Miércoles 23 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Región
Patrocinado por:
Domingo 02 de Diciembre de 2012 - 04:28 PM

Esta es la realidad del VIH–Sida en Santander

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Esta es la realidad del VIH–Sida en Santander
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
Científicos de todo el mundo aseguran que detener la pandemia del Sida es posible; sin embargo, en Santander, la enfermedad toma ventaja y suma más víctimas, según lo informó la Secretaría de Salud Departamental.

Hace una semana, Jorge* se despidió de los especialistas que lo han atendido desde hace dos años en el Hospital Universitario de Santander, HUS, dejando en claro su decisión: “No volveré a pelear más por la droga que desde hace seis meses no he recibido y tampoco volveré a controles. Quiero que todo el mundo me vea morir en un pasillo, a ver si alguien se pellizca y se evidencia la situación de cientos de enfermos de VIH– sida en Bucaramanga”.

Jorge es una de las 319 personas en Santander que padecen el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, VIH–sida, y que además de lidiar con esta enfermedad, ha tenido que batallar para tener una atención digna. Uno de los capítulos más duros de su vida ha sido afrontar el declive de su carrera como estilista y el rechazo de las personas con las que ha laborado.

Según Patricia Caicedo Higuera, coordinadora del programa de Salud Sexual y Reproductiva de la Secre-taría de Salud del departamento, la desatención que denuncia Jorge no es frecuente, pues el proceso de atención y entrega de medicamentos ha mejorado de forma considerable. No obstante, no desconoce que Jor-ge está en riesgo y que si el tiempo sigue avanzando y no recibe las medicinas, su cuerpo se pude volver in-mune al tratamiento y agravarse.

Los cambios

Fue en 2010 cuando este barranquillero de 44 años, estilista desde los 13, bailarín, actor de teatro junto a la desaparecida Fanny Mickey y recordado por muchos, según él, por ser el primer transformista que figuró en la revista Vea en 1989, supo que padecía esta enfermedad. Confiesa que debido al consumo de drogas su cuerpo estaba deteriorado, pero jamás imaginó que se trataría del VIH–sida.

De su mente no se aparta el día en el que llegó un cliente y le gritó, en medio de decenas de mujeres que se arreglaban en su peluquería, que tenía el aspecto de “un enfermo de sida”. “Esa noche me despedí del administrador del lugar, le dije que me tomaría unos días libres para descansar. A la mañana siguiente ingresé a Urgencias del HUS y duré tres meses hospitalizado. Tuve que aceptar mi enfermedad”, confiesa Jorge.

Bajo supervisión médica, este paciente bajó 30 kilos, perdió el pelo, la movilidad en sus piernas, presentó falla en los riñones y fue atacado por la toxoplasmosis.

Aceptar su enfermedad fue solo una parte de su tragedia. Jorge afirma que cuando “se regó la noticia” su vida profesional se vino a pique. Muchas clientas no regresaron a su peluquería, otras nunca se alejaron, pero no quisieron que él las volviera a atender.

A pesar de su enfermedad, Jorge se fue para su natal Barranquilla, buscando una segunda oportunidad para su carrera. Durante pocos meses pudo ponerse a la altura de peluqueros reconocidos de esa ciudad, pero el estigma de su enfermedad no lo dejó estar más de un año en ‘La Arenosa’.  

“Mis compañeros llamaron a la dueña del local donde funcionaba la peluquería y le dijeron que tenía sida. La mujer le reclamó al dueño del negocio y él me defendió, pero decidí regresar a Bucaramanga, no soporté más la discriminación”, revela.

La tutela que nunca ha servido

Hasta el 10 de mayo de este año, Frank recibió los medicamentos por parte de la Secretaría de Salud de Santander. En abril interpuso una acción de tutela que falló a su favor; sin embargo, no ha logrado que el Estado y la Secretaría de Salud le entreguen los medicamentos que por ley deben proporcionársele.  

Manifiesta que ha tocado muchas puertas de la Secretaría. Narra que la última vez que fue a buscar ayuda tuvo que esperar por cuatro horas a un empleado de este despacho. “Me atendió y me dijo que no podía hacer nada, porque la orden que había dado el Ministerio de Salud desde Bogotá era no entregarle droga a nadie y menos a los que llegaran con tutelas. Le res-pondí: “Míreme bien la cara, porque usted nunca jamás me va a ver doblado en su escritorio para que me dé la droga”.

Pero, ¿qué haría este paciente si finalmente la Secretaría de Salud lo llama y le entregara el medicamento y siguiera con su tratamiento? “Creo que me van a salir con el cuento de que no me pueden dar por ahora, porque viene Navidad, luego vacaciones, más adelante porque son los Carnavales de Barranquilla, después Semana Santa… Llegará el otro año sin droga y a lo mejor, cuando esto se solucione, ya esté muerto”, concluye.

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente.

EL Sida aumenta en Barrancabermeja

Si bien es cierto que Bucaramanga es la ciudad con mayor número de pacientes con VIH- sida en Santander, en Barrancabermeja los casos van en aumento, según la Secretaría de Salud del departamento.

“La proporción de casos es que por cada tres hombres contagiados una mujer resulte infectada. Sin embargo, en el Puerto Petrolero la proporción, según estudios epidemiológicos que ha adelantado la Administración Municipal, la proporción es 1-1”, asegura Patricia Caicedo Higuera, coordinadora del programa de Salud Sexual y Reproductiva de esta entidad.

No existe un estudio que revele las causas del aumento en el número de contagios en ese municipio, pero Caicedo Higuera asegura que la llegada masiva de personas de otras zonas del país por la modernización de la refinería de Ecopetrol, la prostitución, el desplazamiento, el abuso y la violencia sexual, podrían ser los causantes del aumento de esta enfermedad.

