Sábado 20 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Región
Patrocinado por:
Viernes 30 de Noviembre de 2012 - 03:13 PM

“En la violencia de género, la cárcel sin tratamiento no tiene sentido”

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
“En la violencia de género, la cárcel sin tratamiento no tiene sentido”
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
Las agresiones contra mujeres han cobrado un número alarmante de víctimas, porque solo se reconocen cuando estas ya han tenido consecuencias fatales. En España, se realiza desde hace 10 años tratamiento y prevención con agresores. Santiago Boira Sarto, especialista en sicología clínica y doctor de la universidad de Zaragoza, ha sido pionero en estos tratamientos contra hombres maltratadores.

Vanguardia Liberal.: ¿Cómo nace su interés en investigar y tratar la violencia de género desde la perspectiva del agresor?

Santiago Boira: Fue casi por casualidad. En 1999 se creó el primer programa en la región de Aragón, patrocinado por el Instituto de la Mujer, que creaba un espacio de apoyo sicológico para hombres con problemas que implicaban violencia de género. Este programa se puso en marcha para mejorar la seguridad de la mujer. Yo llegué por convocatoria y empecé a trabajar allí. Luego se dibujaron todos los matices de este tema y he tratado de estudiarlos.

V.L.: En Colombia, como en muchos países, la única acción contra el agresor es la cárcel. ¿Cuál es su opinión?

S.B.: La pena en sí misma no da soluciones, porque el agresor va a salir de la cárcel y en muchas ocasiones no puedes hacer ningún tipo de intervención preventiva. No se puede pensar que el agresor no existe o dejó de existir. Entonces el tema es seguir protegiendo a la víctima. Por eso hay que intervenir y hacerlo desde muchos ámbitos, en ocasiones es un tema de contención, quiero decir, que cese la conducta violenta. Quisiéramos que el hombre se rehabilitara, pero a veces es muy complejo y se avanza tratando de generar una separación sin males mayores. Pero claro, cuando es posible empezar un proceso de trabajo, que no es rápido ni fácil, es posible cambiar determinadas creencias de carácter machista y tratar de hacer consciente al hombre del error de su conducta, porque en muchas ocasiones el agresor asume el comportamiento como normal, que se da casi de manera cotidiana.

V.L.: ¿Cómo es eso que la violencia de género es un proceso de situaciones?

S.B.: Hay que entender que estamos hablando que la violencia de género no es una foto, es una película. Los varones agresores  se escudan diciendo “pero es que ella me ha pegado primero”, claro pero es que él está viendo los últimos tres minutos de la película, una foto en donde ella reacciona hacia él, pero no ha visto los otros 90 minutos de la película donde está la historia de violencia que no necesariamente tiene que tener un parte forense o un moretón, es la repetición de una estructura de un pensamiento de miedo y control.

V.L.: Es difícil determinar el perfil de un hombre maltratador. ¿Existen comportamientos que puedan dar visos de ese tipo de conducta?

S.B.: No tenemos ninguna variable de las miles que existen que determine que tienes un problema de agresión de género. A mí me gusta mirar lo que está sucediendo en la relación, no tanto mirando al agresor. Si yo veo una relación que por defecto es asimétrica, quiero decir, que una de las partes siempre 'gana' y la otra parte nunca lo hace, se mantendrá el control sobre el otro. La violencia de género no se caracteriza porque yo pegue mucho o pegue poco, sino que yo pego cuando es “necesario”. El miedo es una de las formas más poderosas de dirigir el comportamiento del otro. La conducta del maltratador busca que la mujer haga lo que él quiere siempre llevándola al modelo de mujer que él quiere que sea.

V.L.: ¿Cómo ha sobrevivido ese patriarcado violento en nuestro tiempo?

S.B.: El tipo de violencia patriarcal parte de una premisa: que el hombre por arte de magia tiene el poder por definición sobre la pareja. Este tipo de visiones son muy rígidas y con ideas previas de lo que “el hombre y la mujer tienen que hacer en la vida”. La mujer tiene que cuidar, complacer y saber hacer; el hombre tiene que proveer dinero, pelear socialmente, ser público. Bien sea aquí, en España, en Senegal, lo importante es plantearse el nivel de intensidad de la influencia patriarcal para entrar a tratarlo. Ese tratamiento depende de dos cosas, de la prevención, si se logra a tiempo, o de la contención, si ya va muy avanzado, siempre procurando que el hombre flexibilice su idea de entender el género.

V.L.: Acá en Colombia se visibiliza la violencia de género cuando ya está teniendo consecuencias lamentables, ¿pero desde qué punto puede tipificarse?

S.B.: Mira, en España la amenaza ya es un delito. Si hay un mensaje de texto que dice “te voy a matar”, eso puede dar hasta un año y medio de cárcel, que lo reparten entre el arresto y el tratamiento obligatorio. Pero eso varía dependiendo del país y tengo entendido que acá no es así.

V.L.:¿Por qué solo vemos la punta del iceberg?

S.B.: Cuando hay determinado nivel de violencia muy grave, violencia de cualquier tipo, no solo de género, se corre el peligro de que enmascaren aspectos que pasan a ser valorados como menos graves, esa puede ser una causa.

V.L.: Cuando se habla de “crimen pasional” ¿qué se esconde detrás de esa manera de ver el maltrato?

S.B.: El crimen pasional o de honor es ante todo un crimen desigual, porque solo pasa de un lado hacia el otro, es decir de hombre a mujer. Me explico “es pasional si a mí como hombre me ponen los cuernos”, pero no si soy yo quien los pongo. El gran problema de este término es que desestima algo que claramente es un delito, por ejemplo, si te robas un carro eres un ladrón, no hay duda, pero si le pegas a tu esposa, es un delito pero... tal vez no tanto, porque entonces empieza a pensarse “pero qué habrá hecho ella, qué le habrá hecho a ese hombre”. El cambio de la mentalidad en este aspecto es indispensable para elevar a la categoría pública del delito esta violencia. Tal vez lo más problemático del “crimen pasional” es que es una forma de decir “yo tengo el derecho de hacerte algo, porque tú me has atacado en mi honra” y eso no tiene sentido, es un delito y ya.

V.L.: Los hombres maltratadores tienen estructuras disfuncionales de género ¿eso cómo influye en su conducta?

S.B.: Sin duda, las estructuras de género son las formas como se entiende al hombre y a la mujer. Pero cuando estas son disfuncionales, generalmente lo están porque hay una cultura patriarcal muy enraizada. En la medida en que se entienda que ser hombre y ser mujer tiene flexibilidad y que no solo eres macho si tienes una mujer que te sirva la cena y tú tienes que ser el que trae el dinero a casa, se disminuye el riesgo de que esa relación genere problemas, pero si no es así, no hay duda de que ahí hay un caldo de cultivo de violencia de género.

V.L.:¿Puede entenderse que el agresor sea a la vez víctima no de maltrato, sino de unas presiones sociales?

S.B.: Esto es bastante conflictivo, porque no se debe nunca desligar el hecho de la violencia, pero haciendo un paréntesis, se puede hablar del desarrollo de las nuevas masculinidades y de, por así decirlo, lo difícil que lo tenemos los hombres en este tiempo, estar peleando siempre, siempre ganando, nunca mostrar el lado sensible. El hombre no es un producto genérico, no todos son iguales ni deben serlo. El fin mayor debe ser buscar nuevas modalidades de ser felices sin renunciar a nuestra masculinidad, poder mostrar nuestros sentimientos y no sentirnos menos hombres. Ahí se puede creer que el varón es una víctima de su entorno, pero lo digo, eso nunca justifica en absoluto la conducta y no se debe conectar como excusa para la violencia de género.

Publicada por
DAVID ORTIZ CASTAÑO
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
Dorado tarde
Sorteo del 20 de Sep
3
8
8
7
CAFETERITO TARDE
Sorteo del 20 de Sep
9
7
5
2
Astro Sol
Sorteo del 20 de Sep
virgo
2
3
0
2

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones