Publicidad
Mié Ago 23 2017
21ºC
Actualizado 08:42 am
Jueves 13 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

No se convierta en ‘La Grilla’

‘La Grilla’ es un nuevo término nacido en Colombia y usado sólo aquí, que busca denominar a esa amiga parrandera que todos tenemos y que, ni corta ni perezosa, acepta cualquier invitación a salir. Ella aparenta estar feliz y sentirse bien con la atención que despierta, pero en realidad necesita sentirse aprobada.
Internet/ VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

Día de fiesta. Primero irá con unos amigos y amigas, pues quiere que esa noche la cita comience relajada.
Ya todos sus amigos están en pareja, pero su conquista tiene un amigo soltero que necesita una compañía. ¿A quién puede invitar? ¡Claro, a su amiga ‘La Grilla’!.
‘La Grilla’ es un término nacido en Colombia, que ahora es utilizado para llamar a la amiga que no se niega a ninguna rumba, y a la que buscan para que sirva de pareja de un soltero en cada fiesta.
La ven simpática y divertida, como si no le importara nada más que andar de rumba, pero en el fondo esconde una necesidad de aceptación.
“La verdad es que muchas veces no pensaba en cómo se sentía, pero en una ocasión, después de salir de fiesta con unos amigos, ella me pidió que no la llamara más para eso, pues no se sentía bien. Lo malo es que a la próxima rumba la invitó mi novio para que fuera pareja de un amigo y volvió a aceptar”, explica Liceth, una empresaria de 33 años.
‘La Grilla’ sale, baila, sirve de pareja y disfruta cada fiesta, por lo menos en apariencia. Pero, cuando la diversión termina, lo que queda es un sentimiento de vacío.
La amiga ‘Grilla’ de Liceth explicó que en realidad sólo le interesa la rumba. “Sí he escuchado que me dicen la ‘Grilla’, pero a mí no me interesa. Yo no me tomo nada tan en serio, igual es sólo una salida”.
Los expertos piensan, sin embargo, que detrás de ese pensamiento de “sólo me importa la rumba”, algo oculta su comportamiento.  
“No está mal que la rumba no se tome tan en serio, pero si sus amigos la buscan sólo para que le sirva de pareja a alguien o para utilizarla como un elemento más de la fiesta, y ella lo permite, lo que está mostrando es que necesita ser aceptada y deseada por los demás”, explica Camilo Cifuentes, psicólogo de la Universidad de La Sabana.
Si su teléfono celular suena únicamente para emparejarla con alguien o invitarla a rumbas donde su misión sea entretener a otro, puede que la estén convirtiendo en ‘La Grilla’. No tiene que pelearse con sus amigos, pero puede dejarles claro que no desea salir en ese plan.

LA VOZ DEL EXPERTO

CAROLINA DULCEY
Psicóloga
TIps para evitar
ser ‘la grilla’
*Si sus amigas la invitaron a la fiesta y no le contaron que le tenían parejo –y esta situación se ha repetido varias veces-, envíe un  mensaje de texto o un Pin a un amigo suyo y pídale que la llame o pase por usted.
*Para evitar molestias y discusiones en una rumba, cuando está claro que no es el momento y el lugar, dígale a sus amigos que está un poco incómoda, que se va y que llama después.
*No se quede a solas con el parejo que le trajeron, busque estar siempre con sus amigos y hágales ver que no fue una buena idea.
*Si la situación se repite varias veces, en la próxima llamada niéguese a salir e indíqueles a sus amigos que ese plan al que la invitan no le parece interesante.
*Si por alguna razón no tiene el valor de negarse, analice si usted realmente desea estar ahí. Si eso es lo que quiere, examine el rol que está jugando en su grupo de amistades y si vale la pena.   

ISABEL SALAMA
Psicóloga clínica
isabelsalama@yahoo.es
“A todos nos gusta que nos aprueben. La aprobación no es un mal en sí misma; se convierte en patológica cuando es una necesidad en lugar de un deseo.
Es imposible lograr la aprobación de todas las personas en todas las cosas que hagan, ya que todos los seres humanos somos diferentes.
Además, aunque parezca extraño, cuanto más se busca aprobación, menos se la encuentra.
Hay una pequeña fábula que ilustra esto, ya que la ausencia de la búsqueda de aprobación como necesidad podría ser definida como la felicidad.
Un gato grande ve cómo un gatito trataba de agarrarse la cola y le pregunta: ¿Por qué lo haces?
Y el gatito dijo: Porque he aprendido que lo mejor es la felicidad y mi cola es la felicidad.
Y el gato grande le respondió: Yo también sé que mi cola es la felicidad, pero me he dado cuenta que cuando la persigo se me escapa y cuando voy haciendo lo que tengo que hacer ella viene detrás de mí por dondequiera que yo vaya”.

Recuerde que si es tachada de “grilla” no será vista ante los demás con la seriedad que requiere. Mucho menos conseguirá una pareja estable. Aunque no lo crea es necesario mantenerse en estado de “no disponible” si quiere verse interesante para los demás. Sea clara con sus amigas y amigos para que no la tomen como la acompañante de otros.

CAMILO CIFUENTES
Psicólogo
“Las personas que usualmente permiten ser maltratadas o usadas por otras personas pueden reconocerse en algunas actitudes:  
1. Ser demasiado amable y adulador aunque esté en desacuerdo.
2. Hacer cosas para otros, aunque no lo quiere porque no pudo decir que no.
3. Pedir permiso para hablar o comprar para que no lo vean mal los demás.
4. Cambiar de punto de vista para conseguir aprobación.
5. Adular a los demás para que lo quieran.
6. Comportarse de manera inadecuada solo  para llamar la atención.
7. Sentirse infeliz, deprimido o angustiado porque siente que no aprueban lo que dice o hace.
La necesidad de aceptación es una de las necesidades básicas del ser humano y hace parte de la pirámide de Maslow. Esta necesidad es fundamental satisfacerla, aunque también se trabaja un nuevo concepto que tiene más que ver con el interior y con reenfocarlas hacia la autosatisfacción personal”.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad