Publicidad
Jue Sep 21 2017
20ºC
Actualizado 10:00 pm
Martes 27 de Diciembre de 2011 - 07:40 PM

Richard Aguilar y Luis Francisco Bohórquez regirán a Santander y Bucaramanga

Como una votación histórica fue reconocido el triunfo de Richard Aguilar, quien alcanzó la mayor votación a la Gobernación de Santander en la historia del Departamento. Mientras tanto Luis Francisco Bohórquez Pedraza, del Partido Liberal, con una ventaja de más de 50 mil votos sobre el segundo lugar, se erigió como el alcalde de los bumangueses para los próximos cuatro años.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Richard Aguilar y Luis Francisco Bohórquez regirán a Santander y Bucaramanga
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
No solamente por la curiosidad aritmética, una de las grandes sorpresas de la jornada electoral de ayer, es que se repitió casi como un calco la votación que ocurrió hace cuatro años.

Claro, solamente que esta vez el electorado santandereano se expresó en el sentido contrario.

En efecto, hace cuatro años el hoy gobernador Horacio Serpa Uribe obtuvo 482.745 votos, que representaron el 55.93%, mientras que Didier Alberto Tavera obtuvo 293.972 votos, es decir, el 34.6%, de esa elección.

Anoche, sobre el 98.82% de las mesas escrutadas en todo el departamento, el candidato que representaba las fuerzas que también respaldan la administración Serpa alcanzaba 308.756 votos (el 36.33%), mientras que el candidato que podía considerarse de oposición logró 477.492 votos, es decir, el 56.20%.

En sólo cuatro años, entonces, Horacio Serpa pasó de ostentar una victoria contundente contra el candidato que representaba al entonces gobernador Hugo Heliodoro Aguilar, a la situación exactamente inversa: que su partido sufriera de manos del hijo del ex coronel una derrota de la misma proporción, lo que, en una perspectiva de más largo plazo, deja a su gobierno solamente como un intervalo entre las dos administraciones Aguilar.

EVALUACIÓN NO FAVORABLE

 Indudablemente, y cuando todo eran hipótesis sobre el resultado electoral, el mismo gobernador Serpa reconoció hace pocos días que de presentarse una derrota del candidato de su partido y de buena parte de las fuerzas políticas que también han respaldado su gestión, esto implicaría un resultado desfavorable en lo que sería la evaluación de los santandereanos sobre algunos aspectos fundamentales de su administración.

En el juego democrático es evidente que la voluntad popular se exprese no solamente en el sentido de sus preferencias por los candidatos en contienda, sino que en la determinación que se toma en las urnas tiene un peso significativo la valoración que el ciudadano hace de los gobernantes salientes, sobre todo cuando entre las opciones que se presentan a las urnas está alguien que representa al partido del gobernante en ejercicio.

Eso ocurrió en Santander. Luis Fernando Cote se presentó con la bandera del Partido Liberal, del que Horacio Serpa no sólo ha sido un miembro más, sino uno emblemático y figura de la máxima importancia en tanto fue tres veces candidato a la presidencia por esa colectividad.

Las bases liberales no mantuvieron su lealtad con su partido y con el gobernador.

LA CAMPAÑA DE COTE

Pero, como se dijo, no todo en la derrota liberal puede explicarse por la evaluación a la administración Serpa. Sin duda el candidato mismo tiene mucho qué ver y en este campo el que responde a título personal es Luis Fernando Cote, quien tenía en esta una oportunidad de oro para retomar la senda de su carrera política  que se había estancado con dos derrotas sucesivas en las urnas, en sus intentos por llegar al Congreso y regresar a la alcaldía de Bucaramanga.

Con el reconocimiento departamental que le daba la Secretaría de Gobierno que ocupó durante tres años, más el respaldo de la totalidad de la dirigencia liberal, sumada a la de los partidos Conservador, Verde y Cambio Radical, además de su ya larga experiencia en el campo político, al comienzo de la campaña se daba la suya como una carta segura.

Sin embargo, con el paso de las semanas su opción fue debilitándose y terminó viviendo otra ironía: cuando era muy joven optó como independiente por la alcaldía de Bucaramanga y derrotó a Plinio Silva Marín, quien tenía todos los respaldos políticos; ayer, con todos los respaldos políticos, Luis Fernando Cote Peña cayó derrotado por un joven que le disputó la gobernación de Santander.

EL NUEVO GOBERNADOR

Entre tanto, Richard Alfonso Aguilar Villa es el nuevo gobernador del Departamento y tiene ante sí la gran responsabilidad de sacar adelante las múltiples propuestas que presentó a los santandereanos en todas las provincias.

La corta trayectoria del joven gobernador deja para los santandereanos grandes expectativas que se espera pueda resolver positivamente para todo el departamento.

 

BUCARAMANGA VOLVIÓ A VOTAR POR EL LIBERALISMO

Por segundo periodo consecutivo, el Partido Liberal logró llevarse la Alcaldía de Bucaramanga, esta vez con Luis Francisco Bohórquez Pedraza, quien logró una ventaja de más de 30 puntos porcentuales sobre su inmediata seguidora, Martha Pinto.

Escrutado el 99,92% de las mesas, el candidato liberal obtuvo un total de 120.670 votos, que representan el 52,83% de los votos totales, mientras que la aspirante por el Partido de la U y el Partido Conservador sólo alcanzó 65.122 votos, con un porcentaje del 28,51%.

Con estas cifras, Bohórquez Pedraza superó la votación que hace cuatro años obtuvo el destituido alcalde Fernando Vargas Mendoza, que en su momento logró 118.191 votos, equivalentes al 49,67% del total escrutado.

Cabe destacar que estos resultados distan mucho de las proyecciones de las encuestas que se hicieron en la ciudad, que a lo sumo le daban al exsecretario de gobierno departamental una ventaja de nueve puntos.

¿QUIÉN GANÓ Y QUIÉN PERDIÓ?

Con este resultado, el liberalismo logró ratificarse como la fuerza política más importante de la ciudad, a pesar del impacto negativo que causó la destitución de Fernando Vargas Mendoza.

Por otra parte, uno de los perdedores de la jornada fue el uribismo, que tenía en Martha Pinto las esperanzas de hacerse a una de las alcaldías más importantes del país.

A pesar de que el mismo expresidente Álvaro Uribe Vélez vino a hacer campaña a la capital santandereana, la candidata por el Partido de la U no pudo reflejar en las urnas la favorabilidad que tiene el exmandatario nacional en algunos sectores de la opinión.

Por otro lado, Celestino Mojica Peña, uno de los principales opositores del gobierno de Vargas Mendoza, sólo logró obtener 24.812 sufragios, equivalentes al 10.86% de los votos válidos. Desde ya, el candidato por el movimiento Bucaramanga Evoluciona dijo que iba a hacerle control político a Bohórquez Pedraza.

AUMENTARON VOTOS EN BLANCO

Como dato curioso se destaca la gran cantidad de votos en blanco en estos comicios, pues ayer se contabilizaban al cierre de esta edición un total de 17.805 votos, es decir, un 7,79% del total de los votos válidos.

Esto representa un significativo incremento frente a elecciones anteriores, pues en el 2007 la cantidad de votos en blanco fue de 11.602 (4,45%), mientras que en el 2003 fueron 12.404 (6,15%).

Otra cifra que también tuvo un aumento considerable fue el de votos nulos, que con el 99,92% de las mesas escrutadas alcanzaban ayer los 6.458 votos (2,83%), mientras que en el 2007 este mismo parámetro se ubicó en 3,291 votos (1,39%) y en el 2003 en 3.369 votos (1,67%).

REACCIÓN DE MARTHA PINTO

La candidata por el partido de la U, Martha Pinto, agradeció el apoyo de sus seguidores y destacó que los más de 62 mil votos que logró representan “el gran número de personas que quiere recuperar a Bucaramanga”.

La exministra agradeció el apoyo de todos los bumangueses y resaltó que la suya fue una campaña ejemplar que tuvo una gran receptividad entre la gente.

“Hoy ya tenemos un nuevo alcalde y lo que debemos esperar es que a Bucaramanga le vaya bien, por eso a Bohórquez hay que tratarlo bien y desearle a él y a la ciudad lo mejor”.

Pinto indicó que por su parte ella y sus seguidores pondrán su ‘granito de arena’ para sacar adelante a la capital santandereana: “no nos podemos marginar, participaremos en los procesos que siguen en adelante para que  todos los ciudadanos de bien tengan una oportunidad de expresarse”.

REACCIÓN DE CELESTINO MOJICA

El candidato por el movimiento Bucaramanga Evoluciona, Celestino Mojica Peña, agradeció a Dios y a las personas que lo acompañaron en la jornada electoral, especialmente su familia y las personas que votaron por él.

El exconcejal aprovechó para felicitar al alcalde electo Luis Francisco Bohórquez por la campaña que hizo y el triunfo en estos comicios electorales.

El candidato destacó que logró obtener más de 20 mil votos, que lo ubican como una importante fuerza electoral en la ciudad.

“A partir de hoy haremos una veeduría a su gobierno para que le cumpla a los bumangueses en todos los compromisos que hizo con sus electores”, dijo Mojica Peña.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad