Publicidad
Dom Nov 19 2017
22ºC
Actualizado 05:05 pm
Martes 18 de Octubre de 2011 - 05:09 AM

Fantasías interculturales

Hay hombres que sueñan tener un encuentro psicosexual con una mujer asiática. Algunas mujeres quisieran experimentarlo con un hombre de raza negra. Y es que esas fantasías interculturales muchas veces vienen cargadas de mitos, por eso es importante ir con cuidado.
Internet/ VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

Los hombres y las mujeres latinas son consideradas personas con mucho sabor, con mucha soltura, swing y chispa. Pero no solo en su vida social sino sexual. Es por eso que más de un extranjero recrea en su mente una experiencia íntima con esta cultura.
De la misma forma, las películas y series de televisión, o las imágenes sugestivas que crean los publicitarios, alimentan esa curiosidad. Por ejemplo, hombres y mujeres de raza negra llevan ese rótulo de buenos amantes.
También se ha recreado esa fantasía sexual de un hombre con una mujer asiática.
Hay mujeres europeas con mentes bastante liberadas que visitan el país para tener no solo unas merecidas vacaciones sino encuentros íntimos con hombres de la costa pacífica y atlántica.
Y es ahí cuando ese contraste entre blancos y negros, mestizos, amarillos, latinos, se convierte para muchos en una fantasía intercultural. Porque es que en cuestión de lenguaje corporal, para muchos, se habla el mismo idioma. Otros, tan solo quieren encontrar las diferencias y experimentar.
Vanguardia Liberal habló con expertos en el tema sobre mitos, fantasías y qué tanto puede llevar la curiosidad a mantener ese tipo de encuentros.

Son experiencias que muchos quieren vivir
Hay quienes no han tenido esa curiosidad de explorar la sexualidad en otros países, con personas de otros idiomas y otras ideologías. Pero están al otro lado quienes se sienten más curiosos, con más intriga y se dejan llevar por esa diversidad. Para muchos se convierte en un factor excitante.
Sin embargo, es normal y nada salido de los cabellos, pues la curiosidad y el deseo de innovar son innatos al ser humano.
Así lo explicó el sexólogo Agustín Herrera de Arcos, manifestando que “es más un espacio de exploración, de innovación, respecto a la sexualidad y punto. Por lo general no trasciende, aunque hay casos específicos en que puede pasar a una relación, a convertirse en parejas”.
Y eso no quiere decir que quien quiera vivir la experiencia es alguien promiscua sino con un alto deseo de explorar.
Pero el profesional no escatima en aclarar que también puede quedar la desazón, el desconsuelo, frente a una expectativa alta que se tenía y no se cumplió.

Preguntas y respuestas

Maritza Gabriela Otero C.
Psicóloga especialista en PNL
¿Qué pasa con las personas que sueñan con encuentros íntimos con extranjeros?
Es natural, es como cualquier otra fantasía. Además, las fantasías sexuales son más excitantes entre más complicadas sean.
Las fantasías siempre surgen de la curiosidad, de hecho por eso es fantasía. Es algo que no conoces e imaginas y quieres saber cómo será. Ahí si diría que depende de lo que quieres, si quieres seguir teniendo una fantasía o tener la experiencia. Lo importante es tener claro qué se quiere y las consecuencias que puede generar.
¿Esas fantasías pueden estar fundadas en creencias o mitos?
Sí, estamos llenos de creencias, sobre todo dadas por películas y mitos. De hecho hay mucha mujer europea que viene a hacer realidad sus fantasías con los negros de Colombia. Todos son creencias y todo mito es curiosidad. Por eso es importante tener claro lo que se quiere, porque todo mito puede ser irreal.
Cuando decides hacer realidad tu fantasía puede pasar que no te guste y que no sea como esperabas y puede que sea lo contrario. 

Agustín Herrera de Arcos
Médico Sexólogo
¿Qué decir de esa curiosidad por la sexualidad intercultural, por saber cómo es en la intimidad otra persona de un país y una cultura diferente al nuestro?
El ser humano por naturaleza tiene una condición de explorar cosas, y en lo erótico sexual es mucho más.
Busca innovar, conocer, tener nuevas experiencias, es algo connatural a la persona. Especialmente aquellas personas que por una u otra razón han vivido en una cultura con estereotipos o limitantes, con lecturas de pronto no muy claras, tienen una expectativa frente a otras culturas.
Está el japonés que se interesa por la latina o el latino que se interesa por la oriental, respecto a lo erótico.
Lo mismo ocurre con la raza negra. Toda esa cantidad de supuestos muchas veces no son fruto de informaciones sustentadas.
Y eso no tiene que ver con que el ser humano tenga una alteración de pensamientos, ni de su forma de percibir la sexualidad. Es simplemente es ese deseo de tener una experiencia diferente y punto.
¿Si existen estudios que indiquen que el desempeño es diferente en la intimidad, de acuerdo a la cultura? ¿Influye la crianza, la mirada frente a la sexualidad, el desarrollo del país?
Sí. Hay estudios socioantropológicos que dan ciertas características a las cultura en lo que tiene que ver con lo erótico. Uno lo encuentra en la cultura japonesa, árabe, en la oriental en general, respecto a la cultura occidental. Hay culturas que son más explícitas, mientras que en Latinoamérica sentimos más recato.
Podemos ver la cultura hindú, el tantra, la forma como ven la sexualidad y como la expresan.

¿De la curiosidad al amor?
En los amores de verano suele evidenciarse mucho este tipo de encuentros. Sobre todo playas paradisiacas, ciudades costeras, o lugares que incitan a innovar.
Es por ello que esos ‘summer love’ terminan en encuentros furtivos, experiencias inolvidables y fantasías cumplidas.
Los expertos opinan que para la gran mayoría la experiencia termina ahí. Pero también hay quienes pueden terminar encasillados y deseando solo a mujeres latinas, o mujeres de países específicos como España.
Otros eligen a esas mujeres debido a su fisionomía. Están aquellas que resultan más atractivas por su voluptuosidad; pero para otros las exigencias son diferentes.
Tal es el punto que hay muchos que tras esa curiosidad terminan estableciendo una relación seria e incluso buscando esposa o esposo en determinados países con culturas específicas.
Según explicó la psicóloga Maritza Gabriela Otero Cabrera, “la pasión es solo una parte del amor y en realidad tiene un periodo de duración corto, es decir, se debilita con el tiempo y la falta de sorpresa”.
Pero la profesional aclara que “para que llegue a ser amor se requieren más componentes, sin embargo, puede pasar que la gente confunda esa pasión con amor y dejen todo por esto. Generalmente cuando se acaba la pasión, hay arrepentimiento y dolor”, dijo Otero. Por eso es importante que no se deje llevar solo por el deseo y la conexión sexual que pudo encontrar.

Es bueno saberlo…
1. No olvide que la curiosidad mató al gato. Así que tampoco demuestre una curiosidad excesiva por tener encuentros íntimos con todas las culturas.
2. No establezca encuentros psicosexuales sólo por dárselas del “duro”, o el “chacho” ante sus amigos. Mantenga un límite siempre y recuerde que toda persona tiene derechos y deberes sexuales.
3. Todas las culturas tienen diferentes miradas de la sexualidad. Es bueno conocer esas diferencias para no llevarse sorpresas.

Publicada por
Contactar al periodista
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad