Publicidad
Vie Sep 22 2017
27ºC
Actualizado 10:56 am
Lunes 13 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Niños precoces: ¿Cómo abordarlos?

Muchas padres quedan aterrados y casi que de una sola pieza cuando ven que su hijo pequeño tiene pensamientos sexuales y que no están acorde a su edad. El placer, los temas de pasión y las miradas coquetas los hace pensar que sus hijos son precoces.

¿Ha visto que su hijo de cinco años acaricia sus genitales manifestando su placer, y eso le aterra pues considera que es muy corta su edad para hacerlo?
Ante ese tipo de comportamientos las primeras reacciones de los padres serán: “¿a quién viste haciendo eso?”, “está prohibido que lo hagas”, “eso está muy mal, dónde lo aprendiste”, “qué amigo te enseñó ese tipo de cosas”.
El hecho de no saber cómo actuar los lleva a manejar las cosas con impulsividad, a señalar, a juzgar, a satanizar, a dejar volar su imaginación y aterrarse creyendo que alguien más les enseñó, pero no a buscar la asesoría adecuada para entender hasta qué punto hace parte de la exploración natural del cuerpo o hasta qué punto es necesaria la atención adecuada a cada caso.
Expertos consultados por Vanguardia Liberal explicaron que no son pocos los casos ni las angustias de los padres por este tema.
Es importante que analice el caso con un experto y que no se deje llevar por la impotencia o el susto, sino que aborde la situación con las herramientas adecuadas.
Los expertos consultados invitan a que usted empiece por definir en qué sentido su hijo puede ser precoz. ¿En la curiosidad? ¿En el deseo? ¿En la práctica? Y ¿Precoz para qué?

Si usted quiere despejar ciertas dudas, es bueno saberlo
• A los 5 años inicia el interés por la diferenciación de la anatomía entre hombres y mujeres y cuando se descubre la diferencia en los genitales se estimula la curiosidad de su uso y allí empiezan las sorpresas porque siempre habrá alguien que tenga una historia para contar del cómo descubrió la sexualidad y su uso.
• A los 5 años hay un interés en la diferenciación de la anatomía del área genital y eso produjo en el análisis de Sigmund Freud que se diera la percepción de que las niñas tenían envidia por el varón, porque ellas no tenían pene.
• Que los niños menores descubran la actividad sexual de los adultos y tengan curiosidad por dichas situaciones significa que la inteligencia y la curiosidad puede ser guiada hacia cualquier tópico de las actividades humanas y la sexualidad.
• Muchas veces por abordar la sexualidad como tema tabú hay niños que terminan despertando más curiosidad porque lo prohibido genera mayor interés.

Preguntas y respuestas

Agustín Herrera de Arcos
Médico sexólogo
¿Cuándo estamos hablando de precocidad sexual en los niños? “No podemos hablar de precocidad en lo que tiene que ver con la sexualidad infantil, porque el niño desde que nace empieza a tocarse su cuerpo. Eso es parte de su naturalidad, y cuando llega por los seis o siete meses, puede que toque sus genitales y sienta placer. Él notará que algunas partes le producen más placer que otras.
De manera progresiva irá explorando algo que es natural y no necesita una interpretación más allá de lo que es crecer y desarrollarse de manera natural.
El niño explora y en la medida que van explorando va tocando partes más agradables.
Así que no se puede hablar de precocidad cuando el padre encuentra a su niño tocándose.
¿Si el padre ve a su niño o niña tocándose, cómo debe abordarlo? Es tan sencillo como preguntarle ¿qué te ocurre? Seguro él responderá que se está tocando. Así que tanto la pregunta como la respuesta es sana. El padre podrá decirle ¿Por qué te tocas? Y él dirá “porque me gusta”. Eso está bien.
Lo importante en ese caso es que el padre aproveche para orientarlo desde temprana edad en su sexualidad, que le diga que debe tener cuidado al rozar sus genitales y no maltratarse, decirle que a medida que vaya creciendo deberá cuidarlos más. Es preguntarle también por otras partes del cuerpo, por sus manos, que también debe cuidarlas, y así con todo su cuerpo.
Sólo así se podrá ir construyendo su identidad masculina y femenina y se evitarán falsos imaginarios.
¿Qué no se debe hacer? El padre no puede llenarse de temor y gritar a su hijo o castigarlo, pues eso sólo le generará rechazo a su cuerpo. No podemos negar que el cuerpo produce agrado.
Y el problema es que si se le bloquea, el niño podrá hacerlo a escondidas o quizá no lo haga más, pero se sentirá más adelante frustrado y eso lo notará en su adultez.
¿Y si el niño lo hace de manera continua? Es probable que lo haga de manera continua pero no nos demos cuenta. Ante eso es decirle tan solo que se cuide, pues no podemos inhibirlos.
Hay niños que tienen un desarrollo erótico más temprano respecto al significado de placer que debe estar por encima de los nueve a diez años y es ese deseo franco de la caricia sexual.
Podríamos decir que serían precoces aquellos que se ven continuamente viendo revistas, observando escenas por televisión, viendo videos en internet, y por eso es tan importante tener cuidado como padres respecto a los medios de comunicación.
Sabemos que los niños ingresan a internet y ponen una palabra, la que quieran, y aparecerán imágenes y videos.
No podemos olvidar que los niños son curiosos por ese deseo de explorar, por eso se meten donde no deben, quieren conocer el órgano genital, ver cómo es una mujer desnuda. Lo importante es que los papás estén a su cuidado.
Y cuando se ve al niño en esa escena es cuando se le debe decir que tiene cinco o seis años y que es pequeño, y mostrarle todas las páginas de internet infantiles que haya y seguro eso llamará demasiado su atención.

Cómo abordarlo sin que se salga de las manos
La pregunta de los padres es: ¿cuál debe ser la forma de abordar la situación, por ejemplo, si el papá nota que el niño a los cinco años o seis ya se está masturbando?
Para el psiquiatra y sexólogo Camilo Umaña, estas son algunas formas de enfocar dichos compotamientos:
1. Cambiarle de actividades si se les descubre, ya que esto le permitirá al niño o la niña que se ocupen de otras cosas y no se refuerce dicha actividad.
2. Todo termina pasando lentamente mediante diálogos abiertos al respecto. En niños más grandes se debe hablar claramente y hacerles entender la inconveniencia de dicha conducta a destiempo.
3. Todo tiene su momento y todo tiene su lugar. El explicar con formas desprevenidas y sin tapujos permite crear un espacio de diálogo que si es aprovechado por los padres mejorará la relación con los hijos a largo plazo.

En la ducha con mis papás
Agustín Herrera explica que es importante aprovechar la ducha para hablar, para resolver las dudas de los niños. “Los padres tienen que mostrarles a ellos su cuerpo, y así el niño no preguntará donde no debe.  Se debe hablar de los genitales, del tamaño,  que aparecerá vello cuando estén grandes y seguro, una vez que se explique no volverán a centrar su atención en eso porque es natural. Es así como nos podemos convertir en verdaderos orientadores”, dijo Herrera.

¿Alarma?
1. Si su hijo está buscando más allá, en libros, en la  televisión, en revistas, en videos, y estimulándose con esos contenidos, hay que hacer un seguimiento y preguntarle de manera directa pero tranquila qué busca.
2. Si el niño lleva en su cuaderno del colegio la foto desnuda de una mujer, los padres pueden apoyarse en las psicólogas de los colegios para que el niño reciba orientación. Es importante que el padre aplique el sentido común.

Preguntas y respuestas

Camilo Umaña
Psiquiatra y sexólogo
¿Cuándo podemos estar hablando de niños precoces en el aspecto sexual? Un niño precoz es un niño enterado antes de la pubertad e interesado por dichas actividades y si se acompaña de actos inadecuados como hacer piropos y tocar a personas, será clasificado de ser una persona con una actividad normal a destiempo.
¿Qué no deben hacer los papás tras analizar ese tipo de situaciones en sus hijos? Hacerles sentir culpas, tratarlos con palabras que generen clasificaciones inadecuadas como “perverso”, “degenerado”, “pecador”, “diablo”, realizar castigos por dichas conductas. Este es un tema para educar, no para fustigar.
¿Qué decir si son otros niños amigos del hijo o la hija los que incitan a ese tipo de comportamientos? Significa que los padres los han dejado sin vigilancia y el dejar a los niños en formación sin vigilancia y control es la arena en la cual los abusadores entran a cultivar.
Recordemos que todo abuso sexual en la gran mayoría de los casos proviene de personas cercanas al niño/a, por lo tanto estar atentos y vigilantes de nuestros menores es adecuado.El diálogo es una medida que permite entender qué fue lo que sucedió y qué medidas se deben tomar para mejorar un camino errado.
¿Se debe retirar la amistad, hablar con los papás del otro o cómo actuar? Estamos para criar y educar propios y ajenos. Todo caso tiene su norma y su excepción, pero en términos generales es preferible que sea un diálogo constructivo y evocador de crecer y establecer que las conductas problemáticas pueden ser orientadas y fomentadas hacia un camino adecuado como lo puede ser el desarrollar un camino de la sexualidad adulta responsable y bajo parámetros morales adecuados al medio en que vivimos.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (6 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Dulce de manzana
Para cortar la sal, un sencillo postre con todo el sabor de la manzana.
Publicidad
Publicidad