Publicidad
Publicidad
Mié 1 de Abr de 2015
22ºC
Actualizado 10:44 pm
Jueves 30 de Mayo de 2013 - 10:50 AM

Finalizan obras para evitar derrame de lixiviados en El Carrasco

A través de cajas construidas con ladrillos y cemento, la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, busca evitar que este material tenga fugas a zonas verdes o fuentes hídricas que circundan en inmediaciones al relleno sanitario.
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Finalizan obras para evitar derrame de lixiviados en El Carrasco
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

La construcción de las cajas se inició el pasado viernes 24 de mayo y finalizó el  lunes 27 del mismo mes.

Para evitar que incidentes como el ocurrido el pasado 10 de mayo, cuando se produjo una saturación de grasas en una de las tuberías instalada en las piscinas de lixiviados de El Carrasco, el gerente de la Emab, Samuel Prada Cobos, anunció la implementación de unas cajas de rebose que recogerán el exceso de este líquido producido por las basuras.

El funcionario indicó que “la estructura contigua a la piscina recogerá cualquier rebosamiento que ocurra durante el día o la noche. Desde la caja y a través de tuberías llevaremos el material directamente hacia la planta de tratamiento”.

Sin embargo, Prada Cobos insistió en que “no hubo ninguna falla técnica en las piscinas, mucho menos una emergencia, este hecho se generó luego de una alta cantidad de lluvias que hizo que llegara la inusual porción de grasas a estas plantas de tratamiento. Sacamos una tubería adicional y trasladamos los residuos hacia las otras piscinas mientras se lava ésta y esperamos continuar con la operación normal”.

El Gerente de la Emab aseguró que con el nuevo dispositivo “sencillamente no se va a producir ningún derrame de lixiviados. Lo que caiga acá (caja) no tendrá contacto con el ambiente de la zona”.

Vanguardia.com conoció que las piscinas que acumulan este material tienen una capacidad de 4,5 litros por segundo, que reciben los 3,2 litros por segundo que produce El Carrasco.

Funcionarios de la Emab precisaron que  la única planta de tratamiento de lixiviados del país que funciona con microorganismos es la de Bucaramanga. Actualmente el costo de operación de la planta de tratamiento es de $10 millones mensuales.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad