Jueves 31 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Región
Patrocinado por:
Jueves 22 de Noviembre de 2012 - 11:05 AM

Premian tres ejemplos de creatividad a la hora de enseñar en Santander

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Premian tres ejemplos de creatividad a la hora de enseñar en Santander
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
Una docente de Bucaramanga encontró en el lenguaje de las señas un complemento para orientar a sus estudiantes oyentes y sordos, un rector fusionó el arte con la academia y mejoró el comportamiento de algunos alumnos, y una maestra en Charalá compone rimas para educar. Vanguardia.com presenta estos tres ejemplos innovadores que le dan un giro a la forma de enseñar y aprender en la región.

Desde hace más de dos años se desarrolla en la Escuela Normal Superior de Bucaramanga el proyecto ‘En el aula la diversidad cuenta’, coordinado por la docente Miriam Lolita Santos Espinosa y que consiste en dar clases a los estudiantes sordos y oyentes por igual.

La profesora  explicó que desde el 2010 se incluyó en la institución una nueva oferta educativa de básica primaria para la comunidad en situación de discapacidad auditiva, que propició el escenario para una innovadora experiencia de trabajo desde preescolar hasta quinto grado.  En el 2012 se inició con el proceso de inclusión, en el que los niños sordos se vincularon con los oyentes en una misma aula.

Los estudiantes reciben las clases por igual, solo que “el maestro debe ser una persona bilingüe, que hable español y maneje la lengua de señas.  El proyecto también cuenta con el apoyo de un adulto sordo en el salón que aporta a la formación de los niños y los resultados han sido excelentes”, explicó Santos Espinosa.

Según la educadora, al principio los estudiantes oyentes se mostraron inquietos por la presencia de los menores sordos en el aula.  “Hubo muchas inquietudes en conocerlos y saber por qué hacían muecas.  Sin embargo, poco a poco entraron en contacto y tanto los unos como los otros se interesaron en aprender, entonces se estableció un pacto de mutuo acuerdo en el que los sordos enseñaban la lengua de señas a los oyentes y ellos a escribir a los sordos”.

Así como esta experiencia, el Instituto Nacional de Comercio de Bucaramanga le apostó a la iniciativa de la ‘educación artística como factor de motivación para estudiantes con problemas de convivencia’. En esta institución educativa había unos 20 jóvenes con serias dificultades en su comportamiento.

El rector del Instituto Nacional de Comercio, Plinio Pinzón Albarracín, explicó a Vanguardia.com que la propuesta consistió en “incluir clases de danza, música y poesía como complemento.  Iniciamos el proceso con un grupo de estudiantes que tenían bastantes problemas de disciplina.  Tratamos de suavizarlos y enfrentarlos a un reto que fue una presentación en Vélez en un festival de música que se llama El Festivalito”.

Para Pinzón Albarracín fue un éxito el trabajo que se realizó durante un año, en el que el 75% de los niños y jóvenes aprendieron a tocar instrumentos musicales y se solucionó el inconveniente de indisciplina.  Hubo algunos que no lo superaron, porque “tienen una problemática familiar muy dura y eso no permite que entre la escuela a solucionar la dificultad”.

El Rector manifestó que la educación artística ha dado resultados muy positivos, sobre todo porque “estos procesos agilizan la mente y le han permitido a la institución estar siempre en los mejores lugares del país”.

Innovación en Charalá

Y mientras estas experiencias se reconocen en la ciudad, en el departamento también hay procesos significativos, como es el caso de la Escuela Normal Superior de Charalá, donde la docente Gloria Calderón Camacho, a través del proyecto ‘Aprender rimando, una ventana abierta hacia una inclusión educativa’, les enseña a sus alumnos a través de rimas.

Desde hace más de 10 años la docente implementó esta estrategia como respuesta al problema de aprendizaje de los estudiantes con relación a las matemáticas. 

“Empecé a hacer rimas para las tablas de multiplicar y luego con todas las demás áreas.  Los resultados han sido muy buenos porque los niños aprenden cantando, riéndose y en ocasiones hasta construimos las rimas con ellos”, manifestó Calderón Camacho. El siguiente es un ejemplo de rima:

 

‘Una mañana resplandeciente los conjuntos se reunieron,

el universal paciente escuchó lo que los otros dijeron. 

Habló primero el finito, luego lo hizo el unitario,

tomó la palabra el infinito y el pasivo ya no pudo callarlo’.

 

El trabajo no es sólo escribir la estrofa y que los niños se la aprendan, sino que el estudiante tenga contacto con ella. 

“En la rima se condensa el vocabulario y el concepto básico del tema y para complementar hacemos dinámicas o concursos en los que ellos se aprenden un verso”, sostuvo Calderón Camacho.

Este proyecto se divide en etapas por las cuales transita el estudiante hasta compenetrarse con el conocimiento.  Según la docente, el primer paso es el reconocimiento, en el que los aprendices preguntan sobre palabras que no entiendan y a partir de ello se explica el tema. Luego, viene la etapa de ampliación de los saberes, que le permite al niño aprender por su propia cuenta acudiendo a la biblioteca, investigando a través de internet. En ese momento el docente se convierte sólo en un asesor. Finalmente llega la fase de evocación, en la que los estudiantes hacen exposiciones sobre lo averiguado. 

“Lo maravilloso de este proceso fue trabajar con dos niños, uno con discapacidad cognitiva y otra con discapacidad múltiple.  El primero era un niño deprimido, no quería ir al colegio y se sentía aislado, pero a partir de esta metodología, que incluía a todos los estudiantes, se motivó y empezó a decir una estrofa, un verso y a participar con los otros niños. El niño cambió su actitud.  Y con la niña fue magnífico, en medio de su dificultad, sacarle una sonrisa y hacerla parte del grupo”, precisó la docente.      

Para esta charaleña, amante de la poesía, no ha sido difícil construir rimas para todos los temas educativos. “Se convirtió como en un jueguito y afortunadamente cuento con esta facilidad innata”.

Calderón Camacho tiene entre sus logros una publicación escrita de sus rimas que va acompañada de un disco compacto, con los cuales permite a otras instituciones adoptar esta forma de enseñanza. 

En los próximos días esta docente estará en el municipio del Socorro replicando su experiencia, y viajará a Chile representando a Colombia en un encuentro internacional, donde dará a conocer su trabajo y esta particular forma de enseñar.

“El juego, la alegría y la motivación se convierten en un punto de encuentro en el que todos los niños comparten y esa es la verdadera inclusión educativa”, finalizó Camacho Calderón. 

Las tres experiencias significativas fueron premiadas esta semana en Bucaramanga. Dos de ellas por la Secretaría de Educación de Bucaramanga y Empresarios por la Educación Capítulo Santander, y la otra por la Secretaría de Educación de Santander y la Fundación Centros de Aprendizaje Neuroharte.

Publicada por
LUIS ALFONSO CÁRDENAS MATEUS
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
Dorado Tarde
Sorteo del 31 de Jul
6
2
5
6
Culona
Sorteo del 31 de Jul
0
6
6
1
Astro Sol
Sorteo del 31 de Jul
sagitario
1
9
1
3

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones