Publicidad
Mar Nov 21 2017
26ºC
Actualizado 02:48 pm
Martes 04 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

¡Algo se pudre en la nevera!

La comida caliente, lo que dejó de una cena, las frutas que le regalaron, el postre para más tarde y la carne, son alimentos que van a la nevera: una caja que no es mágica y que no conservará todo para siempre. Conozca cómo usarla y sus trucos.
Internet/ VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

Es domingo a mediodía. El día anterior fue de fiesta y por el momento lo único que se le antoja es un desayuno rico que pueda ayudarlo un poco con la resaca que aún queda. Incluso, aunque no haya salido, ese día no se le antoja hacer nada y quiere ver qué puede picar mientras pide el almuerzo.
Abre la nevera con ilusión y qué encuentra: ¡queso, postres de hace una semana, bebidas abiertas y vegetales podridos!
Y no tiene explicación. ¿Qué razón puede dar para guardar en la nevera por más de un mes un alimento que olvidó que tenía y que ya no consumirá? La nevera es concebida por muchos como una cajita mágica que es capaz de guardarlo absolutamente todo por tiempo indefinido. Pero, lo cierto es que la nevera tiene también su modo de uso y sus truquitos para que los alimentos permanezcan frescos.
También seguir la cadena del frío es importante. “Una vez vi un cocinero descongelando un cárnico (sea pollo, pescado, mariscos o carne de res), y lo hacía  al chorro del agua o con microondas: No se debe hacer. Es necesario cumplir la cadena de frío sin romperla. ¿Cómo se debe hacer? Si debe descongelar la carnes, tiene que sacarlas unas horas antes y pasarlas al refrigerador,  así no dañará la calidad del producto y lo mantendrá optimizado hasta su preparación”, explica el reconocido chef Yair Díaz, docente de la Universidad Autónoma de Bucaramanga.
Tenga en cuenta que a los aparatos hay que tratarlos según sus instrucciones. Si decide guardarlo todo sin ningún miramiento, un día de descanso o luego del trabajo abrirá la puerta de ese electrodoméstico y descubrirá que… ¡algo se pudre en la nevera!

Lo que debe saber   
*Nunca guardar los platos de comida cuando aún están calientes.
*Guardar las mismas clases de alimentos en la misma zona, será más sencillo encontrarlos.
*Administre bien el espacio. Todo ordenado para encontrarlo rápidamente.
*Guardar las bebidas en la parte superior (en principio la menos fría) y los alimentos con un apartado especial como huevos, vegetales o carnes.

¿Qué y por cuánto tiempo?
La nevera no guarda todos los alimentos indefinidamente. Tenga en cuenta estas recomendaciones y así conservará mejor sus comidas y ¡ya no se pudrirán en su nevera!
1. Pan fresco: se puede guardar máximo de 3 meses, además no se debe guardar nunca en el refrigerador porque se daña antes. Descongelar a temperatura ambiente.
2.  Galletas caseras: en un recipiente hermético hasta 6 meses. La masa también.
3.  Mantequilla: entre 6 y 9 meses. Dejar en su papel original y luego envolver con papel aluminio o bolsa para congelar.
4.  Quesos: los quesos se pueden congelar hasta 6 meses. Descongelar en el frigorífico para evitar que se deshaga una vez descongelado.
5.  Yogur: se puede congelar durante hasta 2 meses aunque el proceso de congelación provoca cambios en la textura.
6. Huevos frescos: se pueden congelar las claras de huevo (la mejor forma de hacerlo es en una cubitera para hielos. Una vez congeladas se trasladan los cubitos de clara de huevo - una clara por cubito - a una bolsa para congelar). Las yemas no congelan bien y los huevos enteros frescos o duros tampoco.
7.  Fruta: es mejor congelar uva, duraznos, peras y ciruelas en conserva. Los bananos se pueden congelar enteros, o se puede machacar la pulpa, congelarla en una bolsa y luego utilizarla en postres. Frutos del bosque y cerezas se pueden congelar enteras y crudas, primero se ponen en una bandeja para congelarlas de forma individual, luego una vez congeladas, se trasladan a una bolsa o un cajita de plástico hermético.
8.  Zumos: se pueden congelar hasta 12 meses.
9. Jamón: hasta 2 meses, aunque es posible que cambie tanto el sabor como la textura.
10. Carne: ternera, pollo, pavo, cordero, cerdo hasta 4 meses. Envolver en una bolsa para congelar y luego en una capa de papel aluminio.
11. Sopas, caldos y cremas: todo tipo de caldos hasta 6 meses sin que pierda sabor o propiedades. Es preferible congelar en raciones.
12. Verduras: todo tipo de verdura excepto alcachofas y se mantendrán de 8 a 12 meses como regla general sin perder propiedades. Para congelar tomates es mejor cortarlos en cuartos y congelar en bolsas, luego utilizar para guisos, salsas y sopas. No se deben congelar lechugas u otras hojas que utilizamos para ensalada, ya que no solo se ponen flácidas, sino se llenan de agua y pierden su sabor.

La voz de experto
Yair Díaz Uribe

Docente de Gastronomía y Servicio Unab
“La conservación adecuada de todos los alimentos es según su manipulación. Ejemplo: si usted compra 3 libras de carne y la utilizará en tres días distintos, es necesario que realice su porcionamiento a la hora de la compra y de esta forma la envíe al congelador. No es necesario agregarle sal ya que se deshidrata. Lo más importante es utilizar aislante como papel ‘binipel’ o bolsas adecuadas para ello.
Los vegetales y frutas, al contrario, deben estar libres, sin bolsa. Es necesario mantenerlos en un solo nivel de la nevera, ya que la rotación del frio es diferente en cada nivel del refrigerador (entre más arriba el  frio es mayor y abajo el frio disminuye para la adecuada conservación de los vegetales y frutas). Si usted los deja en bolsas lo  más probable es que se dañen, y pierda su dinero.  Los lácteos y carnes frías no se deben quedar atrás… Estos productos son esponjas en la nevera. Si deja un queso abierto lo más probable es que al pasar de los días tenga un queso con manchas, seco y con un sabor desagradable. Lo mismo sucede con la leche: hay que sellar la “boca” de la bolsa para que el olor no cambie y no se contamine.
Si se va a guardar un producto ya preparado es necesario esperar que tome temperatura ambiente y refrigerarlo.

Recomendaciones
Estas son algunas recomendaciones para conservar mejor los productos.
1. La parte más fría de la Nevera es para guardo todo tipo de carnes ya sea pollo, res, pescado (el congelador).
2. En la mitad de la nevera es aconsejable guardar todo lo que sea leche, yogurt y carnes frías (Jamón, salchichas, etc.)
3. En la puerta de las neveras se guardan los huevos, mantequilla, salsas.
4. En las cubetas de abajo se guarda todo lo que tiene que ver con verduras y frutas.
Esta es la forma más adecuada de Organizar los productos en la Nevera, para que todo esté en su sitio y se conserven lo mejor posible.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Ensalada de lechuga y pepino
Con muchos vegetales, y como proteína el pollo, una buena cena ligera.
Publicidad
Publicidad