Lunes 1 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Patrocinado por:
Domingo 14 de Agosto de 2011 - 12:01 AM

Su rival: La tecnología

Más de una pareja ha tenido discusiones constantes porque entre sus espacios hay algo que se interpone constantemente: la tecnología.

Peor que una tercera persona involucrándose en su relación. Ya su pareja no tiene tiempo para usted, poco hablan, poco la escucha, poco responde a lo que le pregunta, poco la mira. Cualquiera pensaría que se trata de un amante. Pero de lo que se trata es del móvil, la tableta, el portátil, el ipod, la misma consola del video juego. En fin, son cantidad de aparatos electrónicos que la ponen irritable.
Si van en el carro, su pareja no se quita un solo segundo el manos libres. Si llegan a la casa, el móvil termina cerca de la almohada, lo cual además de incómodo es peligroso para la salud. Y es que no bastándole a su pareja tener que responder mensajes cada dos minutos, se levanta y lo primero que mira es el Twitter, el estado del facebook de sus contactos, la información que ubican sus amigos en el pin, antes que darle el beso de buenos días.
Usted ya se siente agotada, pues cuando van a un restaurante no van los dos sino los tres o cuatro, cinco amigos que están conectados al celular. Y siente que reboza la copa cuando su pareja, estando bajo el mismo techo, le pide mediante un mensaje de texto que le traiga un vaso de agua.
La poca comunicación, el poco espacio para los afectos, las caricias interrumpidas tras el molesto sonido de un mensaje pendiente por leer en el móvil, son algunas de las señales que le indican que la tecnología es su gran rival.
Y es que hay estudios que ya manifiestan que los hombres ‘geek’, esos amantes de la tecnología, cada vez están más lejos de conocer las necesidades de su pareja. Sin descartar que pueda ser también la mujer la que se pega a su aparato tecnológico e ignora todo el tiempo al hombre.
Por eso la invitación de Vanguardia Liberal a los lectores es a que se desconecten por un tiempo prudente de la tecnología, se queden mirando a su pareja, le den un beso de verdad y no solo el que trae el emoticón en los mensajes de texto.

Preguntas y respuestas

Ana Juliana Becerra
Psicóloga
¿Cómo saber que la pareja está pasando los límites, respecto a la tecnología?
Cuando no se manejan espacios ni tiempos para tener contacto con la pareja, con la misma familia. Lo mismo cuando se genera una dependencia por revisar el correo electrónico, las páginas preferidas, pues el hecho de no hacerlo lo torna molesto. Si es una persona que no tiene el celular a la mano y se siente incómodo, si ya no es capaz de tener las mismas conversaciones de antes cuando está al frente de esa persona, es señal de que nos estamos equivocando.
¿De qué forma hacerle ver a la pareja su exceso por la tecnología?
Primero siendo sinceros con la pareja y llegando a acuerdos. La pareja debe priorizar, darse cuenta qué es lo más importante para él o para ella, porque a veces se olvidan las prioridades. Para algunos la prioridad termina siendo el trabajo y por eso están conectados las 24 horas del día.
Es lógico que haya personas muy dadas a las tecnologías pero en el fondo no quieren estar solas; hay otras que al contrario sí se aíslan o viven en su computador, o en su celular porque están evadiendo problemas, esquivando a su pareja por alguna razón y hay que hablarlo.
Si prefiero estar con mi computador o con mi teléfono antes que con mi  pareja, empiezo a actuar de manera no adecuada porque no podemos olvidar que todos somos seres sociales.
Así que la pregunta a hacerme es si prefiero hablar por el chat que tener una conversación directa con mi pareja, mirándola a los ojos.

Miguel Ángel Úsuga
Psicólogo
¿Cómo saber si nos salimos de paráme-tros con la tecnología?
Es una situación que se presenta comúnmente con el boom de los blackberry y los Smartphone, pues facilitan la conectividad, nos permiten establecer negocios, estar pendientes del correo electrónico y otras fuentes de información, sean noticias, personas, correo.
Antes te dedicabas a la pareja y ya cuando llegabas a la casa verificabas el correo, pero como ahora lo tienes en el bolsillo, lo haces en cualquier momento.
La desventaja es que puede influir de manera negativa en la vida social, familiar y de pareja, si no se maneja adecuadamente.
Muchas veces no se trata de celos hacia el aparato sino hacia la disminución del espacio y tiempo para la pareja.
Por supuesto es molesto hablar con alguien que está escribiendo en un celular todo el tiempo; incluso ocurre en consulta. Muchas veces están mirando y respondiendo mensajes mientras hablamos.
Sin embargo aún no existe una reglamentación, salvo que sabemos casi que de manera inconsciente que cuando nos subimos a un avión debemos apagar el celular. Pienso que es más un proceso de adaptación para usarlos en el momento adecuado.
¿Qué ejercicios podrían hacerse en pareja para conciliar y no ver la tecnología como la rival de la relación?
Es importante la conciliación, pues lo más perjudicial es convertir a la tecnología en nuestro enemigo. La clave está en negociar, establecer límites, estar dispuestos a permitir ciertas cosas y otras no.
Es posible que haya cosas que no nos gusten y que las pasemos, pero seguro habrá otras que no nos agradarán y no las soportemos. Por eso a veces es bueno ponerle límite a la pareja y decirle: “quiero que evites usar el celular en un restaurante, en una cena romántica, mientras me visitas”.

Alarmas
La psicóloga Ana Juliana Becerra le cuenta cuáles son algunos de los detonantes o las alarmas para empezar a replantear el uso de la tecnología en su vida en pareja.
1. Empezar a depender.
2. No tener variedad en las formas de comunicarse y de relacionarse con las personas.
3. No darle importancia a las cosas que ha dejado de hacer.
4. No priorizar ni ponerse límites.

Ejercicios para ver qué tan dependiente es de la tecnología
1. Pregúntese qué tan dependiente es de sus aparatos tecnológicos. Esté un día sin su computador o sin celular y revise sus comportamientos.
2. Elija espacios donde la tecnología no estará presente. Por ejemplo, su alcoba, un restaurante.
3. Revise qué cosas ha dejado de hacer por estar pegado a sus aparatos tecnológicos. ¿Hace cuánto no ve una película con su pareja, abrazados y sin que nadie ni nada les robe la atención? Evalúe por qué dejó de hacer eso que tanto le gustaba.
4. No se moleste porque su pareja le manifiesta todo lo que le falta de su parte. La disposición es clave.

Si usted necesita decirle a su pareja que está aburrida ante la falta de tiempo o de atención, producto de su gusto por la tecnología, siga los pasos que le da el psicólogo Miguel Ángel Úsuga para que sea asertiva la información y produzca efecto:
1. Manifieste esa dificultad con palabras claras. Diga: “me está molestando esto que está pasando”, “he visto esto”.
2. Manifieste emociones como “me disgusta”, “me siento aislado, rechazado”,  “me pongo triste”, “me siento solo”.
3. Pida cambios en su pareja. “Quisiera que cambiaras esto”, “quisiera que usaras menos tiempo esto”, “quisiera que solo lo usaras en la oficina”, “quiero que cuando estemos compartiendo momentos especiales no revises el correo”, “quisiera que en la intimidad apagaras el celular”.
4. Explique las ventajas, ¿qué pasaría si lográramos acuerdos? “Si cambias ese comportamiento dejaré de molestarte, te recompensaré”.

“La tecnología no es mala, incluso cuando ha tenido que separarse de su pareja ha sido su mejor aliado para acortar distancias. Mire siempre la tecnología con una óptica positiva y ajústela a sus necesidades”:
Ana Juliana Becerra, psicóloga.   

Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones