Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 09:35 pm
Jueves 12 de Abril de 2012 - 12:01 AM

¡Arriba!

Casi todos los días, la vida nos sorprende. Por muy exitosos que seamos, en algún momento podemos tropezar. Lo más preocupante es que, también con relativa frecuencia, no estamos preparados para enfrentar tales vicisitudes.

Si cae, le corresponde levantarse. Es más, así no haya tropezado, debe tener presente que la vida le obliga de manera constante a renovarse.
Todos, en algún momento, hemos sentido que de pronto la vida se nos frena dentro de nosotros mismos. Cuando nos sentimos así, solo nos restan dos opciones: quedarnos quietos o levantarnos.
La Página Espiritualidad le recuerda que todo pasa “para algo”. Muchos han renacido de entre las cenizas y, después de aquellos malos pasos que dieron, reconocen que todo fue para bien.
Muchas veces lo que es verdad ahora, puede ya no serlo después.
La verdad es que el mundo está en permanente cambio, así usted insista en quedarse aferrado a las cosas materiales que tiene.
Hoy puede ser un buen día para recomenzar; de manera especial si viene de trastabillar. Si lo piensa de una manera detenida, eso puede ser un comportamiento sano.
Pase lo que pase, cada día reinvéntese, diseñe una nueva estrategia, mire las cosas desde otra óptica y, sobre todo, no se ‘arrunche’ a la idea de que no será capaz de levantarse.
¿Cómo hacerlo?
Reconozca que es usted, y solo usted, quien debe elegir sus pensamientos para luego traducirlos a su propia realidad.
Analice por qué se está quedando anclado y vea la manera de desarticular esos comportamientos que no le dejan ver un nuevo amanecer.

Es como cambiar de casa
Imagine, solo por un instante, que se va a cambiar de casa. Con frecuencia, ese tiempo de mudanza suele ser fuerte, pues hay aspectos sentimentales que le impiden decir adiós.
Muchas veces el trasteo nos hace ver en los rincones de la casa que dejaremos los recuerdos de ese ayer que no nos atrevemos a soltar.
Sin embargo, el cambio resulta ser de gran utilidad y, al poco tiempo, nos permite entender que el tener un nuevo refugio fue lo mejor.  
¿Qué está esperando? ¿Dejará que los años mudadizos le den fuerzas para emprender aquel proyecto que tanto anhela?
No se quede sentado dejando que las horas hagan de las suyas para acordarse de vivir. La campana del tiempo se escucha de manera incesante y cada día que pasa suena con más fuerza; no para recordarle que está viejo, sino para anunciarle que es hora de levantarse.

EJERCICIO
Para saber qué necesitamos o qué estamos haciendo con nuestras vidas, podríamos tener en cuenta el siguiente ejemplo:
Cuando un arquitecto o diseñador de edificios observa el resultado de su planeación; es decir, una construcción, y no le gusta como quedó, ¿qué es lo primero que tendría que hacer para cambiar la obra?
¡Pues debería modificar los planos! Es decir, debe replantearse.
¿Qué tal han quedado los “edificios” que ha levantado durante su vida?

¡LEVÁNTESE!
A lo mejor se caerá, tal vez se golpeará y es probable que le vaya a doler. Si eso le ocurre, ¡levántese y vuelva a empezar!
Nadie en este mundo ha sido llamado para amargarse, ni mucho menos fue llamado para quedarse en el suelo después de caer.
Su misión consiste en conquistar.  Y para vencer debe tener la capacidad de hacerlo, entre otras cosas, porque Dios depositó en usted la confianza.
Él ha estado, está y estará a su lado. Así caiga, finalmente le dará una mano: ¡Ya es hora de levantarse!

¡RESTAURARSE!
Busque a Dios en cualquier proceso de restauración que asuma; sobre todo si se trata de su vida.
Usted, en el proceso de sanación, no está solo, Dios siempre tiene para cada quien una mano de apoyo.
Aférrese a Él, de esa manera las murallas de su vida serán reconstruidas y lo mejor será que ellas estarán más fortalecidas que nunca; de hecho, podrá resisitir cualquier ataque que sea lanzado en contra suya.
Ojo: el proceso de restauración es fuerte y lleva su tiempo. Así que no se apresure, ni se llene de ansiedades.
Pero también recuerde que, más alla de que las cosas no se solucionan de la noche a la mañana, tenga la certeza de que usted se podrá renovar.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (885 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Ensalada de lechuga y pepino
Con muchos vegetales, y como proteína el pollo, una buena cena ligera.
Publicidad
Publicidad