Publicidad
Vie Oct 20 2017
27ºC
Actualizado 12:00 pm
Sábado 26 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Santander celebra el Día Nacional de la Conciliación

Los conciliadores en equidad de Bucaramanga, Girón, Floridablanca y Piedecuesta celebran hoy el Día Nacional de la Conciliación con un evento que tendrá lugar en la capital del país.

Héctor Hernández Mateus, uno de los 14 conciliadores que tiene el área metropolitana, asistirá al encuentro para dar a conocer el trabajo de resolución de conflictos que adelanta con la ciudadanía de Girón hace varios años.

Los mediadores trabajan varios días a la semana y en la mayoría de los casos en salones comunales. Esta situación es diferente en el caso de Floridablanca, único municipio del área metropolitana, además de Bucaramanga, que cuenta con Casa de Justicia y sus respectivos jueces de paz.

“Trabajamos de manera voluntaria porque nos gusta ayudar a las personas a resolver sus problemas por medio de acuerdos y diálogos. El esfuerzo es grande para casi todos los conciliadores que no tenemos una oficina, sino la ayuda de Asojuntas”, señaló Héctor Hernández Mateus, quien agregó que aunque en Girón la figura del conciliador se propuso al Concejo y a la Alcaldía como política pública, no se ha adelantando algún proyecto que mejore las condiciones de trabajo de los mediadores en el municipio.

“En Bucaramanga, Girón y Piedecuesta somos varios conciliadores, unos fijos, otros que prestan sus servicios esporádicos. Seguimos en esta labor porque sabemos que hay personas que no tienen cómo pagar un abogado y la figura nuestra les permite resolver pequeñas conflictos”, apuntó el mediador de Girón.

Los temas que pueden abordar los conciliadores son los incumplimientos de contratos, algunos casos de violencia intrafamiliar, abuso de confianza y altercados entre comunidades. Todo aquello que tiene carácter de penalización es remitido a comisarias de familias, fiscalías o juzgados.

Una labor exigente y sin honorarios
El trabajo del conciliador es uno de los más difíciles, según Héctor Hernández, porque las partes que se presentan a resolver sus diferencias siempre defienden sus posiciones y han llegado a agredirse verbal y físicamente. Es así como pueden pasar varias semanas antes de que se logren acuerdos.

Uno de los casos difíciles de atender fue entre una familia de chinos y unos obreros. Los extranjeros alegaron por el cobro exagerado que se hizo por el arreglo a un local comercial, mientras los otros argumentaron que el precio pedido fue el justo.

La conciliación del tema se tuvo que hacer con traductor, porque los chinos no hablan muy bien el español. Finalmente, después de varios días ambas partes acordaron el valor de los arreglos que se hicieron en el negocio de los extranjeros.

Así lo mencionó el conciliador de Girón: “fue un caso muy difícil por varias cosas. La primera no entendíamos nada de lo que decían, tuvimos que traer traductor, luego entre las partes se agredieron y tuve que ponerme muy serio para que se calmaran y pudieran todos terminar a gusto con la conciliación”.

A Héctor Hernández Mateus siempre le ofrecen dinero por las asesorías y la resolución de conflictos, sin embargo, reiteró que está prohibido pedir o recibir incentivos, toda vez que el trabajo es voluntaria.

Los conciliadores del área
Bucaramanga: Mario Lizcano, Gabriel Berdugo, Germán León Saavedra, Aura Rosa Cetina y Juan Bautista Bustos Rivera.

Girón: Gilberto Mosquera, Roberto Niño, Ana Delina Patiño, Flor María Rojo Pérez, José Antonio Hernández y Héctor Hernández Mateus.

Floridablanca: Fernando Pinzón Balbuena y Édgar Cabezas.

Piedecuesta: Miguel Muñoz Daza.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad