Publicidad
Mar Sep 19 2017
23ºC
Actualizado 10:19 am
Jueves 29 de Diciembre de 2011 - 03:01 AM

En Suratoque venden y arriendan los ‘cambuches’

En la mañana de ayer se tumbaron al menos 15 ‘cambuches’ que fueron construidos en los dos últimos meses en la parte baja del asentamiento Suratoque, en la Transversal Oriental.
Nelson Díaz/VANGUARDIA LIBERAL
En Suratoque venden y arriendan los ‘cambuches’
(Foto: Nelson Díaz/VANGUARDIA LIBERAL )

El cumplimiento del proceso de lanzamiento por ocupación de hecho que adelantó la Inspección de Policía primera  -adscrita a la Secretaría de Gobierno de Floridablanca- obedece a la orden que dio un juez que falló a favor de la empresa Aktane S.A., dueña del terreno de Suratoque.


El Juzgado octavo del circuito de Bucaramanga solicitó a la Alcaldía despejar el área de propiedad privada y advirtió que de no cumplirse la orden, habría desacato.


“Por quejas de las mismas personas que están censadas en la parte alta del asentamiento y por orden del juzgado, se efectúa el proceso. El Juez ordenó evitar más invasiones”, informó el Inspector primero de Policía, Carlos Reyes, quien señaló que varias de las familias que llegan al lugar lo hacen por la compra del espacio: “es un negocio y utilizan a las personas”, enfatizó.

Cambuches desocupados
Durante el cumplimiento de la diligencia, la mayoría de los ‘cambuches’ se encontraron desocupados, según las familias asentadas de la parte alta de Suratoque, que llevan más de cinco años en el lugar, porque las personas que construyeron los ‘cambuches’ tienen casa en otro barrios, y dejan el espacio disponible para la venta.


Así lo confirmó la presidenta del asentamiento Asomiflor, Rosa María Barajas: “La Policía está quitando ‘cambuches’ desocupados porque los arman para la venta. De los que están abajo, solo tres familias tienen permiso porque su casa sufrió daños por las lluvias pasadas. A ellos los deben proteger porque lo perdieron todo”.


La líder indicó que la invasión se salió de las manos de las autoridades porque aún cuando los mismos habitantes censados de los asentamientos avisaban a las Secretarías de Gobierno de las administraciones anteriores (Eulises Balcázar y Jairo Ulloa) para que desalojaran a los nuevos ocupantes, los funcionarios hacían caso omiso a la solicitud.


“Muchas veces llamé al secretario anterior y lo que hacía era ponerme en contra de las familias que llegaban a invadir. Sabíamos que no podía ocuparse más el lugar, pero la Policía nunca cumplió y por eso se les salió de las manos. Yo soy una que tengo amenazas acá por eso”, puntualizó Rosa María Barajas.  

Hay cerca de mil familias
Hace siete años se conformaron los seis asentamientos del terreno de Suratoque como son: Asomiflor, Villa Esperanza I y II, El Páramo, Asohelechales y Transuratoque.


Las Juntas de Acción Comunal de los seis asentamientos viven en pelea, y varios líderes y habitantes han sido amenazados porque algunas rechazan la invasión de más terreno, mientras otros han aceptado la construcción y venta de ‘cambuches’.


Según el Banco Inmobiliario de Floridablanca, en Suratoque hay 816 familias. Para Rosa María Barajas, el censo no es real porque se hizo hace cinco años y la cifra subió a cerca de mil.


“Qué van a hacer con las personas que llegaron hace tres años y están arriba. No las pueden sacar, son familias que trabajan y que llevan varios años acá. La pelea es terrible por quién llega y el gobierno no define, no reubica y sí dejó que esto se invadiera más”, aseguró Barajas.


La orden de desalojo del Juzgado se debió cumplir para todas las familias que no están censadas, sin embargo, la Inspección de Policía primera sólo tumbó algunos ‘cambuches’ que se construyeron cerca de la cañada y a orillas de la vía.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad