Publicidad
Dom Ago 20 2017
19ºC
Actualizado 07:21 pm
Miércoles 26 de Octubre de 2011 - 12:01 AM

¿Cómo saber si él está cayendo en depresión?

Contrario a las mujeres, los hombres suelen guardarse todo o buscar ayuda solo hasta el final, cuando están a punto de estallar. Por eso es bueno que usted evalúe a su pareja para saber si ciertos cambios de actitud o de estado anímico son señales de una posible depresión o recaída. Ayúdelo.
Internet/VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Internet/VANGUARDIA LIBERAL)

Irritabilidad, ira y desaliento, son algunas de las características que evidencian los hombres cuando se encuentran en estado de depresión. Y si a eso le suma el desinterés por sus deportes, por su trabajo, la alarma se enciende.
Luego puede aparecer la agresión verbal, el exceso de alcohol, o incluso las drogas. Pero lo que no harán es salir corriendo a contar sus problemas. Muchas veces ni a sus esposas, lo cual requiere casi que adivinar qué les sucede.
Y así como usted sabe que la tasa de suicidios es más alta en los hombres, es importante que esté atenta a las señales para que lo convenza de buscar ayuda a tiempo.

Adiós a los estereotipos
Si usted es uno de los hombres que atraviesa un mal momento y siente temor o no quiere contarle nada a su esposa para no angustiarla, sepa que no está eligiendo la solución más adecuada.
Tampoco se quede callado porque le da pena que sus amigos se enteren de las cosas. No es que deba contarles a todos que se siente deprimido, pero sí a su mejor amigo. Recuerde que no es bueno acumular porque ocurre como una olla a presión; en cualquier momento se estalla.
También es importante que deje a un lado ideas machistas que lo hacen pensar que los hombres pueden solos, que no están locos para ir a un psiquiatra o psicólogo, pues cualquiera puede caer en depresión y no es un pecado.

Diferencias de la depresión masculina y femenina
1. Los hombres proyectan hacia el exterior sus problemas, las mujeres los guardan en su interior.
2. Los hombres culpan a otros por sus problemas, las mujeres se culpan a sí mismas.
3. Ellos se sienten enojados, ellas tristes.
4. Los hombres tratan de provocar los problemas, ellas los evitan.
5. Si el hombre se siente herido ataca, la mujer no.
6. Ellos actúan de manera acelerada, la mujer va con paso lento.
7. Con problemas la mujer duerme, pero el hombre pierde más los patrones sanos de sueño.
8. A los hombres les cuesta verbalizar, a las mujeres no.
9. Ellos se refugian en el televisor, los deportes y el sexo, ella en las amigas.

A tener disciplina en los tratamientos
Para decirle adiós a la depresión es importante tener constancia, disciplina y creer en los tratamientos.
Así que debe animarse a visitar un especialista en el tema, que lo guiará en el proceso.
Lo primero será determinar qué clase de depresión tiene y cuál es su origen. “Puede ser de orden endógeno, es decir, fisiológico, por alteración de neurotransmisores. Normalmente aquí se requiere medicación. Pero si la depresión es producto de alteraciones del entorno como la pérdida de un trabajo, la amenaza de un jefe, un ascenso que no se logró, la pérdida de un familiar, se debe buscar psicoterapia con una persona competente y será suficiente”, enfatizó el psicólogo Víctor Pedrozo.
El profesional explica que debe evaluarse si el curso de la depresión es menor o si es crónica y ha tenido riesgos de suicidio o conductas autodestructivas como el mismo alcohol o las drogas, para lo cual se necesita medicación y un manejo interdisciplinario.

Preguntas y respuestas

Eduardo Navas
Psicólogo www.eduardonavas.com
¿Cómo evidenciar que la pareja, en este caso el hombre, está cayendo en depresión? Es importante entrar a analizar el cambio de comportamientos. Si deja de frecuentar amigos, si se irrita fácilmente, si se ha vuelto introvertido, si antes no tomaba y ahora se refugia en el trago.
¿Por qué  algunos hombres no confían en su pareja o no les resulta fácil de decirles qué les sucede? Algunos porque no se sienten confiados, porque en anteriores oportunidades  la pareja juzgó, porque si en una anterior oportunidad al esposo le fue mal en el trabajo, la esposa reaccionó con frases como “con toda la razón, si no estás concentrado”.
Muchas veces no se cuenta porque no se encuentra una voz de aliento, sino todo lo contrario, la culpa.
Si hay demasiados juicios no se contará.
¿Por qué al hombre le cuesta buscar ayuda profesional? Por la misma barrera del machismo, porque desde pequeños se les enseñó que no lloraran, que eran hombrecitos. Por eso el hombre no quiere evidenciar los problemas ante nadie, para no sentirse débil, o fracasado.
¿Cómo hacerles entender que deben hablar cuando hay tiempo para solucionar el problema y no acumular? Porque los estudios demuestran que los hombres son los que más se enferman de problemas cardiovasculares, debido a eso mismo, a que no cuentan, no exteriorizan; ellos son los que más sufren de infarto y los que más se suicidan.
Es importante que los hombres entiendan que necesitan válvulas de escape, que no es debilidad, que son seres humanos y que es demasiado importante la ayuda profesional.

Henry Giovanni Rincón
Psicólogo clínico
Las mujeres suelen exteriorizar más, los hombres al contrario reprimen sentimientos. ¿Cómo decirles a ellos, a los hombres, que es importante que hablen a tiempo de lo que les sucede y no esperar hasta que no puedan más con los problemas? Si la inquietud es de qué manera abordar el tema de la expresión de los sentimientos negativos por parte del hombre, se debe hacer desde estrategias propias de la comunicación asertiva, como el reconocer en los hombres el porqué de dicha predisposición y con un tono de voz adecuado en el que el hombre no atribuya ninguna agresión por parte de su pareja.
Así mismo evitar el uso de paradojas o sarcasmos para llevar a que ellos manifiesten sus problemas, pues esto deteriora las interacciones humanas bajo cualquier contexto.
¿Cómo abordar al hombre en problemas? ¿Cómo hacerle ver que debe buscar ayuda?
Lo mejor es desde un plano asertivo, además es importante tener en cuenta que la mujer se encuentra ante un ser altamente vulnerable por su estado de ánimo depresivo que puede llevar a que la sintomatología empeore y se presenten con más frecuencia los pensamientos recurrentes de muerte por sentirse inhabilitado para afrontar la situaciones propias de una psicopatología tan compleja como esta.
En últimas, lo asertivo debe recrear espacios de confianza en que el afectado puede superar la depresión pero desde un papel activo y de autodeterminación.
Pocos hombres visitan un psicólogo o médico psiquiatra, por temor a sentirse débiles, vulnerables o creer por conceptos machistas que no deben buscar ayuda. ¿Qué decirles al respecto?
Que para eso se hizo la ciencia y que profesiones como la Psicología y la Psiquiatría se crearon por el hombre para ayudarlo y mejorar su calidad de vida; por otra parte la biblia también cita que los médicos son importantes.
En el caso nuestro, los profesionales de la salud mental también son instrumentos de Dios para ayudar a las personas; menciono esto último como posible alternativa en caso de que la persona sea creyente.El tema aquí es la concepción cultural y los estereotipos sociales de las enfermedades mentales, que llevan a determinar actitudes y esquemas mentales negativos acerca del paciente psicológico, la psiquiatría,  la psicología y sus modos de operación que se dan bajo una supuesta base de autonomía en el manejo psicológico, razón poco cierta, pues es algo que se ha salido de control y  necesita orientación e intervención terapéutica y farmacológica, en algunos casos según la valoración psiquiátrica y psicológica que se dé.

Víctor Pedrozo
Psicólogo
Las mujeres suelen exteriorizar más, los hombres al contrario reprimen sentimientos. ¿Cómo decirles a ellos, a los hombres, que es importante que hablen a tiempo de lo que les sucede y no esperar hasta que no puedan más con los problemas?
El problema de las situaciones mentales es que el primer paso es reconocer que se tiene el problema y casi siempre hombres y mujeres, tienen ese problema de no reconocer. Para esta cultura ir al psicólogo o psiquiatra no es fácil.
Otra razón es que muchos hombres están deprimidos y no lo saben, están irritables, intolerantes ante las cosas más mínimas pero creen que es solo eso.
¿Cuáles pueden ser esas señales que deben tener en cuenta sus parejas para evaluar si ese hombre está con síntomas de depresión?
La persona tiene una visión negativa ante la vida, nada tiene sentido, se queda en frases como “no sirvo para nada”, “soy bruto”, se tiene una visión muy pobre del futuro y de sí mismo, todo es oscuro, nada es suficiente, todo es malo.
Otros síntomas son llanto fácil, introversión, tendencia a dormir mucho, a no querer salir, al contrario, a estar sumergido en el trabajo para no reconocer ningún problema.
Está también el que tiene cambios conductuales visibles, como el hombre que va al bar con mucha periodicidad, otros optan por cosas más complejas como las drogas, porque piensan que cuando están bajo el efecto de esas sustancias se sienten bien.
De identificar esas señales, ¿qué debe hacer la pareja? ¿Cómo abordar al hombre en problemas? ¿Cómo hacerle ver que debe buscar ayuda?
Lo primero que hay que hacer es hacerle sentir al individuo que enfermarse no es nada del otro mundo, que lo que se precisa es ayuda profesional para que no se torne hasta un punto inmanejable la situación.
 Pocos hombres visitan un psicólogo o médico psiquiatra, por temor a sentirse débil, vulnerable o creer por conceptos machistas, que no debe buscar ayuda. ¿Qué decirles al respecto?
Dentro de la familia siempre habrá alguien, sea la mamá, la pareja, el hermano mayor, el tío, que puede influenciar o es escuchado más por esa persona que está en depresión. Quien tenga ese poder de influenciar sobre el hombre en estado de depresión, debe hacerle ver la importancia del apoyo de esos personajes que le ayudarán a salir de la crisis. A veces con la ayuda del cónyuge es suficiente.

¿Qué debe hacer como pareja?
El profesional Eduardo Navas explica los pasos que debe tener en cuenta una mujer si identifica que su pareja está cayendo en depresión:
1. Deje de ‘alegar’ y dialogue. No pelee, no discuta, no se haga películas en la cabeza creyendo que su pareja está rara porque tiene a alguien más, porque usted es la razón de ese estado o porque le está ocultando algo.
2. Póngase en el lugar de su esposo. Cree una atmósfera de confianza para que el hombre se sienta con la comodidad de hablar. De hacerlo, seguro hablará y se abrirá fácilmente a lo que le sucede.
Busque la opinión de un experto, para que le ayude a resolver el  problema.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Arroz con coco tradicional
Un plato típico de la costa caribe colombiana.
Publicidad
Publicidad