entrenar con más empeño y empecé a ganarles a mis rivales acá en Colombia”.
Su primer mundial fue en 2009, en Italia, terminó sexto en la prueba de fondo en carretera y  décimo en la contrarreloj individual. En 2010 terminó noveno en ru-ta en el Mundial de Canadá.

Y en 2011 se ‘matriculo’ en la Liga de las Fuerzas Armadas, y ahí, con más apoyo, pudo demostrar su real valía en el ámbito ciclístico internacional en paracycling.
Participó en varias Copas Mundo de pista y ruta en Europa y América, logrando muy buenos resultados.

Pero sus esfuerzos, su entrega, su dedicación y capacidad de superación se vieron recompensados el sábado 10 de septiembre cuando se proclamó campeón mundial de fondo en carretera en la cita orbital de Roskilde, Dinamarca.

Y le puso el moño a la temporada con una medalla de plata en la prueba de ruta en los Parapanamericanos de Guadalajara y con un bronce en la persecución individual.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad