Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:01 am
Domingo 01 de Abril de 2012 - 12:01 AM

“Todavía estamos en situación de emergencia”

Ricardo José Lozano dijo que los ríos bajaron de nivel durante los primeros meses del 2012, pero que ahora comenzaron a subir y están cercanos a la cota de desbordamiento.
Ricardo José Lozano

Comienza Abril y todo parece indicar que llegará cargado de agua; tanto que no parará de caer sino hasta mediados de junio. Aunque el Fenómeno de la Niña se está despidiendo del país, sus últimos efectos harán que las lluvias sean superiores al promedio.
El director del Ideam, Ricardo José Lozano, hizo un panorama de la que será la primera temporada de lluvias, en un momento en el que el territorio aún está vulnerable y los ríos y las vías no lograron recuperarse de los efectos devastadores que dejaron las dos “Niñas” que pasaron en 2010 y 2011.

Lo que viene
¿Es cierto que no tendremos la misma intensidad de lluvias y que bajarán en cantidad?
La intensidad de estas lluvias no se puede comparar con las que tuvimos los dos años pasados. La intensidad es alta porque estará 50 o 70 por ciento por encima de lo normal. Si lo comparamos con el año pasado, la cantidad de agua que caerá será menor; pero de todas maneras ese 50 o 70 por ciento de más lluvia, nos puede generar un riesgo alto, porque la sensibilidad y vulnerabilidad del suelo están altaa, debido al impacto de las dos “Niñas” pasadas.

¿Qué pasó con el Fenómeno de la Niña 2011-2012? ¿Al fin se fue o no?
La “Niña” se está despidiendo. Las aguas del Océano Pacífico están alcanzando sus condiciones normales de temperatura. Pero mientras tanto llegó la primera temporada de lluvias, que siempre aparece a mediados de marzo y termina a mediados de junio. Lo que pasa es que la “Niña” hace que llueva por encima del promedio; por eso, mientras la “Niña” se va, esta temporada de lluvias estará por encima del promedio.

¿Cómo está el país después del paso de dos fenómenos de la “Niña”?
Tenemos un nuevo escenario de riesgo, precisamente porque llevamos casi dos años teniendo lluvias extremas, muy por encima del promedio. La primera “Niña” fue la más fuerte de la historia de la meteorología, que nos trajo lluvias por encima de 400, 500 y 600 por ciento. Todos conocemos las consecuencias: seis millones de hectáreas bajo el agua y 1.600.000 hectáreas nuevas que son susceptibles de inundación.

Entonces, ¿Colombia no se alcanzó a recuperar en ese primer periodo que tuvimos de verano?
No fue suficiente, porque tuvimos lluvias seis o siete veces por encima de lo normal, y el riesgo es acumulativo.
Los ríos bajaron de nivel bastante pero otra vez están subiendo, estamos con los niveles muy cercanos a las cotas de desbordamiento en las partes alta y media del río Magdalena y del río Cauca. El río Bogotá sigue ascendiendo, lo mismo que el río San Jorge y los ríos del pie de monte llanero. El río Amazonas no ha parado de subir desde hace varios meses. En general los afluentes de las principales cuencas están entregando suficiente caudal, no solo a las grandes cuencas, sino también a las pequeñas, donde el riesgo son las crecientes súbitas, que no dan tiempo de evacuar a las comunidades aledañas, y las avalanchas y deslizamientos de tierra que pueden generar.

¿Ya deberían estar activados los planes de emergencia y contingencia?
Desde hace meses los nuevos alcaldes y gobernadores deberían tener los planes de prevención y de contingencia activos, porque estamos en situación de emergencia; la verdad es que todavía no hemos superado el impacto que nos dejaron las dos “Niñas”.

¿Cuándo se podrá recuperar el país del efecto que dejaron estos fenómenos climatológicos?
Ese análisis lo tenemos que hacer muy local, mirar cuál es la composición de la tierra y del suelo, y analizar su grado de conservación y de degradación. También mirar cuál es el tipo de roca, porque algunas no son porosas, entonces el agua pasa de largo y son impermeables. Por eso es tan importante el trabajo de los municipios y el ajuste de los planes de ordenamiento territorial. Se  debe hacer un análisis puntual del riesgo de inundaciones, deslizamientos y avalanchas.

¿Habrá regiones que se recuperarán más rápido que otras?
Sí, hay regiones menos impactadas que otras. El río Cauca nos preocupa bastante, por el impacto que dejó desde su nacimiento hasta su desembocadura. Lo mismo el río Magdalena en sus partes baja y media, que todavía no han podido recuperarse.

¿La segunda temporada de inverno del 2012 también vendrá con unas lluvias menos intensas que las del año pasado?
No sabemos todavía, hay que esperar a ver qué pasará con el Océano Pacífico y con la atmósfera.

¿Es posible que llegue otra “Niña” o un “Niño” pronto?
Por ahora las agencias meteorológicas mundiales hablan de que las condiciones del Océano Pacífico y de la atmósfera serán neutrales, pero no se descarta tener un calentamiento. En unos dos meses estaremos más seguros de qué pasará con el océano y con la atmósfera.

¿Cómo va el tema de los radares que se adecuarán en las regiones, entre otras cosas, para mejorar los pronósticos?
El Gobierno Nacional nos dio recursos para instalar tres radares en el país, pero es un proceso al cual hay que dedicarle tiempo. No es cuestión de ir y comprar un radar y ya. El radar se hace de acuerdo con lo que requieren el país y cada región. Es un proceso que necesitará de un año, para cumplir la adquisición, la instalación y la puesta en marcha. Podrían estar listos a finales del siguiente año.

Frente al “chamán”
¿Qué opina de la creencia en “chamanes” por parte de instituciones y personas, como los organizadores del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, para evitar las lluvias?
Respetamos el conocimiento tradicional de las diferentes comunidades en el país, es otra ciencia diferente a la que manejamos nosotros en el instituto. Pero el Ideam es hoy en día el referente y autoridad nacional meteorológica e hidrológica basada en alta tecnología y conocimiento científico, que además se basa en lo que el mundo científico está usando.

¿La exposición mediática de los “chamanes” le restó credibilidad al Ideam?
No, creo que el país tiene gran credibilidad en el Ideam. Tenemos claro el rol del Instituto para el desarrollo del país. Nuestros usuarios son los grandes sectores económicos de Colombia, las comunidades vulnerables, los municipios, las gobernaciones, los ministerios, todos los sistemas nacionales que se basan en conocimiento científico y en la información oficial para reducir la vulnerabilidad de la sociedad. Hemos demostrado con los fenómenos de la “Niña” que la ciencia y el conocimiento funcionan y que lo importante es tomar ese conocimiento y usarlo para reducir nuestra vulnerabilidad, pero además cuidar la inversión que hacemos en el territorio.

¿Es mejor invertir en el Ideam que en el “chamán”?
Cada persona hace con su plata lo que quiere.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
BOGOTA
Sorteo del 17 de Ago
5
4
6
8
QUINDIO
Sorteo del 17 de Ago
2
5
7
6
Astro Luna
Sorteo del 17 de Ago
tauro
0
3
9
9
Publicidad