Publicidad
Jue Ago 24 2017
22ºC
Actualizado 05:56 am
Sábado 19 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Amenaza de avalancha por la creciente del Río de Oro

La intensificación de las lluvias ocasionó el cierre temporal de las vías que comunican Bahondo con la Ciudadela Nuevo Girón y Zapatoca. Se trata del paso por Llanadas que permanece bloqueado por deslizamientos y el trayecto desde el puente nuevo, ante el desbordamiento del Río de Oro en el sector conocido como ‘El Zancudo’.
César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL
Felipe Uribe se negó en un principio a evacuar su vivienda ubicada a orillas del Río de Oro, en el sector Bahondo.
(Foto: César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL)

De igual forma, la vía principal a Zapatoca permanece cerrada hace dos semanas, luego de que un camión tumbó parte de la banca y ante las obras de estabilización del talud que iniciaron hace ocho días, sin embargo con la creciente del Río de Oro, la Defensa Civil y el Comité para la Atención y Prevención de Desastres, Clopad, dieron la orden de impedir el tránsito de motociclistas, y vehículos que alcanzaban a movilizarse por un tramo de esta vía a ofrecer a la población el servicio de transporte ‘pirata’ hasta la Ciudadela Nuevo Girón.

 La Secretaria de Gobierno Local, María del Pilar Flórez Galvis, señaló que se solicitó al Crepad suspender la movilidad desde el puente nuevo de Bahondo a Zapatoca como medida de prevención, así como se recomendó el cierre temporal de las demás vías, mientras baja el cauce de Río de Oro: “Pedimos a las personas que tengan paciencia, mientras se establece el paso. Sé que les van a dar una solución para movilizarse con el servicio de Transgirón, pero por Bahondo todavía no se abre, porque es un riesgo para las personas pasar con la creciente y por el peligro de deslizamientos en la vía”, afirmó.

Subió el Río de Oro
El coordinador de la Defensa Civil de Girón, Fredy Luppo Silva, explicó que el Río de Oro subió 70 centímetros en una hora, por lo que si continúan las lluvias es necesario evacuar a las familias que están ubicadas en cercanías tanto de este afluente como del Río Frío, específicamente de los barrios: Bambúes, Las Marías, Brisas del Río Frío, sector de Chimitá, Altos de Andina y La Loma. “Estamos con la red de apoyo haciendo en monitoreo de los Río de Oro que se desbordó y es un riesgo en Bahondo, donde se decidió cerrar el paso por riesgos de deslizamientos”, señaló Luppo Silva.

La población de Nuevo Girón esperaba desde las nueve de la mañana de ayer, en el puente de Bahondo, que se habilitara el tránsito por alguna de las tres vías para movilizarse a sus casas y lugares de trabajo. Además, esperaban que se ofreciera un servicio de transporte gratuito hasta el sector urbano de Girón, mientras se restable el paso por la vía principal a la Ciudadela.

Incomunicados
Nelson Enrique Negrón, uno de los afectados, afirmó que “estamos incomunicados hace varios días y ahora con este cierre quedamos peor porque de las tres vías que hay, ninguna funciona, todas están destapadas y la Administración sabía que eso podía pasar y no ha dado soluciones. No tenemos cómo ir al trabajo o devolvernos a las casas y tampoco han dado un transporte”.

 Más de 50 personas se encontraban en la misma situación, aunque algunos más arriesgados decidieron salir de sus casas inundadas con lo que llevaban puesto, como Juvenal Dioñes, quien cargó a su mamá de 80 años por el tramo cerrado de Bahondo para evitar que un deslizamiento se llevara su vivienda: “Traje a mi mamá y a otra señora desde la vereda Chocoita porque hay muchos deslizamientos”, dijo.

Otra familia afectada en Bahondo es la conformada por Felipe Uribe, de 83 años de edad y Urbino Díaz, de 82 años, quienes viven en una casa construía con palos de madera y láminas de zinc a menos de un metro del Río de Oro. En este lugar hay tres casas en las mismas condiciones.

“Tengo 15 años de vivir ahí. Soy damnificado de la avalancha de 2005 y la Alcaldía no nos ha ayudado, no tenemos nada”, señaló Urbino Díaz, quien fue evacuado por la población y la Policía Nacional, debido a que el Río de Oro inundó su vivienda.

Otra de las preocupaciones de los gironeses es la cantidad de troncos y árboles completos que bajan en las crecientes del Río de Oro y que amenazan a las familias asentadas en Convivir, Altos de Andina y Bambúes.

Riesgo de avalancha
Las veredas Sevilla, San Francisco y San Isidro son controladas por parte del Clopad de Piedecuesta y la Cdmb, toda vez que hay amenaza de avalancha en los taludes que han sufrido en repetidas ocasiones desprendimientos de tierra.

En sector urbano también vivió las consecuencias del aguacero, tras la caída del muro de una vivienda en Monserrate. El sistema de alcantarillado se averió por taponamientos que generaron pequeñas inundaciones en algunas viviendas de Tejaditos; mientras que en el sector Villas de San Juan y La Castellana se vieron amenazados por un árbol que estuvo a punto de tumbar parte de la batea que conecta a ambos sectores.

Algunas viviendas de Cabecera del Llano se inundaron parcialmente como consecuencia del aguacero y ante el taponamiento de las alcantarillas. La vivienda de Beatriz Jaimes fue una de las que se vio afectada, tras asegurar: “pedimos a la Piedecuestana de Servicios Públicos meses atrás la limpieza de sumideros pero no han respondido y por eso la casa se inundó”.

Desbordamiento de Menzulí
Las vías rurales de Floridablanca son controladas con maquinaria que dispuso desde octubre pasado la Administración Local para evitar bloqueos que impidan la movilidad por el área metropolitana.

En esta ocasión se vieron afectados los barrios del sur-oriente del municipio por el corte del servicio de agua por el alto grado de turbiedad con que bajó el líquido.

De nuevo se desbordó la quebrada Menzulí y Aranzoque en el barrio Chino, por lo que se recomendó a la población movilizarse con precaución por la batea que conecta al sector.

En el sector Santa Coloma, ubicado junto a Lagos II, se hundió parte de la ladera que fue socavada por el Río Frío. Hace un mes en este lugar, el Ejército Nacional reconstruyó un muro de gaviones el cual mantiene estabilizado el talud.

“Hicimos visitas con Planeación, Inspección de Policía y Cdmd para monitorear la quebrada El Penitente y dar avisos tempranos ante afectaciones. Tenemos la limpieza en la vías rurales y desbordamiento en la quebrada”, manifestó el coordinador del Comité para la Atención y Prevención de Desastres, Clopad, Javier Quintero.

La Trinidad, Santa Bárbara y San Pedro se mantiene controladas por los organismos de socorro, teniendo en cuenta que suelen presentarse daños en las viviendas.

“Vamos a entregar algunos sacos a las personas en el barrio Chino para que sus habitantes hagan barricadas”, agregó el Coordinador del Clopad de Floridablanca.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad