Publicidad
Mié Ago 16 2017
24ºC
Actualizado 10:38 am
Lunes 26 de Diciembre de 2011 - 12:01 AM

“Pese a los perendengues, siempre di buen ejemplo”

Asegura que nadie puede decir que él se haya robado ni un solo peso, ni antes ni durante su paso por la Gobernación de Santander. También dice con ahínco que tampoco permitió que en su gobierno el dinero se manejara “como plata de bolsillo”. Puso de testigos de tal afirmación a los 87 alcaldes del Departamento que lo acompañaron durante su gestión 2008-2011.
César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL
“Pese a los perendengues, siempre di buen ejemplo”
(Foto: César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL)

Hoy, después de dirigir durante 1.455 días el destino de los santandereanos y restándole otros seis para culminar su labor, está listo para entregarle su cargo al gobernador electo, Richard Aguilar Villa.


Al mismo tiempo recalca que todo el dinero que recibió su administración para invertir se gastó: “esta platica no se perdió”.


Tal vez por eso, Horacio Serpa Uribe, el actual mandatario seccional, sostiene con orgullo que, “pese a los perendengues, siempre di buen ejemplo”. Remata su frase añadiendo que, “ese será el mejor legado de mi gestión”.


Y aunque podría sonar un poco ‘sobradora’ tal expresión,  se debe mencionar que, más allá de lo que le critican sus detractores, a Serpa Uribe el país entero le reconoció públicamente todo el trabajo hecho al frente del Gobierno Seccional.


No en vano él fue declarado durante dos años consecutivos como el “Mejor Gobernador de Colombia”. Incluso en un país donde la corrupción campea, él fue señalado como el mandatario que gestionó los recursos con “Mayor Transparencia”.


Pese a ello, él mismo recuerda que durante los dos últimos años de su gobierno tuvo muchos “perendengues” y “sinsabores” que, al final, no lo dejaron celebrar del todo. Uno de ellos, tal vez el más grave, fue el invierno que, para el caso regional, ya ha cobrado las vidas de 60 personas, sin contar las interminables listas de damnificados y los cuantiosos daños causados a las viviendas de la comunidad, a la infraestructura vial, al sector agrario y, en general, a todas las empresas.


Usted fue elegido como el Gobernador “Más Transparente”. Así las cosas, ¿usted podría afirmar que en Santander ya estamos vacunados contra la corrupción?
“Todavía no estamos vacunados ciento por ciento contra este flagelo, pero hemos dado pasos notables para destruirlo. Mi administración fue honesta y todo el mundo da fe de ello; pero nos falta mucho por hacer. Nos corresponde exigir que se haga la contratación de acuerdo con la ley, seguir los compromisos que se suscriban con los pactos por la transparencia, disponer que todo sea público y en la web, rendir cuentas; pero especialmente considerar conscientemente, tal como lo dice Antanas Mockus, que los dineros públicos son sagrados”.


¿Qué les dice a sus opositores, quienes hoy argumentan que sus distinciones son ‘compradas’ y que su paso por la gobernación se dio sin pena ni gloria?
“Uno tiene que tener observadores y críticos. Sin embargo, menciono las siguientes premisas con la seguridad de que nadie, ni siquiera mis detractores serán capaces de debatirlas: nunca antes en Santander hubo tanta inversión como ahora; se destinaron muchos miles de millones de pesos  en obras de infraestructura, educación, salud, vías e infinidad de proyectos. Construimos acueductos, derrotamos el analfabetismo, fortalecimos el bilingüismo, dotamos de ambulancias a todos los hospitales, hicimos un manejo transparente del dinero; mejor dicho, les podría llenar páginas enteras del periódico con todas las obras que se ejecutaron. En materia de vías, por citar sólo un ejemplo, les digo que se construyeron 252 kilómetros de nuevo pavimento; eso nunca se había dado en Santander”.


A la hora de los balances, como dice usted mismo, “cada chuchero pondera sus agujas”. Pero habría que admitir que, más allá de la falla geológica de La Leona e incluso de la caída del puente El Tablazo, que tantos estragos causó en la región, usted “se rajó” en el tema de la prevención de los actos invernales. ¿No le parece?
“En esto de las lluvias la gente dice el primer día, ‘cómo llueve de rico’; al segundo señala, ‘que catástrofe tan tremenda’; al tercero se resigna y comenta, ‘toca esperar a que nos arreglen la carretera’; al cuarto replica, ‘no están haciendo nada’; y al quinto lanza la acusación: ‘que gobernador tan malo el que tenemos’. Pero, más allá de eso, que puede ser una anécdota más, yo les recuerdo que aquí lo del invierno fue muy complicado. Les juro a todos que me puse al frente de las soluciones”.


Pero muchos se atreven a decir que ante el invierno no se ha hecho nada. Tanto que afirman que se juntó la temporada invernal de 2010 con la de 2011 y el panorama empeoró…  
“Se debe tener en cuenta que lo que aquí pasó fue una verdadera catástrofe. Estamos en la etapa de la atención inmediata a los damnificados y de los arreglos provisionales, por ejemplo, a las vías. La Gobernación ha invertido y el Gobierno Nacional nos ha ayudado. El Presidente, Juan Manuel Santos, así como sus ministros han estado atentos a colaborarnos”.
“Yo no soy ni seré Supermán, pero el invierno me sirvió para demostrar que Santander tenía y tiene un Gobernador de verdad. Analice usted que, más allá de las tragedias, el Departamento nunca se paralizó a pesar de los momentos en los que quedamos aislados”.
“Aquí se demostró que hay liderazgo en Santander. Nosotros hicimos grandes inversiones. Es más, muchas cosas que estábamos haciendo para controlar el invierno, por culpa de las mismas lluvias, se destruyeron y nos golpearon con más fuerza. No digo que no hubo dificultades, porque es muy grande la lista de damnificados, pero como Gobernador les hice frente a las borrascas”.


¿Qué tal dejó el Departamento en el tema del orden público y de la seguridad?
“Dejo tracaladas de ceros tremendas: asaltos a poblaciones, cero; emboscadas a las fuerza pública, cero; atentados terroristas, cero; masacres, cero;  secuestros, cero;  en fin…”


¿Qué hizo que su gobierno, según usted, fuera distinto a los de sus predecesores?
“Antes nadie le paraba bolas a Santander, ahora sí nos prestan atención. El Gobierno Nacional volteó sus ojos a esta tierra e impulsa proyectos como la Doble Calzada a Cúcuta, la Hidroeléctrica del Río Sogamoso e incluso ya está la plata para la pavimentación de la carretera de Málaga a Curos, pues ese es un compromiso del Presidente Juan Manuel Santos  y sé que lo cumplirá”.


¿Cómo están las cuentas del Departamento?
“Dejamos un gobierno sin déficit, pagamos la deuda pública para poder abrir una posibilidad de crédito con la cual hacer el Plan de Vías; Santander tiene ahora una deuda pública balanceada. Lo anterior sin contar que el PIB ‘per cápita’ es el mejor del país, se cuentan con buenas cifras de empleo y bajas en pobreza, hay inversión, hay minería, volvió el petróleo, se impone la agroindustria...”


¿Qué le quedó por hacer en sus cuatro años de gobierno?
“Hubiese querido tener más plata para pavimentar más carreteras. También quedaron algunos cabos sueltos, como por ejemplo: siempre quise que el Hospital Universitario de Santander, HUS, fuera administrado por la UIS y no lo pude lograr; quedó pendiente la construcción del Centro de Eventos de Bucaramanga y del Área Metropolitana, que por dificultades jurídicas no se cristalizó; y también quise avanzar más en la eliminación de la pobreza, aunque debo decir que mi gestión dio grandes pasos para erradicar este flagelo”.


La sanción disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación que confirmó la destitución del cargo de alcalde de Bucaramanga a Fernando Vargas Mendoza, le permitió a usted elegir al hoy designado mandatario, Héctor Moreno Galvis, a cuatro meses de que se terminara el período legal. ¿Cree que su decisión fue la más acertada?
“Yo creo que a Moreno Galvis le ha ido bien, sobre todo sabiendo que ha tenido tan poco tiempo para gobernar. Sin embargo, la gente debe entender que no era una decisión fácil conseguir a un Alcalde que gobernara por cuatro meses, en tiempos de ley de garantías, y luego para que hiciera el respectivo empalme. Sin embargo, debo confesarle que, en últimas, yo no fui quien eligió a Héctor Moreno Galvis, sino fue el propio alcalde destituido. Yo siempre dije que, de la terna que me presentaran, escogería al que me sugiriera el propio Vargas Mendoza; y, tras previa consulta, le hice caso a su recomendación”.


Cómo explicar que el Gobernador más transparente del país deja semejante decisión, de manera precisa, a un mandatario destituido e inhabilitado durante 10 años para ejercer cargos públicos y al que se le comprobó que incurrió en irregularidades al escoger a un contratista sin realizar la licitación pública que exige la ley?
“Fernando Vargas Mendoza no se robó ni un solo peso; si fue sancionado, fue por un error de procedimiento, más que por un acto de corrupción. Como ciudadano bumangués, me sentí muy bien gobernado por él; como funcionario público, me sentí muy bien acompañado; como político y como político liberal, sentí que cumplió una labor muy importante en el seno de nuestra colectividad”.
“Yo lamenté, lamento y lamentaré la destitución e inhabilidad por parte de la Procuraduría General de la Nación, de Fernando Vargas Mendoza. Para mí, no cabe duda de que fue, es y será un hombre honesto, su administración fue muy positiva para la ciudad y redundó a favor del desarrollo de Bucaramanga en su crecimiento económico y en el bienestar de sus habitantes. Por eso permití que fue era él, y nadie más que él, la persona para designar a su sucesor provisional”.


¿Cómo calificó usted el hecho de que, teniendo el gobierno más transparente de Colombia, el Partido Liberal, representado en uno de sus escuderos, Luis Fernando Cote, no ganara las elecciones a la Gobernación en octubre pasado? Algunos dijeron, en su momento, que con sus votos los santandereanos reaccionaron contra su gestión que, en palabras de ellos, “siempre  agrupó a la clase política tradicional”...
 “Ese es el juego de la democracia: ganar o perder, tanto el triunfo como el fracaso son impostores, ya que  nunca hay victorias eternas ni derrotas permanentes. Yo digo que la política es impredecible y que lo único cierto en ella es lo que ya pasó. No me voy a mortificar por eso, ni a estas alturas voy a controvertir los resultados electorales del ayer. Hay un hecho claro: ganó Richard Aguilar Villa y hay que rodearlo a él y a lo que será su gestión como nuevo mandatario. Tengo la seguridad de que lo que hice, tras mi paso por el Palacio Amarillo, lo hice bien. Si uno se pone a rumiar derrotas, a cultivar odios o analizar cómo le mete la zancadilla al otro, lo único que hace es amargarse la vida y hacerle daño a la tierrita. Yo quiero que al gobierno de Aguilar Villa le vaya bien, y que haga una gestión estelar”.


¿Qué consejo o qué recomendación le hace al futuro mandatario de los santandereanos?
“Recomendaciones sí, consejos no tanto. A mí no me gusta darles consejos a los sucesores; yo lo que le deseo a Richard Aguilar Villa es lo mejor y le digo que si en algo puedo serle útil, estaré a la orden. Por lo demás, cito las recomendaciones que todo ciudadano de bien le haría al remplazo de un gobernador: que continúe las buenas obras de su predecesor, en este caso, el mejoramiento de las vías, los proyectos de agua y la conectividad; que tenga gran compromiso con la educación; que saque adelante el proyecto de vivienda de Pienta; y sobre todo que sea honrado, que nunca practique ni permita la corrupción”.


¿Cómo ha sido el proceso de empalme?
“¡Bien! He escuchado de manera detenida al nuevo mandatario, quien ha tenido una posición muy elegante y seria respecto de mi administración y de lo que será la suya. He dialogado con él en varias oportunidades y les garantizo a todas y a todos los santandereanos que se está haciendo sin sobresaltos el empalme”.


Si le vuelven a proponer que sea candidato presidencial o incluso que de nuevo sea gobernador de Santander, ¿le sonaría?
“Quien me pida eso, le diría tal como reza la canción: ‘te lo agradezco, pero no’. Y aunque en política, como en tantas cosas de la vida, no se puede decir nunca jamás, le digo hoy que no quiero tener ninguna tentación electoral. Además, ya estaré muy viejo para eso. ¡Ya voy a cumplir 69 años! es mejor dejarles esas responsabilidades a las nuevas generaciones”.


A propósito de nuevas generaciones y de tentaciones electorales, usted se caracterizó por luchar en contra del llamado ‘delfinato’. Sin embargo, ahora anda metido con su hijo, Horacio José Serpa, en la política. Algunos dicen que usted seguirá gobernando a través de él… ¿Qué les dice a ellos?
“Sin que me lo propusiera, mi hijo apareció metido en política; pero les aclaro que no fue por culpa mía, sino por otros políticos como Rafael Pardo, Simón Gaviria y Juan Manuel Galán, quienes estaban buscando una ‘cabeza de lista’ para el Concejo de Bogotá.
Por fortuna, todo se da cuando yo ya no estoy vigente y él asumirá su cargo después de que yo deje la Gobernación de Santander. ¿Qué le puedo responder a usted? pues que Horacio José está haciendo sus pinitos de la manera más sana y, sin mi intervención; de hecho, ya tuvo un éxito extraordinario en los comicios de octubre. No es porque sea mi hijo, pero es claro que es un joven activo y juicioso y sé que le irá bien y le servirá con diligencia y lealtad a nuestro Departamento y a nuestro país. Yo les digo a quienes piensan que yo le voy a decir  a él qué hacer en política que mi hijo ya no necesita ayuda; él ya cogió vuelo solo”.


¿Qué viene para Horacio Serpa Uribe?
“Me voy a vivir a Bogotá junto a mi esposa (Rosita Moncada de Serpa); pero vamos a estar muy cerca de Santander; eso sí les aclaro, para nada me voy a meter en la política”.



Resulta difícil creer en esa promesa, sobre todo viniendo de una persona como usted, quien ha sido tres veces candidato a la Presidencia de la República, Procurador General de la Nación, Concejal de diferentes municipios de Colombia, representante a la Cámara, Senador, Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Ministro del Interior en fin… Ahora hasta tendrá un hijo en el Concejo de Bogotá...
“Tiene razón en su capcioso comentario, pero también le respondo que sí voy a seguir haciendo política nacional, pero por aquí no vendré a decir nada de la gobernación, ni de tal alcaldía, ni de tal secretario de despacho, nada de nada. Nunca recomendaré a ningún candidato, ni vendré a ver cómo van los contratos. Tampoco me voy a inmiscuir en decisiones políticas ni en nada por el estilo. Yo lo que les digo es que siempre seré muy querendón con Santander y con su gente”.


Entonces, ¿a qué se dedicará?
“Seguiré siendo útil en la política, pues voy a presidir la Sociedad Económica ‘Amigos del País’ que es, a mi juicio, el tanque del pensamiento más importante que hay en Colombia. Por otro lado, tengo varias invitaciones a la academia y le confieso que quiero cumplir un viejo sueño: hacer una revista virtual política seria e informativa; yo sé que seré capaz de editarla”.


¿Acaso hará lo mismo que está haciendo el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien utiliza las herramientas virtuales para responderles a aquéllos que acusan a su gobierno de corrupto? ¿Será que nos invadirán las ráfagas Serpistas o sus ‘mamolas’ en el ciberespacio?
“No, señor, mi revista no será para hacer el duelo del poder; no pienso ser ni un gobernador virtual, ni un quejoso contestón. Quiero ser, más bien, una persona que hable de cosas intelectuales, que opine sobre las relaciones internacionales o de los proyectos que se tramitan en el Congreso. Ojo, no será tanto una revista de política partidista, sino de la gran política, la del Estado y de la Sociedad, en la que tengan participación todas y todos”.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (28 votos)
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
CRUZ ROJA
Sorteo del 15 de Ago
9
1
4
4
HUILA
Sorteo del 15 de Ago
5
8
3
8
Astro Luna
Sorteo del 15 de Ago
aries
9
4
3
6
Publicidad