Sábado 24 de Septiembre de 2011 - 12:01 AM

Abrapalabra 2011, ¡Buenas palabras, buenas historias!

El Festival Internacional de la Palabra Abrapalabra 2011 traerá 19 artistas de 15 países, de 5 continentes, y se consolida como el festival más importante de Latinoamérica y único dedicado a la palabra en el mundo.
Suministrada   /VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL)

Ciudad Palabra
Los días 30 de septiembre 1 y 2 de octubre, la palabra se vuelve lúdica, alegre, traviesa y dispersa; va y viene durante tres días en el Parque San Pío, donde emerge como fuente desde todos los lugares, en la boca y el cuerpo de más de 300 artistas. Desde la naturaleza misma, se expande vivaz, como traída por el aire o el verde de los árboles para ser compartida en familia. Saltimbanquis, retahileros, adivinos, cuenteros, dicharacheros, juglares, “griots”, titiriteros, actores, bailarines, poetas y cantautores, venidos de todas partes del mundo, realizarán en carpas y espacios abiertos sus representaciones.

Palabras al Parque
Diez parques de Bucaramanga sirven como escenario natural para el encuentro con las historias de espantos, brujas y aparecidos, y aquellas de la literatura que nos regalan la capacidad de sorprendernos. Un espacio para el disfrute de la tarde de domingo en familia. Con esta jornada, los artistas se despiden de la Ciudad.

Muestras Escolares y Universitarias
Durante toda la semana, y en simultánea, tres escenarios de la ciudad, el Auditorio Reynaldo Orduz del Parque del Agua, Pedro Gómez Valderrama de la Biblioteca Gabriel Turbay y el Teatro Corfescu reciben a niños y jóvenes de diversas edades. La entrada es gratuita, previa solicitud de cupos. Además, durante tres días, los artistas invitados a Abrapalabra 2011 se presentarán en seis universidades, para un total de dieciocho presentaciones y se ofrecerán tres conversatorios con artistas de América, África y Europa que compartirán sus experiencias.

Gente de Palabra
Tres narradores por noche dejarán huella imborrable de este, el programa central del Festival. Inicia el lunes 3 y termina el viernes 7 de octubre. Todas las funciones son a las 7 de la noche en el Teatro Corfescu, espacio cultural recién recuperado y considerado como uno de los sitios culturales más importantes de la ciudad de Bucaramanga.

Santander, Territorio de Cuentos
Abrapalabra 2011 hace presencia en los municipios santandereanos: California, Barichara Aratoca, Zapatoca, San Gil, Tona, San Vicente de Chucurí, Socorro, Girón, Málaga, Piedecuesta, Sabana de Torres, Floridablanca y Barrancabermeja disfrutarán de las mejores historias del mundo. Este programa se llevará a cabo el domingo 2 de octubre, día en que los cuentos del mundo se toman a Santander para convertirlo en un departamento construido con palabras.

Palabratón de Apertura
El sábado 1 de octubre en el Teatro Corfescu, se reúne por primera y única vez la totalidad de este grupo de narradores para ofrecer una jornada maratónica de cuentos. Cada artista emplea diez minutos de su repertorio para entrar en primer contacto con el público bumangués.

Carnaval de Palabra
Para celebrar el mes del artista nacional, y como fiesta inicial, la palabra se toma las calles. Comparsas venidas de diferentes partes del país y acompañadas por artistas internacionales y locales realizarán un mágico recorrido por distintos puntos de la Ciudad el viernes 30 de octubre, desde la plaza cívica Luis Carlos Galán hasta el Parque San Pío.

Noche de Cabaret
El sábado 8 de octubre, el Ballet de Colombia de Sonia Osorio regala una inolvidable noche cultural a Bucaramanga. En la plaza cívica Luis Carlos Galán, más de ochenta artistas, entre bailarines y músicos, harán un recorrido por las historias danzadas que dan origen a nuestras tradiciones musicales y a nuestra identidad.

“El Festival mantiene un buen público, especialmente un público educado, con criterios sobre lo bueno y lo malo, y con capacidad para escuchar”.

Testimonio

Sandra Barrera
Directora general de Corfescu
¿Qué significa abrapalabra para la cultura santandereana? Es el espacio cultural por excelencia, para que los ciudadanos se encuentren alrededor de una manifestación elemental de todas las culturas, la palabra, la base y la esencia del ser humano, que nos hemos construido de palabras, y el Festival es el punto de encuentro para compartir espacios comunes. En el Festival se encuentra la gente para el acto simple de escuchar, que casi no sabemos hacerlo ya, y que este año haremos en muchas lenguas, puesto que la gente tendrá la oportunidad de oír las palabras mucho más allá de las palabras mismas, como hace mucho tiempo hacían los abuelos y los papás con nosotros.
¿Cómo ha sido la respuesta de las instituciones del Estado ante una propuesta de esta magnitud? En el tema regional, departamental y municipal el Festival ha tenido altos y bajos. Tuvo acogida cuando nació, y en el Departamento se ha mantenido, pero en las administraciones de Iván Moreno y de Honorio Galvis desapareció de la agenda. Ahora, estar amadrinado por la Cámara de Comercio ha facilitado las cosas y le ha dado mucho nivel al Festival. Hoy, tanto el gobernador, Horacio Serpa, como el ex alcalde, Fernando Vargas, han sabido darle la importancia que se merece. Ellos entendieron esa importancia que el Festival tiene en nuestra región.
¿Cuál es la respuesta de la gente? Del público en general ha sido muy buena la respuesta, aunque en los últimos años ha bajado mucho, porque la gente comenzó a concentrarse en otros elementos y en otras circunstancias que la dispersaron de las actividades importantes; precisamente la idea del Festival es lograr que la gente vuelva a los escenarios, que vuelva al teatro. El Festival mantiene un buen público, especialmente un público educado, con criterios sobre lo bueno y lo malo, y con capacidad para escuchar.
¿Por qué cree que se presentan situaciones como las que tuvo la feria de Bucaramanga? El problema fundamental es que la gente asocia ‘diversión’ con ‘licor’. A veces, se les da más importancia a los espacios de la rumba que a los espacios culturales, cuando se trata de encontrarse tranquila y relajadamente. La gente cree que únicamente se disfruta de la vida bailando y bebiendo, como si la diversión únicamente estuviera ligada al trago, y vea, después de veinte minutos sin trago, la gente comienza a percibir lo bueno de estas actividades verdaderamente culturales.

“A veces, se les da más importancia a los espacios de la rumba que a los espacios culturales, cuando se trata de encontrarse tranquila y relajadamente”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Rostros ‘iluminados’ llegan para impactar

Para 2018 la tendencia en maquillaje la marca el strobing.

Publicidad
Publicidad