Martes 2 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Región
Patrocinado por:
Jueves 18 de Abril de 2013 - 02:39 PM

El artista tras los trazos y las pinceladas doradas

César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
El artista tras los trazos y las pinceladas doradas
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
La frase “nadie es profeta en su tierra” podría resumir las tres décadas de trabajo de este pintor, hijo de El Playón, cuya carrera se ha labrado en Italia de la mano de grandes artistas y escuelas. Hoy, iniciando una nueva etapa en su tierra, continúa consolidando su trabajo y ocupando un espacio a lado de los artistas más importantes de Santander. Esta es su historia.

Los cuerpos desnudos de hombres y mujeres se visten de dorado que se funde con la piel, hasta inmortalizarlos frente a los espectadores que los siguen en las salas de exposiciones. Según dice José Ramón Tarazona Gélvez, autor de la imagen, su obra da una pelea entre lo antiguo y lo académico, la expresividad y sensualidad, la textura y los craquelados, sin alejarse de lo clásico y encontrándose con el arte prehispánico.

No son simples torsos, rostros o piernas estilizadas las que se encuentran enmarcadas en la obra de este artista santandereano oriundo de El Playón. Son el testimonio de tres décadas de análisis del cuerpo humano, de las enseñanzas de los grandes maestros que tuvo Bucaramanga en la desaparecida Dirección de Cultura Artística de Santander, Dicas, y de otros artistas representativos de la región como Hernando González, Mario Hernández Prada y Óscar Rodríguez Naranjo.

Así ha trabajado este pintor, reconocido por la crítica en escenarios de Italia y concursos internacionales organizados en Europa, que hoy se introduce al mercado anglosajón y que se consolida como uno de los más talentosos en la escena artística de esta ciudad.

En la tierra de los grandes

Llegó a Italia iniciando el siglo, con la idea en la cabeza  de que su viaje aún era un sueño y que no se iba a dar. No miró si era verano o invierno. Sólo tomó su chaqueta, una maleta con algo de ropa y todo el material de estudio que pudo cargar como pinceles, pinturas y suficientes hojas para retratar su nueva vida como artista.

Era época de Navidad, como lo es ahora. Italia era arropada en aquellos años por un duro invierno que carcomía los huesos y también las ideas, como dice este artista, pero él pudo soportarlo. No podía darse el lujo de despreciar esa oportunidad que la vida le había puesto en el camino y que por años había buscado: aprender más de su oficio como pintor en la tierra de los grandes.

Llegó a estudiar a la Academia de Bellas Artes de Frosinone, un lugar ubicado al sur de ese país entre Nápoles y Roma, donde tuvo que superar grandes obstáculos, más allá del duro frío, como fueron el idioma, la desorientación por el cambio de horario y la rigurosidad con la que trabajaban y aprendían los estudiantes del lugar.

Para empezar fueron tres meses como asistente de los talleres de la Academia, luego su estudio se extendió por un año, hasta abrir su taller y analizar la obra de maestros como el escultor y arquitecto Bernini, también llamado el escultor de los Papas, y de Miguel Ángel Buonarroti.

“Me marcó la arquitectura, porque Roma resume muchas épocas, desde la edad media, renacimiento y neoclásico hasta la contemporánea. Estar allí es el sueño de todo pintor y de todo artista”, afirma José Ramón Tarazona.

Uno de los principales admiradores de la obra de este artista santandereano es el cardenal Darío Castrillón Hoyos, quien al llegar a Bucaramanga como arzobispo emprendió una campaña para apoyar el talento local y organizar exposiciones. José Ramón fue uno de los artistas respaldados por el prelado, quien contribuía con los artistas comprándoles obras para su colección personal.

Fue así como este hijo de El Playón fue conocido en Italia, pues al viajar al Vaticano, en Roma, Castrillón Hoyos se llevó algunos de sus cuadros y así le hicieron la invitación para ir a pintar y cursar estudios.

Un nuevo comienzo

Muchos proyectos artísticos quedaron en Bucaramanga luego de su partida a Italia, pero José Ramón no los dejó de lado. El grupo que organizó Castrillón Hoyos le permitió a este pintor y a otros artistas locales crear la Fundación Urantaia, de la que nació un libro publicado en español, inglés e italiano, que fue presentado en la capital santandereana, Bogotá e Italia, según cuenta el artista.

De regreso a Colombia y con la cabeza llena de nuevos proyectos, José Ramón llegó a su tierra. Varios trabajos fueron encomendados, como la galería de exgobernadores de Santander, que es una exposición permanente ubicada en la Gobernación y la sala de expresidentes de la Academia de Historia en la Casa de Bolívar.

Casi una década después, este pintor regresó a Italia con una exposición en la Basílica Romana de San Agapito de Palestrina. Allí presentó ocho medallones, seis de ellos con los retratos al óleo sobre lino de los obispos directores de la diócesis durante el último medio siglo y dos más que remplazaron a los destruidos en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial en Italia.

Es el Premio Internacional a la Profesionalidad en Bellas Artes ‘Rocca D’Oro’, entregado por la organización Líderes de Europa, en Italia, que lo ha consagrado como uno de los artistas hispanos más representativos. En la versión número 21 de este premio, José Ramón se quedó con este importante galardón.

Pero la vida lo sigue enfrentando a importantes retos. Ahora hace parte del proyecto Artistas Visuales Hispanoamericanos que inició como un portal donde los artistas colgaban sus obras y podían contar parte de su trayectoria en Internet.

De esto nació una exposición en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, que José Ramón lidera. La propuesta está a cargo del dominicano Félix Berroa, encargado de hacer la selección de la obras y presentarlas a grandes galerías de ese país.

José Ramón hace parte del grupo de 46 artistas seleccionados para la muestra, de un total de 140 que se presentaron. “El mercado es bueno. Se organizan festivales de arte y los pintores que llaman son de trayectoria y que han expuesto en otros países”, comenta este pintor.

Sobre su paso por el arte y la pintura, José Ramón Tarazona asegura que ha tenido una crítica positiva y de reconocimiento, especialmente, desde el exterior. “El proceso es lento y he empezado a coger mucha fuerza. No puedo negar, en Italia y el exterior mi obra ha sido impactante, como el amor a primera vista. Por ahora continúo con mi trabajo y espero que se difunda cada día más”, concluyó este artista.

Publicada por
XIOMARA MONTAÑEZ MONSALVE
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
Dorado Tarde
Sorteo del 1 de Sep
6
4
0
4
Culona
Sorteo del 1 de Sep
6
7
8
8
Astro Sol
Sorteo del 1 de Sep
virgo
0
5
5
8

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones