Jueves 24 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Área metropolitana
Patrocinado por:
Domingo 26 de Agosto de 2012 - 12:01 AM

Los matachines se niegan a desaparecer de La Cumbre

FOTOS. Nelly Vecino Pico y Archivo  /VANGUARDIA LIBERAL
En enero era tradicional la realización del Festival “Su majestad el matachín en el barrio La Cumbre”, en donde se congregaban cerca de 450 matachines.
(Foto: FOTOS. Nelly Vecino Pico y Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)
Guardadas están las máscaras de mil colores y tamaños así como los vestidos de retazos con que se identifican a los matachines, personajes que por años deleitaron a los habitantes de La Cumbre, Bucaramanga y Colombia.

Hoy un año después de la partida de Hugo Arteaga, quien oficiaba como presidente de la Corporación Matachines de La Cumbre, la situación no es tan venturosa pues como dijo Humberto Carrillo,  coordinador de la Corporación “a un año de la partida de nuestro hermano y director estamos desorganizados porque hay unas personas que quieren adueñarse de esto. Se está hablando con los familiares para ver como arrancamos de nuevo para no dejar morir esto porque este año si Dios lo permite pensamos revivir los carnavales”.

El pasado viernes la calle de los matachines fue escenario de una eucaristía en donde la comunidad se reunió con el fin de recordar a don Hugo al cumplirse un año de su partida de esta tierra.

“El comercio nos apoyó para poder realizar esta actividad religiosa y logramos que la comunidad una vez más se congregará a recordar a quien por muchos años trabajó en mantener la identidad del barrio La Cumbre alrededor de estos personajes”, precisó Carrillo.

La gran preocupación es definir si este año la Corporación de Matachines participará en el Carnaval del Oriente de las Ferias de Bucaramanga, pues no se ha designado una persona que se ponga al frente y reúna de nuevo a todos los niños y jóvenes amantes de los matachines.

La tradición
Trajes de mil colores, máscaras, medias de colores diferentes y una vejiga de res atada a un palo hacen parte del uniforme que estos alegres personajes usan en sus juegos.

Los jóvenes del barrio La Cumbre se divierten instándolos a que los persigan. Si los alcanzan, deben entregarles monedas, que reclaman con un gruñido, pues un matachín jamás habla.

Su origen está relacionado con las fiestas de Málaga, donde la gente se disfraza para salir a la calle. En La Cumbre, 12 hombres maduros se pintaron por primera vez el 8 de diciembre de 1967.

Desde entonces, se mantienen los matachines.

Que la tradición no se muera
Jonathan Capacho, quien se inició como matachín desde que tenía ocho años de edad, hoy reconoce que en los últimos 365 días han estado muy quietos. “La intención es que los matachines sigan adelante porque somos casi 400 matachines que queremos revivir las actividades, entonces vamos a organizarnos nuevamente para no dejar morir la tradición y para ello estamos pidiendo la colaboración de la gente para que la Corporación no se muera, porque hay muchos niños en el barrio que también quieren crecer siendo matachines.

“Don Hugo estuvo como 40 años al mando de la Corporación y fue un líder muy especial porque nos permitió crecer con esta tradición de mucha fiesta y alegría y además gracias a toda su gestión participamos en muchos eventos a nivel nacional”.

Matachines en la historia mexicana
Los matachines y sus danzas constituyen una de las manifestaciones folklóricas más frecuentes en diferentes puntos del territorio mexicano. En el noroeste y costa del pacífico encontramos Matachines entre los Tarahumaras, mayos, Coras; más al sur y con el nombre de Matlachines, en Aguascalientes, Zacatecas y algunos Estados del centro del país. Las danzas de los Matachines entre los Mayos, siendo las más similares a la de los yaqui, presentan sin embargo, algunas diferencias. Por ejemplo, la música suele ser de aire más lento y se inicia con frecuencia en anacrusa.

La indumentaria mayo se ve enriquecida con una falda corta de franjas tricolores sobre el pantalón. La corona va ornada de flores. Las variantes se incrementan en proporción directa a la distancia geográfica que separa a los yaqui de los otros grupos étnicos que poseen esta danza.

Sin dirección
Helio Arteaga, hermano de don Hugo manifestó que “todas las máscaras y trajes están guardados esperando encontrar una persona que tome de nuevo las riendas de la Corporación”.

Este año hemos estado en una crisis porque hay gente que se opone a que la Corporación siga y estamos buscando una persona que sea honesta para que siga con esta tradición que por años ha marcado la tradición de este barrio de Floridablanca.

Precisó que mientras esto ocurre todo quedará tal y como su hermano lo mantenía, es decir, las máscaras en los estantes y vitrinas esperando la realización de un nuevo Festival para que sean de nuevo exhibidas por todos los amantes de estos personajes.

Reconoció que a pesar de haber vivido muchos años al lado de su hermano entre máscaras y disfraces nunca le llamó la atención ocuparse de esta actividad.

Publicada por
NELLY VECINO PICO
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
MANIZALES
Sorteo del 23 de Jul
4
7
9
8
VALLE
Sorteo del 23 de Jul
5
7
2
3
Astro Luna
Sorteo del 23 de Jul
acuario
7
6
1
2

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones