Publicidad
Vie Sep 22 2017
22ºC
Actualizado 07:04 pm
Sábado 13 de Agosto de 2011 - 10:41 AM

Cinco muertos y 28 heridos tras choque de un bus y un camión

El fatal accidente de tránsito se registró a las 4:05 de la mañana en el kilómetro 65 en la vía que de Bucaramanga conduce a la Costa Atlántica, en límites del municipio de San Alberto, Cesar. En el hecho murieron tres miembros de una misma familia.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Las primeras versiones señalan que, al parecer, el bus perdió los frenos y chocó de frente contra el camión de carga.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

El paseo terminó en tragedia. Cuatro horas después de que 32 personas salieron de Bucaramanga hacia la ciudad de Santa Marta, el bus de placa SRS-097 en el que viajaban, al parecer, perdió los frenos y chocó de frente contra un camión de carga de matrícula XDG-097. El trágico accidente de tránsito, que se convierte en el primero en el país durante el puente festivo, ocurrió en el kilómetro 65 en límites entre Santander y Cesar, cerca al municipio de San Alberto. “Era un paseo de dos familias y de amigos de ellos.

Salieron de acá como a las 11:00 de la noche pero en el camino al bus se le pinchó una de las llantas delanteras y el viaje se retrasó. Pasadas las 4:00 de la mañana me llamaron a decirme que el bus se había estrellado y que había varios muertos y heridos”, dijo Ernesto González, familiar de cuatro de los heridos.

Conocido el accidente las autoridades activaron el plan de emergencia en los Hospitales de El Playón, Rionegro, Universitario de Santander y todos los centros médicos del área metropolitana de Bucaramanga.

Mientras en los hospitales el personal de urgencias se alistaba para atender a los heridos, diez ambulancia fueron enviadas al lugar del accidente, distante una hora y 10 minutos de la capital santandereana. “Escuchamos un estruendo y nos imaginamos que era un accidente pero jamás pensamos que fuera tan grave. Llegamos y la gente pedía auxilio, nos decían que por favor los ayudáramos, entonces sacamos varias personascon la ayuda de los conductores que iban llegando al lugar”, relató un habitante del sector.

Aterradora escena

Mientras las ambulancias llegaban al sitio los heridos fueron sacados de los restos del bus, que quedó volcado,y tendidos a un lado de la carretera. Dos de los cuerpos de las personas que murieron quedaron dentro de los hierros retorcidos de la carrocería mientras que las dos restantes quedaron por fuera. “La escena era terrible. Los pasajeros se lamentaban y gritaban pidiendo ayuda.

En medio del caos escuché una voz que me dijo que ayudara a una muchacha que estaba dentro del bus; cuando la encontré le pregunté quétenía, pero no me respondía. Entonces le tomé signos vitales, pero ya estaba muerta”, relató una socorrista de la Defensa Civil, que fue una de las primeras personas en llegar al sitio para atender la emergencia.

Cuando las ambulancias llegaron empezaron a trasladar a los heridos al Hospital del municipio de El Playón, donde recibieron los primeros auxilios y los estabilizaron.

Ante la gravedad de la emergencia y la cantidad de heridos se hizo necesaria la intervención del helicóptero de la Policía Metropolitana, el Halcón Ranger, que trasladó un total de 11 heridos desde El Playón hasta Bucaramanga.

La aeronave instaló en la finca Asturias de la Policía un centro de operaciones para dejar a los heridos, que luego fueron trasladados en ambulancias al Hospital Universitari de Santander, HUS, las clínicas Metropolitana y Saludcoop, donde recibieron atención especializada.

Nerviosismo y lágrimas

Mientras las ambulancias entraban y salían al servicio de urgencias del HUS a dejar a los heridos, afuera los familiares de las víctimas vivían un completo calvario. “No sé si mi mamá está muerta o viva. Ya pude hablar con mi hermano que también iba en el bus pero no sé nada de mi viejita”, dijo un familiar de las víctimas.

Mientras se conocían detalles de lo ocurrido, en la puerta de urgencias se cruzaban las lágrimas de los familiares a quienes les informaron que sus seres queridos habían muerto, con las sonrisas y la esperanza de los que sobrevivieron al funesto accidente.

“No sé bien qué fue lo que pasó, lo único que sé es que murieron varios de mis familiares, creo que la causa del accidente fueron fallas mecánicas. Dios mío, ese accidente fue terrible, no lo puedo creer”, dijo Martha Villabona, una de las sobrevivientes que recibe atención en el HUS. La quinta víctima fatal del accidente, identificada como Mireya Villabona, de 36 años, pereció mientras recibía atención médica en el servicio de urgencias del HUS.

De acuerdo con el comandante de la Policía de Tránsito y Transportes en Santander, mayor John Freddy Suárez, el accidente se produjo, al parecer, luego de que el bus sufrió una falla en el sistema de frenos. Entre los heridos están dos hombres que trabajan en la Secretaría de Hacienda de Floridablanca. Ellos son: Darío Chacón, 22 años y Julián Miranda, 25 años.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad