Publicidad
Mar Oct 17 2017
29ºC
Actualizado 11:47 am
Martes 19 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Relatos de víctimas se visibilizan en un libro

Dos habitantes de Barrancabermeja contaron su historia como víctimas del conflicto armado para el periodista Paul Alzate, quien hace parte del proyecto literario Ojalá nos alcance la vida, del Centro Nacional del Memoria Histórica.
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
D
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

Don Pedro y doña Florinda, dos personajes anónimos que sufrieron en carne propia el conflicto armado en el Magdalena Medio, salieron a la luz pública a través de las historias que reconstruyó el periodista barranqueño Paul Alzate.

Ellos hacen parte de los los relatos que integran el libro Ojalá nos alcance la vida, como parte de un proyecto del Centro Nacional de Memoria Histórica, que ya está disponible para descarga gratuita a través de su página Web.

“Hace dos años alguien me refirió en el Centro de Memoria Histórica, pues estaban buscando investigadores y periodistas para este proyecto. Se necesitaba que los protagonistas de los relatos fueran mayores de 55 años cuando se convirtieron en víctimas y que quisieran contar su historia”, comentó el periodista Paul Alzate.

En su búsqueda pasó por la Mesa de Víctimas y otras instituciones que tienen que ver con esta población. Muchas personas se negaron y otros no cumplían con los perfiles, según dijo el escritor.

Sin embargo, la historia de Florinda Tapias lo conmovió. Vivía cuidando fincas en San Vicente de Chucurí pero se tuvo que venir para Barrancabermeja con su familia, cansada de la guerra.

“Terminaron cambiando su finca y consiguiendo una casa en Los Laureles, pero el hijo que la mantenía después que se le murió el esposo no le volvió a mandar. Él estaba en Norte de Santander y ella comenzó a preocuparse y duró muchos años buscando a su hijo y nadie le decía nada hasta que alguien le contó cómo había sido el asesinato”, comentó Alzate.

El otro relato es el de Pedro Vicente Palacios, oriundo de Istmina (Chocó) a quien le tocó enfrentar la violencia desde muy joven. Huyendo de su temprano destino se desplazó hacia Barrancabermeja para cuidar fincas.

“Los paramilitares lo sacaron. Cuando se venía para Barrancabermeja desde su finca los paramilitares le mataron al hijo menor. Años después en una incursión de este grupo armado a la ciudad mataron a varias personas e hirieron a otras. Él fue uno de los heridos y le dejaron inmovilizado su brazo”, acotó.

Con el trabajo literario liderado por el Centro Nacional de Memoria Histórica, Paul Alzate y otros escritores de varias regiones del país buscaron visibilizar a actores del conflicto que, de otra forma, siempre hubieran permanecido invisibles.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO FESTIVO
Sorteo del 16 de Oct
0
3
2
7
CULONA FESTIVO
Sorteo del 16 de Oct
1
4
7
3
Astro Luna
Sorteo del 16 de Oct
tauro
3
5
3
4
Publicidad