Publicidad
Sáb Oct 21 2017
25ºC
Actualizado 03:15 pm
Miércoles 08 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Traductor para entender los mensajes masculinos

O las coge en el aire o utiliza un decodificador del mensaje. Muchas veces hombres y mujeres utilizan frases de cajón como si se tratara de consultar el manual perfecto para no poner la cara o desviar la información. Es ahí cuando usted debe conocer qué quieren decir ellos detrás de cada frase.

“Vivamos el momento”, que claramente es “sin compromisos”.
“Ven hablemos” que puede ser “arreglemos las cosas en la intimidad y no más cantaleta”.
“No quiero hacerte daño” que puede ser “sabes mi situación, a qué estás dispuesta”.
“Esta noche estoy ocupado” que significa “tengo planes con otras personas”.
Lo anterior son tan solo algunos de los mensajes que puede emitir un hombre, pero quizá uno de los más frecuentes es: “no eres tú, soy yo”, cuando ni siquiera es él ni ella, sino “otra”.
Así que es bueno que traduzca lo que quieren decir.
Muchas veces pareciera que hablaran en clave ‘morse’, otras veces en mandarín o alemán. Pero recuerde que sí hay algunas frases bastante particulares que usted debe conocer para que no termine confundida creyendo lo que no es.
De igual forma está en usted empezar a encarar, confrontar, preguntar, si quiere que esa persona le diga las cosas como son y no se escude en frases repetitivas.
Recuerde que esa persona puede acudir a ellas pero está en usted acabar con esa forma de manipulación.

Preguntas y respuestas

Juan Manuel Blanco
Psicólogo y asesor de proyectos de vida ‘Disoñar’
 ¿Por qué a veces se acude a este tipo de frases de cajón? Acudimos a frases de cajón porque los seres humanos somos seres sociales. Sabemos que decir las cosas tal y como las pensamos puede herir a otros, por eso elegimos esa manera de comunicarnos. Son códigos sociales que permiten crear diplomacia en las relaciones y ahorran tiempo de racionamiento. Pero lo cierto es que pudiéramos explorar formas más internas para decir lo que pensamos de forma respetuosa, sin embargo somos perezosos y caemos en clichés. Tenemos pereza emocional, pereza del raciocinio y por ende, preferimos crear esquemas para ahorrar neuronas.
¿Cuál debe ser la mejor forma para no hacer traducciones erradas de lo que nos dicen? Como seres sociales siempre vamos a utilizar esquemas que nos permitan ser aprobados desde los códigos sociales. Pero es bueno en nuestras relaciones comunicarnos interiormente de forma sincera y honesta, para que podamos ser honestos con los demás. Cuando alguien nos quiera decir cosas y nosotros identifiquemos que no es capaz o lo dice por medio de clichés, podemos ayudarle a partir de comentarios claros como “dime con sinceridad qué es  lo que deseas o  lo que pretendes, incluso lo que quieres”. Es bueno evitar hablar por ellos o ellas; es mejor que sean ellos o ellas quienes nos digan lo que sienten, así se dé en otro momento.

Eduardo Navas
Psicólogo social
¿Qué decir de frases como “vivamos el momento” cuando quiere decir, sin compromisos o “no eres tú, soy yo” ? En ese tipo de ejemplos evidenciamos algo en particular y es querer ocultar algo. Entonces es más ese miedo a que los descubran. Ese tipo de frases los hacen tapar la realidad o les permite encubrir una mentira. Otras veces es más una forma sutil de decir la verdad. Pero las personas a pesar de que saben la verdadera razón no la quieren aceptar.
¿Si una persona está aburrida de escuchar ese tipo de frases, cuál debe ser la posición a tomar? Primero debemos saber que quien utiliza ese tipo de frases le falta madurez. Las cosas se deben decir como son, entonces lo que hay que abordar en ese tipo de casos es pedirle al otro que sea maduro y hable del tema como es. Sin embargo, el principal error es que mucha gente no es capaz de abordar la situación y prefiere ocultar la verdad. Así, permiten caer en ese juego que el otro propicia y no afrontan la verdad.
¿Cuáles son las principales consecuencias de aceptar estos juegos? La persona que cae en el juego tiende a ser manipulada por el otro, porque en algún momento le dirá “yo te lo dije, te lo di a entender”. Lo anterior puede generar que la persona sienta que pierde la fe en sí mismo. 

Frases de cajón de ‘ellos’
Las mujeres podrían hacer un manual completo de las frases que utilizan algunos hombres para salir sin compromisos, para dejar claro desde el comienzo sus pretensiones, incluso para terminarles.  
Estas son algunas de las más usadas, así que es hora de que usted analice cuántas le han dicho y aplique de inmediato el traductor de mensajes que no es más sino decirle a esa persona de frente “sé claro, dime sin titubeos ni maquillando las cosas qué quieres decirme”.

1. Tomémonos las cosas con calma
Esta frase tan particular podría aparecer justo cuando usted quiere dar un paso más serio hacia el compromiso. Quizá hablar del matrimonio puede llevar a su pareja a buscar en el manual una frase que aparentemente resulta tranquila, relajada, pero que en el fondo quiere decir “no me presiones”, “no estoy preparado”, “es apresurado”. Cuando no se habla de manera clara sobre este tipo de temas que son tan trascendentales, puede terminar perdiendo la relación. Si se necesita tiempo para pensar, para lograr otro tipo de objetivos individuales, se debe decir así y no pronunciar una frase que espante a su pareja, porque en el momento de traducir puede entender que usted no la ama realmente o no está convencido de que ella es la mujer que usted ha elegido.

2. Te llamo un día de estos
Quizá es una de las frases más diplomáticas para decir “no me gustaste mucho”. En otra oportunidad, en otra ocasión, quizá más adelante, puede resultar bastante dolorosa para la cita que acaba de tener. Pero la frase “te llamo un día de estos”, aunque no es la más cordial del mundo, sí deja una puerta abierta, donde quizá no la hay. Y quizá esa persona se quede alimentando una esperanza de algo que no es. Recuerde que no todas las personas cogen las ideas en el aire. Lo mejor es que usted pueda ver a esa persona como una opción de amistad, pero lo deje claro desde el comienzo.

3. ¿No tienes hambre?
Cuando aparece este tipo de frases justo en el apartamento de él o de ella, puede ser señal de que ese hombre tiene hambre, pero no quiere preparar nada y estaría dispuesto a dejarse ‘consentir’ de su pareja con un delicioso platillo. Pero no la enviará de inmediato a la cocina, por supuesto, salvo con esa particular frase. Puede tomarlo con calma, si le gusta la cocina quizá se entretenga preparando algo delicioso mientras él disfruta su partido o su película. O para ser más práctica, tomar el teléfono y pedir un domicilio. No es causal para molestarse, pues es una frase bastante inocente.

4. ¿No estás cansada?
Es un sutil “quedémonos en casa”. “No quiero salir”, “estoy tan cómodo en este momento que lo que menos quiero es tener que vestirme y salir”. Así que tiene dos opciones, dice que está cansada porque así lo es y no todas las veces está para vivir una noche muy social, o está en todo su derecho de manifestar que quiere hacer algo y que ya llevan varios fines de semana encerrados. La mejor opción es negociar y así los dos están contentos, él se queda en casa y usted decide salir con sus amigas, y se acabó el problema. Recuerde que la vida es para ser práctica.

5. “Veamos una peli en casa”
Más de una persona sabe que este tipo de invitaciones, justo durante las primeras citas, se convierte en uno de los espacios más comprometedores. Por favor, deje a un lado la inocencia, seguro no se quedarán solo comiendo crispetas, sino que habrá espacio para algo más que un beso. Un lugar muy íntimo, solos, una película y la cama para arruncharse, propicia un encuentro diferente a si estuviera en cine rodeada de cantidad de personas. Así que si usted decide aceptar la invitación, sepa que ya lleva implícito algo más que hablar del director, los personajes y el hilo conductor.

6. “Él no te merece”
Quizá no la merezca su ex pero este amigo que acude a la particular frase ‘Él no te merece”, está diciéndole, casi que de frente, pero yo sí y aquí tienes no solo mi hombro para llorar”.

7. “Ven, hablemos”
Recuerde que a muy pocos hombres les gusta hablar. Sentarse y escuchar su “cantaleta” como ellos mismos le dicen, resulta bastante aburridor y desgastante. Por eso cuando un hombre quiera hablar, aproveche al máximo esos minutos.
Otros cuando acuden a “ven hablemos”, es dame un beso y dejemos que nuestros cuerpos solucionen el impasse. Si usted quiere puede disfrutar el momento, dejar a un lado esos discursos aburridores, pero después sí debe abordar el tema, sobre todo cuando se trata de cosas realmente trascendentales. Si al contrario, es una tontería, algo sin sentido, de verdad es bueno que evite extenderse en el tema.

Para tener en cuenta
1. No dé espacio para las malinterpretaciones. Siempre que emita un mensaje busque que sea claro.
2. Si usted es quien escucha ese tipo de frases sin fundamentos, lo mejor es que pida argumentos. Busque que le expliquen.
3. No responda jamás por el otro. Está en usted escuchar de boca de los demás lo que quieren decirle. Usted no está para jugar a las adivinanzas.
4. Si usted es el que acude a ese tipo de frases pregúntese: ¿por qué es que acude a ellas? ¿qué es lo que le genera miedo?
5. Antes de hablar tómese un tiempo para pensar qué dirá. No olvide que todo lo que diga debe ser asertivo. Decir la verdad tampoco es cuestión de herir y hacer sentir al otro pisoteado.
6. Si usted es quien escucha ese tipo de frases y las aprueba, pregúntese por qué no encara la situación, por qué acepta lo que le dicen, no entra en detalles, deja todo de manera superficial. ¿No es mejor saber la verdad de antemano?
7. Si usted aceptó en alguna oportunidad ese tipo de frases, aún sabiendo la respuesta y el mensaje implícito que traían, ¿cree que después de que salió lastimado es hora de pedir explicaciones?

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Pechuga de pavo rellena con quinoa, champiñones y tocineta
Pechuga de Pavo, rellena con mezcla de Quinua, Champiñones y Tocineta. Para aquellas ocasiones especiales.
Publicidad
Publicidad