Sábado 20 de Diciembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Bucaramanga
Patrocinado por:
Lunes 18 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

Lluvias amenazan otra vez al área

Lluvias amenazan otra vez al área
Otra vez las lluvias devastaron los sectores más vulnerables del área metropolitana, sobre todo en los municipios de Piedecuesta y en los asentamientos que se ubican al margen del Río de Oro.

Otra vez, en menos de una semana, las lluvias devastaron a los sectores más vulnerables del área; esta vez en los municipios de Piedecuesta y en las zonas que bordean al Río de Oro.

Nada más en Girón, en un barrio como La Isla, 300 personas perdieron sus enseres tras el aumento del caudal del afluente que, de manera literal, inundó a todo este asentamiento, situado en inmediaciones de El Poblado.

El alcalde de ese municipio, Héctor Josué Quintero declaró la ‘Alerta Máxima’, al tiempo que les hizo un llamado a los organismos de socorro nacionales para que les garanticen ayudas humanitarias a los habitantes de los sectores urbano y rural, quienes se quedaron a la intemperie.

El Jefe del Gobierno Local ordenó la  evacuación de todas las viviendas situadas al margen del afluente, en los siguientes barrios: La Isla, La Inmaculada, El Carmen, Girón Campestre y  Brisas del Río; al igual que en la vereda Llano Grande.

“Es preciso desalojar dichas zonas pues en cualquier momento podría ocurrir una avalancha. Las lluvias continúan y ellas representan un serio peligro en esa neurálgica zona”, aseguró el Mandatario gironés.

Según el secretario del Interior de esa localidad, Samuel Andrés Villamizar, “cerca de dos mil personas se encuentran en vilo. Por eso, los miembros del Comité de Emergencias, al igual que varios uniformados del área metropolitana nos encontramos en la zona prestos a ayudar con la evacuación de los residentes”.

Vale anotar que las embravecidas aguas del Río de Oro afectaron el transporte en el sector de ‘El Zancudo’, en la vereda Llano Grande, de Girón. Allí un bus que llevaba 20 pasajeros fue arrastrado por la corriente. Por fortuna, los ocupantes del automotor y el propio conductor salieron ilesos.

De manera adicional, el puente Lengerke sufrió graves daños; incluso se suspendió el paso por la zona, ante un posible colapso de la estructura.

En Piedecuesta
Tras recorrer la zona de desastre en Piedecuesta, Vanguardia Liberal pudo comprobar el estupor, la tristeza y la desolación que acompañan a los damnificados.

En el barrio San Marcos, de esa localidad, donde se registró una avalancha de lodo y piedra, sentimientos comunes embargaban a todo el vecindario, que se mostraba confundido por la pérdida de sus enseres y de buena parte de sus moradas.
Martín Jaimes, uno de los damnificados, relató las dramáticas escenas que se vivieron en la madrugada de ayer:

“Fue horrible, el agua se mezcló con las piedras y  se generó una avalancha de miedo. No sabemos cómo nos pudimos salvar”.

María Panqueva, otra de las afectadas, exclamó: “era como el fin del mundo. Todas nuestras casas quedaron embarradas y lo peor es que no para de llover”.

En ese asentamiento, cinco viviendas quedaron totalmente destruidas y otras diez hoy están inhabitables. Neveras, cocinas y muebles quedaron sepultados entre la fuerza de las aguas y los deslizamientos de varias toneladas de lodo.

En Piedecuesta, también se registraron emergencias en los barrios Bariloche, El Mirador y San Cristóbal, en donde ocho casas quedaron semidestruidas.

Otros sitios como Tejaditos, La Colina, La Castellana, Barro Blanco, Villas de San Juan, Villa Lizeth, San Pedro, Portal del Valle, Los Cisnes y Portal del Molino también sufrieron inundaciones y deslizamientos; además del colapso de varias redes del alcantarillado. En estos puntos no se reportaron heridos ni víctimas fatales.

Según el mandatario de Piedecuesta, Ángel de Jesús Becerra Ayala, las emergencias también sacudieron a las veredas  Sevilla, Las Amarillas, El Polo, Planadas, Pajonal y Monterredondo:  “la fuerza de las lluvias dejó incomunicados a estos sectores rurales con el casco urbano del municipio; además destruyó a otras seis viviendas”.

En total, las emergencias  del área dejan como saldo a varias docenas de viviendas afectadas en el campo y en la ciudad, por lo que en la actualidad se hace el censo con las familias afectadas y se evacúan las que se encuentran en puntos de riesgo.
Por su parte, la Piedecuestana de Servicios Públicos adelanta trabajos en la boca- toma del Río de Oro que capta el agua para la Planta de tratamiento de La Colina. La bocatoma se encuentra colapsada por la gran cantidad de arena, lodo, piedras y sedimentos que recibió tras la creciente.

Se cree que al menos una semana tomará el mantenimiento de los tanques que se encuentran llenos de sedimentos. Y se espera, eso sí, que hoy quede habilitado un tanque que permita el tratamiento de agua y se eviten cortes del servicio del preciado líquido.

Publicada por
EUCLIDES ARDILA RUEDA
Su voto: Ninguno (25 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
culona
Sorteo del 20 de Dic
1
5
5
5
dorado tarde
Sorteo del 20 de Dic
3
6
8
9
Astro Sol
Sorteo del 20 de Dic
piscis
2
0
3
6

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones