Domingo 26 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Región
Patrocinado por:
Jueves 30 de Mayo de 2013 - 09:11 AM

Al rescate de la Casa Clausen en Floridablanca

Mauricio Betancourt/ VANGUARDIA LIBERAL
Casa Cerveceria Clausen Finca La Esperanza
(Foto: Mauricio Betancourt/ VANGUARDIA LIBERAL)
El lugar donde se fundó en 1887 la primera cervecería moderna de Colombia será restaurado y convertido en un hotel ecoturístico. La antigua Cervecería Clausen, también conocida como la hacienda La Esperanza, hará parte del ‘megaproyecto’ Cerro del Santísimo que se construye en Floridablanca. Actualmente en el lugar funciona el Centro de Rescate de Fauna Silvestre de la Cdmb.

El polvo, las extensas telarañas, el excremento de los murciélagos y el sonido indescriptible de unos cuantos bichos dan la bienvenida a la casona principal de la que un día fue la primera cervecería moderna que tuvo Colombia, la Clausen.

Cada paso que se da sobre el piso y las escalera de madera de la casa generan en Vladimir Quintero un sentimiento de nostalgia. El médico veterinario del Centro de Rescate de Fauna Silvestre de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, comenta que nunca conoció la cervecería cuando estaba en funcionamiento, pero lleva varios años trabajando en el lugar y lo considera como un segundo hogar.

Un balcón por el que tal vez Christian Peter Clausen Fangel (danés fundador del lugar) y sus descendientes, entre ellos Jorge Alfonso Clausen –encargado de expandir el negocio–, divisaba el crecimiento de su empresa, en medio de la naturaleza marcada por la altura y la frondosidad de los caracolíes, hoy está a punto de desplomarse.

Pero esto no impide que Vladimir lo frecuente, ya que cada vez que puede liberarse de las cirugías y el cuidado de los animales que permanecen en cautiverio en la hacienda La Esperanza, busca refugio en este balcón.

El pequeño espacio, cubierto por un techo que cuelga de unas cuantas vigas de guadua, le permite apreciar el paisaje y lo lleva a un recorrido por el arte de Segundo Agelvis, ya que las paredes descascaradas y empolvadas del mirador aún dejan ver una cenefa pintada por el artista, que recuerda a los visitantes una época próspera de la región, cuando Santander abastecía de cervezas marcas ‘Pilsen’ y ‘Chivo Clausen’ a varias regiones de Colombia.

El costo de un sueño

Al salir de la vieja casona, se recorren los jardines, se respira nuevamente aire puro y se escucha el canto de las aves. Es hora de sumergirse en las bodegas donde aún se conservan las pailas para la fermentación de la bebida dorada, los hervidores, filtros, temporizadores y prensas que se utilizaban en la embotelladora.

Dice la historia que fue duro equipar la cervecería, que costó sudor, lágrimas y mucha fuerza de las mulas, pues en sus lomos movilizaban la maquinaria, como lo confirma Edmundo Gavassa en uno de sus libros.

De las desaparecidas cervezas ‘Chivo Clausen’ y ‘Pilsen’, que se producían en la cervecería, así como las bebidas ‘Limonada’, ‘Soda’ y ‘Kola Imperial’ o ‘Clausen’, no queda el mínimo rastro en el lugar. Tan solo unas cuantas fotografías que Gavassa conserva con nostalgia.

Una oxidada puerta de hierro, con el símbolo de una ‘B’ recuerda a los visitantes que en 1958, ante la buena oferta de compra de Bavaria S.A., la familia Clausen vendió la fábrica, y que para 1960 ‘el gigante’ de la cerveza decidió ponerle fin al sueño del visionario danés.    

Pero en la memoria de los santandereanos no solo se conserva el recuerdo de esta cervecería. También se evoca la época en que Clausen Fangel y su familia, junto a otros europeos y santandereanos, importaron los primeros aparatos telefónicos, crearon las primeras fábricas de baldosines llamados ‘Estrella Roja’, abrieron ferreterías que importaron por primera vez cemento a Bucaramanga, como la C.P. Clausen, y crearon la empresa de aviación ‘Cosada’.

Los cambios

La hacienda La Esperanza pasó a ser parte de uno de los ‘megaproyectos’ turísticos abanderados por la Gobernación de Santander, llamado el Ecoparque Cerro del Santísimo. Luego de que la Cdmb tuviera los derechos de dominio y propiedad de la antigua Casa Clausen desde 1987, en el emblemático lugar se construirá un hotel ecoturístico, un centro de convenciones, auditorios, restaurantes, zonas de juegos infantiles, parqueaderos, senderos ecológicos y plazoletas.

Además, según el proyecto, la hacienda La Esperanza tendrá una de las estaciones principales del teleférico que llevará a los turistas hasta el cerro, cuya atracción principal será un Cristo de grandes dimensiones.

Carlos Fernando Sánchez Aguirre, gerente de la Corporación Parque Nacional del Chicamocha, que lidera la construcción de la obra del Santísimo, asegura que la arquitectura y diseño de la Cervecería Clausen se conservará en su totalidad y que solo los laboratorios de aguas y suelos de la Cdmb quedarán en las antiguas instalaciones, pues el Centro de Rescate será trasladado a un lugar cercano dentro de la misma finca, que se está construyendo.

“La obra podría alcanzar los 6.000 millones de pesos. La idea es convertirla en un atractivo turístico que conserve la historia y la importancia que un día tuvo este lugar para los santandereanos”, explica Sánchez Aguirre, quien añade que la Alcaldía de Floridablanca será la encargada de adelantar la auditoría en materia de conservación y recuperación de este bien. 

La recuperación de la vía de acceso y el levantamiento de muros para reforzarla y protegerla de la creciente del río Frío, así como la construcción de pozos sépticos para conducir las aguas negras de las viviendas ubicadas en los alrededores de la hacienda son otras obras que también se adelantarán en la zona. “La naturaleza tampoco será intervenida. Eso lo garantizamos. Vamos a conservar la construcción en su totalidad y a restaurar la casona, que se está cayendo y que se encuentra en total abandono”, concluye Sánchez.

Sobre el cerro Santísimo

Esta obra hace parte de los tres ‘megaproyectos’ turísticos que tiene estimado construir y terminar la Gobernación de Santander. Los otros dos son el Acuaparque Nacional del Chicamocha y el Parque Acuático El Lago. En la construcción del Ecoparque Cerro del Santísimo se invertirán 43.000 millones de pesos, que serán financiados en su totalidad con recursos de regalías. Si se tiene en cuenta el monto de los recursos que se girarán este año para Santander, representarían cerca del 50%.

Un cristo de 33 metros de altura y un teleférico de 1.380 metros de longitud, cuya estación estará en la antigua cervecería Clausen, son las principales atracciones que tendrá el lugar para los turistas.

Para resolver las dudas que tiene la comunidad sobre la construcción del Ecoparque y conocer el impacto que tendrá la obra en esta zona de Floridablanca, el miércoles 29 de mayo se realizará un foro en la sede UIS Bucarica, a partir de las 8:00 de la mañana. La entrada es abierta al público.

Publicada por
XIOMARA MONTAÑEZ MONSALVE
Su voto: Ninguno (7 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Patrocinado por:
 
BOYACA
Sorteo del 25 de Oct
5
5
6
4
MOTILON NOCHE
Sorteo del 25 de Oct
0
7
8
7
Astro Luna
Sorteo del 25 de Oct
capricornio
6
8
0
4

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones