Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 08:41 pm
Viernes 07 de Marzo de 2014 - 09:58 AM

“J’adore le français”, la lengua del amor que ha cambiado vidas

Más que un idioma, un cambio de vida para niños y jóvenes de sectores deprimidos de Bucaramanga Todo comenzó como un curso para aprender una segunda lengua, pero según cuentan estos estudiantes, el francés les ha cambiado la vida, los ha hecho soñar y los ha alejado de los problemas sociales de sus barrios.
César Flórez León / VANGUARDIA LIBERAL
Natalia Barco, Britney Dayana Mina, Ángel Pinzón, Edna Sulay Parada, Jeimar Ríos y Britney Ardila Trillos, estudiantes del Colegio Club Unión del barrio San Rafael, en el norte de Bucaramanga.
(Foto: César Flórez León / VANGUARDIA LIBERAL )

Al escuchar a su artista favorita, no dudaron en cantar. No sabían que esa canción era un clásico de la música y menos que la versión original era de Francis Cabrel. Solo mencionaron emocionados “esa es una canción de Shakira. La canta con un vestido lindo y  en otro idioma”, recuerda la profesora Martha González,  docente de inglés desde hace más de 16 años en el colegio Club Unión del barrio San Rafael, en el norte de la ciudad.

Algunos con dificultad y otros con emoción pusieron en práctica lo visto en la clase. Entonaron ‘La quiero a morir’ en francés: “Moi je n’étais rien, ais voilà qu’aujourd’hui, je suis le gardien. Du sommeil de ses nuits, je l’aime à mourir, je l’aime à mourir”.

Martha recuerda que no pensó que el idioma tuviera aceptación en el grupo. Solo tenían una hora de trabajo a la semana, ya que la prioridad era el inglés. Además, no contaba con libros, diccionarios, grabadoras y equipos audiovisuales para complementar el trabajo conversacional y escrito.

Y es que no fue nada fácil para el Colegio Club Unión hacer este cambio. Como muchas instituciones educativas de la ciudad “es invisible”, pese a que lleva más de 40 años  funcionando en este sector, rodeado de expendios de droga, maltrato intrafamiliar, embarazo de adolescentes y deserción escolar.

“No olvido aquellos días cuando los profesores acompañábamos a los niños a la salida de clase. Muchos eran esperados por los expendedores. Los ponían de ‘campaneros’ en las esquinas del barrio para la venta de drogas. Los niños abandonaban el colegio”, recuerda esta licenciada en Idiomas de la Universidad Industrial de Santander.

Ningún obstáculo detuvo a esta profesora. Cada mañana sacaba de su casa una grabadora y fotocopias para compartir en las clases. Por aquellos días la institución no contaba con internet, así que ella descargaba el material para los estudiantes.

Fueron varios años de lucha, de tocar puertas en la Secretaria de Educación de Bucaramanga, de participar en convocatorias y pedir desde equipos de cómputo hasta el arreglo de aulas para impartir no solo las clases de francés, sino de inglés e informática.

En 2011 se enteró del programa ‘Francés para todos’, que cuenta con el respaldo de la Alianza Francesa de Bucaramanga y la Alcaldía. No logró que el Colegio alcanzara la beca ni en la primera ni en la segunda convocatoria. “Era terrible llegar y decirles a los estudiantes que debían esperar un año más”, comenta. Fue en 2013 cuando todos los sueños de esta institución, creada por las damas del Club Unión de Bucaramanga, esposas de los dueños de las tradicionales arroceras que durante años funcionaron en el barrio San Rafael, se hicieron realidad.

En octubre del año pasado comenzaron las clases. 15 de los mejores estudiantes del Club Unión ahora perfeccionan el francés no solo por conocer más de la cultura que dio al mundo personajes como Juana de Arco, el pintor Paul Cézanne, el filósofo Voltaire, la cantante Édith Piaf y la diseñadora Coco Chanel. Ven que el idioma les ha permitido cambiar su entorno, alejarse de la violencia y las drogas, encontrar alternativas de esparcimiento, ser el orgullo de sus padres y por qué no, llegar a la universidad.

En la Medalla Milagrosa

Sábado 7:00 de la mañana y no deja de llover. Poco a poco van llegando a clase  los estudiantes del colegio La Medalla Milagrosa. La más cumplida es Luisa Fernanda que luce su uniforme de diario. 

A las 7:30 comienza la actividad. Amparo Caballero, directora de la Alianza Francesa de Bucaramanga, saluda a los que poco a poco van tomando asiento. “¡Bonjour! Bienvenue à la salle de clase. Avec nous aujourd’hui journaliste Vanguardia Liberal (¡Buenos días. Bienvenidos a la clase. Hoy nos acompaña la periodista de Vanguardia Liberal)”.

“¡Bonjour mademoise! (¡Buenos días señorita!)” contestan en coro los estudiantes. 

Llevan varios meses estudiando el idioma y lo dominan con facilidad. Se les dificulta la pronunciación, pero no se abochornan por esto. Ellos se lanzan a la aventura y se ríen ante la equivocación o corrección del profesor.

Esta institución ubicada en el barrio Porvenir es una de las que más ha aprovechado el programa ‘Francés para todos’. Cuenta con estudiantes que han superado varios niveles exigidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, y que le apuntan al más importante, el B2, que certifica que el estudiante es capaz de entender y escribir textos abstractos y especializados, de interactuar y comunicarse de manera fluida con personas que también dominan el idioma. Además, les permitirá participar en becas de estudio en Francia y Canadá.

Por ahora su principal logro ha sido abrir una exposición de cuadros sobre personajes famosos de Francia, que han sido exhibidos en la Alianza Francesa y la Universidad Udes, con gran éxito.

John Orejarena, uno de los participantes, asegura que le gusta el idioma, porque es variado y por la entonación. Wilmar Cañizales ve en este espacio la oportunidad de alcanzar una carrera universitaria en otro país.

“Algunas personas me dijeron que no me ilusionara con esto, que lo que debo es terminar el colegio y trabajar”, comenta Jorge, pero “el estudio nunca sobra”, añade. Wilmar se ríe al escuchar a su compañero. “A mí me han apoyado mucho en mi casa. Me molestan con el cuento de que “llegó el francés, a ver pronuncie algo”, cosas como esas que la verdad no me molestan”, dice el joven.

‘El idioma del amor’

Son las 3:00 de la tarde y en el Colegio Club Unión la clase de francés del miércoles avanza sin contratiempos. La profesora Martha en compañía de la rectora encargada de la institución, Yolanda Meza, aprovechan para resaltar el trabajo que hacen los padres de familia.

“Algunos estudiantes no pueden ir a sus casas a almorzar y regresar a la clase de francés. No tienen dinero para el transporte. Tampoco para la comida. Entonces, algunas mamás de otros niños los apoyan y les comparten el almuerzo de sus hijos, para que no falten al curso”, cuenta Martha.

El profesor  Mario Fernando Reinoso les da un descanso de 10 minutos. El tiempo es aprovechado por algunos estudiantes para narrar su experiencia.

Jeimar Ríos, de 13 años, dice que este es un idioma atractivo. “J’adore le français (yo adoro el francés), la ‘lengua del amor’ que ha cambiado mi vida”, comenta emocionado.

Ángel Pinzón comenta que los francés son únicos e inteligentes y que eso es lo que más lo motiva a estudiar el idioma. Natalia Barco, de 11 años, aprieta las manos contra su pecho y dice: “Es que la forma que ellos tienen de hablar expresa muchas cosas. ¡Me encanta! No me pregunte qué, pero se escucha tan bonito y me llega al corazón”.

Sus compañeros la miran, se ríen y la respaldan. “Es una oportunidad que le agradecemos a nuestro colegio y a los profesores. Conseguir opciones no es fácil y menos cuando todo cuesta plata, pues ganas nos sobran. Creo que de esta forma podemos poner el mundo a nuestros pies”, concluye Edna Sulay Parada, de 15 años.

Francés para rato

La secretaria de Educación de Bucaramanga, Carolina Rojas, asegura que este ha sido uno de los proyectos más exitosos de la actual administración. “La idea es que este año se incluya a los docentes de los colegios de la ciudad, para que también se motiven en el aprendizaje de este idioma. El impacto que ha tenido es significativo, porque también se refuerza el tema de los valores y la cultura ciudadana”, asegura la funcionaria.

Amparo Caballero, directora de la Alianza Francesa de Bucaramanga, comenta que todo parte de un acompañamiento constante a los estudiantes. “La idea es que el francés vuelva a estar en los programas de los colegios, así como otros idiomas”, expresa Caballero.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
DORADO TARDE
Sorteo del 11 de Dic
0
9
6
9
CAFETERITO TARDE
Sorteo del 11 de Dic
8
4
4
4
Astro Sol
Sorteo del 11 de Dic
piscis
5
3
5
4
Publicidad