La prueba sigue siendo un tabú

A pesar del aumento en los casos y de las campañas y programas que adelanta el Estado para que la población tome conciencia sobre el uso del condón y la práctica de la prueba para conocer si se tiene o no la enfermedad, entidades como la Secretaría de Salud de Santander aseguran que no existe una cultura de la prevención.

“Hay gente a la que le da mucho temor la prueba y dicen que prefieren morirse antes de enterarse que padece esta enfermedad”, revela Caicedo Higuera, del programa de Salud Sexual Reproductiva de esta entidad.

La prueba, que está contemplada en el Plan Obligatorio de Salud y que debe ser autorizada en caso de que la persona presente los síntomas de la enfermedad, cuando el médico lo estima necesario o en caso de que se detecte alguna enfermedad de transmisión sexual, no se practica con frecuencia, ya que, según Caicedo, algunos médicos  no indagan a sus pacientes por factores de riesgo de su vida sexual y tampoco les preguntan si se están protegiendo.

Lo positivo es que las madres gestantes sí se están realizando la prueba, porque en el modelo de atención se exige que luego de tres meses de embarazo se realice la prueba.

¿Por qué cree que la gente no se practica la prueba del Sida?

Esto respondieron algunos lectores de Vanguardia.com a través de las redes sociales:


* “Solo se practica cuando la piden para un trabajo, cosa que está prohibida por la ley”.
* “Esta es una prueba insegura. A uno le da temor por los instrumentos con los que la practican y contraer una infección”.
* “Muchos les da pena el qué dirán, otros no lo hacen quizás porque sienten que no corren riesgo”.
* “Dos razones: Por miedo a que salga positiva y porque creemos que eso no nos pasará; siempre nos hemos "cuidado".  
* “Porque no enseñan educación sexual. Por eso, hay tanta niña sin so-porte económico embarazada, homosexuales, etc. Hoy en día se pre-ocupan más por ganar plata que por la calidad humana”.
* “El ser humano es culpable de las enfermedades por ignorancia de las mismas. No porque vengan de ninguna persona sea cual sea el sexo. En este momento todos somos partícipes, muchas veces no se utiliza la protección necesaria. Solo por placer se olvidan de la protec-ción”.
* “Muchas personas se sienten avergonzadas. Esto es debido a que no hay una cultura seria con respecto a los temas de sexualidad y aún siguen siendo un tabú”.
* “Independientemente de la condición sexual y económica, la gran mayoría de contagios se da por la promiscuidad. Lo que falta es amor propio”.

Por cada tres hombres contagiados con el VIH–sida en Santander existe una mujer infectada. Sin embargo, en Barrancabermeja, la proporción es 1-1.

* Dato: Muchas de las personas contagiadas en Bucaramanga confesaron que nunca se sintieron expuestos al sida, porque sostenían relaciones sexuales con una misma persona y no utilizaban preservativo.

* Dato: De acuerdo con datos de la Encuesta de Demografía y Salud de Colombia, realizada en 2010, solo el 44% de los jóvenes usó condón en su última relación sexual y solo 27% se ha practicado una prueba de VIH–Sida, pese a que cerca de 40% de las infecciones se presentan en jóvenes.

¿Sabía usted que el mayor número de personas contagiadas en Santander son los heterosexuales, le siguen los homosexuales, los bisexuales y las madres que contagian a los recién nacidos?

¿Qué dice la ley?
Según el Decreto 1543 de 1997, que reglamenta el manejo de la in-fección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH; el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, sida, y otras enfermedades de transmisión sexual, está prohibida la exigencia de esta prueba como requisito para ingresar a colegios, universidades, clubes deportivos, sociales y hogares de rehabilitación. Tampoco es posible solicitarla para realizar cualquier actividad laboral o permanecer en la misma, el ingreso o residencia en el país, el acceso a servicios de salud, el ingreso a cualquier tipo de actividad cultural, social, política, económica o religiosa.  

* 320 casos de personas infectadas se registran a la fecha en Santander, según la Secretaría de Salud del departamento. En total, 228 hombres y 91 mujeres están contagiados.

* 3.991 casos se han registrado en Santander desde 1989, año en el que apareció el primer caso en Bucaramanga.   

Los 10 municipios más afectados

Casos registrados desde 1989 hasta noviembre de 2012

* Bucaramanga: 2.058
* Barrancabermeja: 463
* Floridablanca: 293
* Girón: 139
* Piedecuesta: 133
* San Gil: 46
* Socorro: 26
* Puerto Wilches: 24
* Lebrija: 23
* Rionegro: 21

Grupos vulnerables

* Hombres homosexuales
* Trabajadoras sexuales
* Mujeres trans
* Internos de las cárceles
* Habitantes de calle
* Consumidores de drogas de alto riesgo
* Jóvenes entre los 14 y los 20 años.

Población afectada

Rango de edad – Años

Mujeres

15 a 19 

3

20 a 29

29

30 a 39

23

40 a 49

22

50 a 59

10

60 a 60

3

Mayores de 70

1

Total

91

 

 

Rango de edad- Años

Hombres

1

1

1 a 4

2

10 a 14

1

15 a 19

11

20 a 29

67

30 a 39

63

40 a 49

40

50 a 59

30

60 a 60

10

Mayores de 70

3

Total

228



Publicada por
XIOMARA MONTAÑEZ MONSALVE
Su voto: Ninguno (6 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
CRUZ ROJA
Sorteo del 22 de Abr
3
2
4
5
MOTILON NOCHE
Sorteo del 22 de Abr
3
2
5
6
Astro Luna
Sorteo del 22 de Abr
piscis
4
6
1
8

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones